Edición Impresa, Política

Meritorio

Macri: “Los trabajos no se generan por casualidad”

El presidente agradeció a las empresas que “frente a tanta incertidumbre y miedo ”se comprometieron a no despedir. El jefe del Estado participó del lanzamiento del nuevo modelo de Chevrolet producido en la planta de General Motors en Alvear: el Cruze II


“Quiero agradecer a las cientos de empresas que frente a tanta incertidumbre, tantos miedos que hay en la Argentina, se hayan comprometido a decir que no sólo no van a despedir ni reducir sus plantillas en los próximos meses sino que una mayoría de ellas está pensando en ampliarla”, indicó ayer el presidente Mauricio Macri al participar del lanzamiento del Chevrolet Cruze II, que se fabrica en la planta que General Motors (GM) posee en la localidad de Alvear.

El jefe del Estado arribó en helicóptero poco después de las 9 de ayer y, luego de un recorrido por las instalaciones de la fábrica, ofreció un discurso ante un auditorio colmado por dirigentes políticos, sindicales y empleados de la firma automotriz. Acompañaron al presidente en el escenario el gobernador Miguel Lifschitz, la CEO global de GM Mary Barra y el CEO para Sudamérica Carlos Zarlanga.

Actualmente, la firma cuenta con 2.400 empleados y la puesta en marcha del denominado Proyecto Fénix demandó una inversión de 750 millones de dólares.

“Los trabajos no se generan por casualidad, tiene que ver con la inversión y la inversión tiene que ver con la confianza. Si no hay confianza, no hay inversión”, indicó el presidente aunque obvió referirse a que el proceso de ampliación de la planta y lanzamiento del nuevo modelo fue un proceso que comenzó en octubre de 2012.

“Las empresas van por el mundo y ven si en este país, en estos gobernantes, pueden o no confiar. De eso se trata lo que estamos intentando: restablecer el vínculo de confianza de nuestro país con el mundo, con sus dirigentes, con la gente”, agregó.

“Esto busca curar, sanar heridas de un último gobierno que no hizo eso, lo que hizo fue generar trabas, obstáculo, alteración de las reglas de juego. Eso hizo que se detenga el proceso de creación de empleo que lleva 5 años sin generar empleo de calidad”, insistió el mandatario.

“Asumimos un compromiso con la pata fundamental de la confianza que es decir la verdad. La confianza se basa en decirnos la verdad, por eso como gobierno también hemos asumido ese compromiso”, dijo Macri y amplió: “En la búsqueda de la verdad salimos del cepo, removimos las trabas a la exportación, las retenciones a la exportación, porque queremos que todos los argentinos aspiren a ampliar las fronteras a las cuales podemos llegar con nuestro trabajo”.

“La responsable de General Motors global (Mary Barra) sin dudas confía en el talento de los argentinos, lo que quería era un marco de confianza”, sostuvo Macri.

“Quiero agradecer a las cientos de empresas que frente a tanta incertidumbre, tantos miedos que hay en Argentina, se hayan comprometido a decir que no sólo no van a despedir ni reducir sus plantillas en los próximos meses sino que están una mayoría de ellas pensando en ampliarla”, reiteró.

Para finalizar, el jefe del Estado hizo propio el discurso de la “meritocracia”, que tanto revuelo generó en la publicidad del nuevo Cruze. “Imaginate vivir en un mundo donde cada uno obtiene lo que se merece. Aquellos que saben que cuanto más trabajan más suerte tienen”, reza el aviso publicitario. En ese sentido, Macri expresó: “Me voy contento de esta fábrica hoy porque veo alegría, veo entusiasmo, veo confianza en lo que somos capaces de hacer. Veo argentinos que creen que están para más, veo argentinos que creen que sí se puede, se puede sin caer en la arbitrariedad, en la confrontación, en la agresión, sin querer por decreto o por ley que las cosas sean de esta manera. Las cosas van a ser de la manera en que nosotros las vamos a hacer, por lo que somos muy capaces de hacer”.

“Un momento oportuno”

Antes del presidente, fue el turno del gobernador Lifschitz quien luego de recordar la instalación de la planta en 1997 durante la gestión de Carlos Reutemann –presente en el acto–, expresó: “Para nosotros también es un momento muy importante, hace tres años que GM viene trabajando en este nuevo proyecto que en el día de hoy se presenta y se pone en marcha”.

“Para Santa Fe en este momento, y para la Argentina, es un anuncio más que oportuno. Si bien se vino planificando desde hace mucho tiempo, viene a producirse en un momento de la Argentina donde necesitamos ratificar la decisión, la voluntad de las empresas de invertir, de ampliar el trabajo y las posibilidades y oportunidades de desarrollo para todos los sectores y para todas las regiones de la Argentina”, dijo el titular de la Casa Gris.

“Esperamos poder tener en Santa Fe y en la Argentina otras decisiones de inversión como la que aquí se está planteando. Creo que hay muchas empresas que están en condiciones de invertir en el país, empresas multinacionales, globales, empresas nacionales y locales y esperamos que esas decisiones se tomen rápidamente porque es lo que necesita el país para lograr más desarrollo”, les pidió el gobernador socialista al empresariado.

Apoyo global

“Me gustaría agradecer al presidente Macri por su presencia el día de hoy. Presidente, sus importantes reformas económicas e importante apoyo por la inversión y la industria han permitido a GM fortalecer su compromiso de por vida con Argentina”, le transmitió Mary Barra, la CEO global de la multinacional estadounidense.

El espaldarazo a Macri de la firma norteamericana viene en consonancia con el beneplácito con el cual el empresariado recibió a la nueva administración de Cambiemos: “Este es un tiempo ideal para que GM expanda su presencia aquí en Argentina”.

“También quiero agradecer al gobernador Lifschitz y a la provincia de Santa Fe, de parte de los 2.400 talentosos empleados de GM Argentina, las 53 concesionarias de Chevrolet y los cientos de socios y proveedores”, finalizó Barra, quien dio su discurso en inglés y que fue subtitulado en la pantalla gigante para el resto de los asistentes.

Por su parte, el CEO para Sudamérica de GM, Carlos Zarlenga, expresó que el nuevo Cruze sólo se produce en cuatro plantas alrededor del mundo, que es el vehículo más vendido de Chevrolet a nivel global y que con este lanzamiento aspiran a consolidar el liderazgo en el mercado de América del Sur y que intentarán conseguir lo propio en la Argentina.

Tras las palabras de los dirigentes, Macri y Barra estamparon su firma en la primera unidad del Chevrolet Cruze producido en Alvear que, a partir de allí, pasará a formar parte del museo de la automotriz de origen norteamericana.

 

Inversión millonaria

El lanzamiento de ayer de General Motors (GM) es el punto final del denominado “Proyecto Fénix”, un plan de inversiones anunciado en octubre de 2012, durante el gobierno de Cristina Kirchner, destinado a producir la segunda generación del auto Chevrolet Cruze desde Rosario hacia el mundo. El proyecto demandó una inversión de 750 millones de dólares para fabricar desde la planta de Alvear el nuevo modelo, que forma parte de la plataforma global de GM. El Cruze II se destaca por la incorporación del sistema OnStar, un servicio de asistencia al conductor con operadores las 24 horas que brinda ayuda inmediata ante eventualidades como choques o robos hasta, por ejemplo, reservas en restaurantes. Chevrolet tiene 53 concesionarios en el país y la planta de GM en Alvear emplea a unos 2.400 trabajadores.

 

Mates y torta asada

El presidente Mauricio Macri aprovechó ayer su visita a Rosario y pasó a saludar a una pareja de vendedores de tortas asadas, con quienes conversó y compartió unos mates.

La pareja se sorprendió cuando el jefe del Estado bajó del automóvil frente a la parrilla, ubicada en la localidad de Cuatro Esquinas, a unos 30 kilómetros al sur de Rosario.

Alfredo Farías le había enviado a Macri el 11 de diciembre pasado una cálida nota y un billete de 100 pesos para ayudar a “sacar adelante al país”.

Comentarios