Política

Entrevista con canal ruso

Macri habló de todo: hasta eligió a Messi por sobre Maradona


En Moscú, Macri se reunió con Putin y concedió una entrevista a RT en la que habló de todo. Foto: NA

El presidente Mauricio Macri advirtió este martes que hablar de su reelección le parece “fuera de tiempo”, negó persecución por parte de la Justicia a dirigentes opositores, calificó a Nicolás Maduro como “un dictador” y consideró una “vergüenza” las apreciaciones del ex juez Raúl Zaffaroni respecto de que quiere que el gobierno se vaya “lo antes posible”.

En una entrevista concedida la cadena Russia Today (RT), Macri sostuvo también que el pacto fiscal acordado con los gobernadores tiene como meta un “país fuerte, con economía firme que no dependa de los créditos externos” e “inflación de un dígito” para 2019, le bajó el tono a la disparada del dólar y hasta habló de fútbol y eligió a Lionel Messi por sobre Diego Maradona.

Durante su visita a Moscú, en donde se reunió con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin –con quien firmó un memorándum para profundizar la cooperación económica y comercial en diferentes áreas–, Macri concedió una entrevista de 22 minutos a RT en la que habló de todo.

Allí destacó el “enorme interés” demostrado por las compañías rusas en Argentina –tras reunirse con representantes de las empresas más importantes como parte de su agenda oficial–, y apostó a una “asociación estratégica integral” con Rusia.

“La Argentina ha emprendido un cambio muy profundo, no un cambio económico sino un cambio cultural”, dijo, y explicó que ese cambio está basado en que “la política tiene que estar orientada al servicio de la gente”, con base en un compromiso con la “verdad”, la “transparencia” y la “institucionalidad”.

Macri asumió durante la entrevista que en la Argentina “todavía hay minorías que creen que las prácticas populistas del pasado son la mejor solución para el país”, pero señaló que su gobierno trabaja sobre los valores de la cultura del trabajo y el esfuerzo personal.

“Hoy estamos trabajando sobre los valores que son los nuestros: la cultura del trabajo, el esfuerzo personal, decir la verdad, tener estadísticas confiables, una economía que se va saneando”, consignó Macri.

Sin perseguidos políticos

El presidente, al ser consultado sobre lo expresado por actores y políticos de la oposición, quienes sostienen ser perseguidos políticos por la gran cantidad de causas que tienen, afirmó: “Eso es falso: la Justicia actúa de forma independiente”, y cuestionó que “en la Argentina muchos festejan que no se va a juicio, que no hay condenas”.

“Es una vergüenza lo que dijo Raúl Zaffaroni”, consideró el jefe del Estado, ya que “como ex miembro de la Corte Suprema y actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos debería ser el primero en defender los valores de la democracia”.

Consultado sobre Venezuela, Macri indicó que en ese país “hace rato no se vive en democracia”.

“Los resultados electorales no son para mi garantía de que hayan sido producto de una elección transparente”, dijo, al tiempo que calificó a Nicolás Maduro como “un dictador” que puso en peligro la vida de muchos venezolanos.

De similar manera se refirió a Cuba, y afirmó que ese país y Argentina deberían “encontrar una forma de volver a tener una relación más estrecha”, y “acompañarlos en lo que espero sea una vuelta de la democracia”.

Macri también habló sobre su visión del Mercosur y reiteró la “importancia” de lograr un acuerdo con “la unión euroasiática”, un convenio entre el bloque regional sudamericano y la Unión Europea que se viene gestando hace años y que parecería atravesar por su etapa final antes de su concreción.

Con una elección en Brasil en puerta, en la cual el dirigente “Lula” Da Silva tendría chances de ser presidente otra vez, Macri afirmó: “Es nuestro socio más cercano, histórico y estratégico, complementado con Paraguay y Uruguay; algo que trasciende a (los gobernantes) que estamos de paso”.

Sobre política local, Macri aseguró que Cambiemos “se ha consolidado” ya que se ha podido “articular un trabajo conjunto con el PRO, radicales y la Coalición Cívica”, y aseveró que con esa alianza han “llevado tranquilidad a la población”.

Sin embargo, “para hablar de reelección falta mucho”, aseveró Macri, y agregó: “Tengo un compromiso con los argentinos hasta el último día que me necesiten, pero me parece que hablar de reelección a esta altura, cuando hay tanto por hacer, está fuera de tiempo”.

“Me comprometí para con la gente y mi tarea es ayudar a que los argentinos tengan mejor futuro”, dijo Macri, y reiteró que su gobierno “seguirá reduciendo la pobreza lentamente”.

“Muchos me critican porque no hemos hecho el ajuste como Argentina necesitaba, pero nosotros creíamos que los argentinos no estaban listos; por eso apostamos a hacerlo en forma gradual; acordamos con los gobernadores un pacto fiscal”, para lograr un “país fuerte con una economía que no dependa de créditos externos”, indicó Macri.

“Espero que avancemos en reducir la inflación. Hemos bajado escalones, menos rápido de lo que soñábamos pero fueron muchos años de inercia, de precios regulados que no representaban el costo de los servicios, pero espero que esté en menos de un dígito en 2019 y que los argentinos piensen en su moneda, y no en el dólar”, agregó.

“Lograremos que no se piense en términos de moneda de otro país”, y dijo que en relación al dólar “muchos reclaman tenerlo más alto, pero la realidad es que (el precio) lo oficia el mercado”. Y agregó que su gobierno debe demostrar “a los ciudadanos que los que conducimos somos responsables y cuidamos el valor de la moneda y administramos bien los impuestos que pagan los argentinos”.

Paños fríos por el dólar

Macri subrayó que el precio del dólar se fija a través de una “flotación libre” que “está en el equilibrio de lo que oferta y demanda digan”, aunque reconoció que “hay muchos que reclaman” que el valor de la divisa norteamericana sea “más alto”.

Ante la escalada registrada desde comienzos de año en la cotización del dólar, el mandatario destacó que hay “una flotación libre y está en el equilibrio de lo que la oferta y la demanda digan”.

“Claramente, hay muchos que reclaman tener un dólar más alto del que tenemos hoy. Pero la realidad es que lo fija el mercado”, sostuvo el jefe del Estado desde Moscú, horas antes de que la moneda estadounidense cerrara la jornada con una cotización promedio de $19,66 y marcara así un nuevo récord.

En una entrevista con la cadena Russia Today (RT), el líder del PRO planteó que uno de sus objetivos es que la población sea, en ese sentido, como la de Brasil, que a diferencia de los argentinos no está pendiente del movimiento cambiario.

“En la medida en que vaya bajando la inflación, los argentinos tal vez logremos pensar en nuestra moneda y no en la de otro país. Eso lo vamos a lograr cuando le demostremos a los ciudadanos que los dirigentes somo responsables y cuidamos el valor de la moneda”, remarcó Macri.

Asimismo, el presidente recordó que una de las primeras medidas de su gobierno fue determinar la salida del cepo cambiario que había instalado su antecesora en el cargo, Cristina Kirchner.

“No hay múltiples tipos de cambio: hay uno solo. Aquel que quiere comprar, invertir, vender con Argentina, aquel turista que nos quiere visitar no tiene que buscar un arbolito en la calle para ver si puede cambiar los dólares o los rublos que trae”, concluyó el titular de la Casa Rosada.

Messi por sobre Maradona

En otro orden, Macri anticipó este martes que viajará a los dos primeros partidos de la Selección Argentina en el Mundial de Rusia y consideró que “Dios y Messi” definirán si el combinado albiceleste “puede o no ganar” el ansiado certamen, al tiempo que ratificó su preferencia por la “Pulga” sobre Diego Maradona como mejor jugador de la historia.

En el marco de su visita oficial a Moscú, el mandatario subrayó que ya ha “tomado posición” en el dilema argentino entre el nacido en Villa Fiorito y el rosarino respecto al título de mejor jugador: “He dicho que es Messi, por la continuidad, la cantidad de goles”.

“El fútbol, como todo, evoluciona en la vida. Ser siempre el mejor en tiempo actual es más difícil que haberlo sido en tiempo pasado. Es natural, la competitividad, el entrenamiento, la velocidad de los jugadores es otra”, añadió.

Asimismo, se refirió al certamen que se disputará en Rusia en junio próximo: “Espero que esta vez tengamos más suerte que en Brasil, pero lo importante es competir. Dios y (el capitán argentino, Lionel) Messi dirán si podemos o no ganar el Mundial”.

En la declaración conjunta que brindó en el Palacio del Kremlin con su par ruso, Vladimir Putin, el jefe de Estado recibió la invitación formal del anfitrión para presenciar los partidos del equipo de Jorge Sampaoli, que integrará el grupo D junto a Islandia, Croacia y Nigeria.

“Invitamos al presidente Macri a visitar Rusia este verano durante la Copa Mundial, y también esperamos a muchos hinchas argentinos, porque la Selección Argentina es una de las favoritas de la Copa”, resaltó Putin.

Ante la invitación, el líder del PRO anticipó que espera poder viajar “tres veces este año a Rusia”: “Voy a hacerlo con mi hija Antonia que tiene seis años y quiere venir al Mundial; todos los días me habla de eso”.

“Voy a venir a los primeros dos partidos de Argentina. Pero después, la tercera vez, espero que sea para la final, que esperemos llegar a esta final y que esta vez tengamos más suerte que la que tuvimos en Brasil”, subrayó el ex presidente de Boca Juniors, quien vivirá su primer Mundial al frente de la Casa Rosada.

Tras afirmar que “lo importante es competir, competir bien”, el mandatario señaló que la presencia de hinchas argentinos en los estadios rusos serán “una oportunidad para profundizar el intercambio mutuo entre ambas sociedades”.

La Selección Argentina abrirá el grupo D el 16 de junio en Moscú frente a Islandia; cinco días más tarde jugará contra Croacia en Nizhni Nóvgorod; y cerrará esa fase ante Nigeria en San Petersburgo el 26 de ese mes.

Si te gustó esta nota, compartila