Edición Impresa, Política, Últimas

Macri los quiere juntitos

El líder del PRO manifestó su deseo de promover una “propuesta única opositora” para las elecciones de octubre. Pretende integrar a la UCR, y mencionó a Sanz. “El 60% de la gente quiere un cambio”, dijo.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, manifestó ayer su intención de promover una “propuesta única opositora” para las elecciones de octubre que incluya al radicalismo, y mencionó especialmente a Ernesto Sanz, quien el martes decidió bajarse de la preinterna radical, en la que iba a competir con Ricardo Alfonsín.

“Más del 60 por ciento de la gente quiere un cambio, pero hay que mostrarle una propuesta”, aseguró Macri, quien por primera vez dijo públicamente lo que el PRO viene analizando desde hace meses: la posibilidad de una confluencia opositora.

El mandatario porteño dijo que “de mínima” esa convocatoria implica un entendimiento para cuestionar políticas del gobierno que todo el arco antikirchnerista considera equivocadas, pero remarcó que “de máxima” contempla un acuerdo electoral “de propuesta única” para los comicios de octubre.

Pese a que la invitación podría interpretarse como una hendija para buscar su reelección en la ciudad y apoyar a otro candidato presidencial, en diálogo con radio La Red Macri ratificó su candidatura a la primera magistratura.

En ese contexto, al ser consultado sobre su relación con el diputado Francisco de Narváez, Macri sorprendió al mencionar a Sanz, que acaba de bajarse de la preinterna radical para competir directamente en las primarias de agosto, y a Oscar Aguad, quien es precandidato a gobernador de Córdoba por el radicalismo y apoya al senador.

“Yo mantengo la mejor relación posible con todos, con el radicalismo, con Sanz, Aguad, buscando que si hay en algún momento la posibilidad de confluir se confluya. Necesitamos sensatez para armar como mínimo una propuesta de valores a defender y comprometerse para que el que le toque gobernar tenga el apoyo de los otros y, como máximo, ver si puede aspirar a unificar todo en una única propuesta, que es la demanda ideal de la ciudadanía”, indicó Macri.

En este sentido, el líder de PRO aseguró que “más del 60 por ciento de la gente quiere un cambio”, pero remarcó que la oposición tiene que “mostrarle una propuesta, un plan y un equipo” para lograr su acompañamiento.

Al ser consultado por Alfonsín, quien será proclamado candidato oficial de la UCR, el mandatario porteño remarcó que lo conoce “menos” y que con Sanz tuvo más “oportunidades”, “al igual que con Julio Cobos”, y se mostró confiado en poder construir “coincidencias” con el centenario partido. Alfonsín es demasiado socialdemócrata para el paladar del PRO.

“No hay una oposición consolidada, ahora empieza el desafío de la oposición. Creo que se pueden construir coincidencias, es importante que el radicalismo esté unido”, subrayó Macri.

Y agregó: “Ante un gobierno que agrede sistemáticamente a todos los que piensan distinto y brinda impunidad para los amigos de ellos, quienes pertenecemos al arco opositor estamos obligados a reunirnos para ver si podemos defender los valores democráticos. Creo que hay un grupo de personas sensatas que ven lo mismo y que deberíamos ya hacer este esfuerzo de no contaminarnos con la política de no diálogo”.

Comentarios