Política

Foro de Davos

Macri: “En Sudamérica todos somos descendientes de europeos”


Macri fue duramente criticado por opositores que lo acusaron de “negar” a los pueblos originarios. Foto: Télam

El presidente Mauricio Macri consideró este jueves en el Foro Económico de Davos, Suiza, que un posible acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea es “natural” porque “en Sudamérica todos somos descendientes de europeos”, ante lo cual fue duramente criticado por dirigentes opositores que lo acusaron de “negar” a los pueblos originarios. Además, el líder del PRO ratificó el rol de exportador de alimentos que quiere para el país e invitó a los presentes en la cumbre a pasar por el stand argentino para probar “vinos y bananas”.

“Yo creo que la asociación entre el Mercosur y la Unión Europea es natural porque en Sudamérica todos somos descendientes de europeos”, sostuvo el mandatario en una disertación en su segunda jornada en el Foro Económico Mundial de Davos.

De esta manera, el jefe del Estado volvió a generar polémica, tal como había hecho en 2016 durante los festejos por el Bicentenario de la Independencia cuando había manifestado: “Somos todos hijos de europeos en América latina, principalmente. Creo que es natural que trabajemos juntos”.

Tras esa frase pronunciada en Suiza, dirigentes opositores salieron a cruzar al líder del PRO, ya que consideraron que “negó” la existencia de los pueblos originarios.

“«En Sudamérica todos somos descendientes de europeos», dijo Macri. Ahí lo tienen, negando a los pueblos originarios. La campaña antiindígena del gobierno siempre presente”, cuestionó el senador Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur) a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, el diputado Daniel Filmus (FpV-PJ) remarcó que el jefe del Estado “de gira por Europa omitió la existencia en la Argentina y Sudamérica de pueblos originarios y de migrantes de distintas regiones del mundo”.

“Es discriminación y negación de la diversidad cultural constitutiva de nuestro país”, añadió el ex ministro de Educación del kirchnerismo.

En tanto, la ex embajadora ante el Reino Unido Alicia Castro afirmó que el líder del PRO “es la expresión de la gran supremacía blanca”.

“¿Para nuestros pueblos originarios? La ignorancia, el desdén y las balas de (la ministra de Seguridad) Patricia Bullrich”, concluyó la ex integrante del cuerpo diplomático argentino.

Vinos y bananas

En sus intervenciones en Davos el jefe del Estado reafirmó también el rol de agroexportador al que pretende llevar a la Argentina, que según planteó “dejó atrás su experimento populista” y entró en “una nueva fase”. Macri aseguró que el sector alimentario argentino “está presente en todo el mundo” y reiteró que el país podría alimentar “a más de 400 millones de personas”. En esa línea, invitó a los presentes en la cumbre al stand del país para probar “vinos y bananas”.

Macri también repitió su libreto y reiteró que “ningún otro país tiene mayor potencial que la Argentina”, en cuanto a energía solar, reservas de hidrocarburos y energías no convencionales, pero también en lo que hace “al talento” de su pueblo y a la “iniciativa empresarial”.

“La economía está cobrando auge, la inflación alcanzó el menor nivel en una década, los salarios se han recuperado, y la pobreza y el desempleo se han reducido”, afirmó Macri en el Foro de Davos.

El mandatario sostuvo que el país va “bien encaminado” para ser un “interlocutor mundial”, tras haber “aprendido mucho” de las experiencias pasadas. Además, remarcó que en el país se logró un “consenso político en torno a una agenda de reforma permanente”, con lo cual dejó atrás “su experimento populista”. Opinó también sobre la situación en Venezuela: dijo no ser “nada optimista” por considerar que “no es una democracia”.

En una rueda de prensa tras su intervención, Macri dijo estar “muy satisfecho” con su visita a Davos, e hizo mención al sector empresarial que se acercó a la comitiva oficial. “La comunidad empresarial que vino está entusiasmada con los nuevos jugadores, listos para ser parte de estas licitaciones público-privadas para hacer caminos, puertos, agua… Más de 15 millones de empresas, todas muy importantes, anunciaron que van a desembarcar en la Argentina”, sostuvo hacia el final del encuentro en referencia a la “lluvia de inversiones”, la promesa de campaña que por ahora sigue esperando.

Este viernes, con Macron

El presidente Mauricio Macri concluyó este jueves su actividad en el Foro Económico Mundial de Davos y se trasladó hasta París, en donde este viernes se reunirá con su par francés, Emmanuel Macron, quien anticipó que tendrá una “acalorada discusión” en lo que respecta a las negociaciones para firmar un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea.

En la “Ciudad de la Luz”, el líder del PRO arrancará su agenda con un desayuno con autoridades del Movimiento de Empresarios de Francia (MEDEF) y reuniones con el presidente del Club Med, Henri Giscard d Estaing, y con el embajador argentino ante la Unesco, Rodolfo Terragno.

Luego, encabezará un almuerzo con empresarios en la sede del Grupo Rothschild y más tarde visitará las instalaciones de la incubadora de startups Station F.

A las 18.30 hora local (14.30 en la Argentina), Macri se trasladará hacia el Palacio del Elíseo para el encuentro bilateral con Macron.

Allí, el principal tópico de debate serán las negociaciones para firmar un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, que es rechazado por sectores agroganaderos franceses que ven a los productos primarios de la región como una amenaza para su mercado.

“Estamos ya cerca de sellar el acuerdo. Mañana (viernes) me reúno con el presidente Macron y espero que me dé buenas noticias. Se me ha dicho que tenemos un escollo en el tema de la agricultura, esperemos encontrar una solución a eso”, señaló el titular de la Casa Rosada en su exposición en el Foro Económico Mundial de Davos.

En la previa de la reunión, el francés se reunió este jueves con agricultores y anticipó que este viernes habrá “una acalorada discusión” en la que planteará las “líneas rojas” que su país no quiere que se “pasen” en el eventual tratado entre ambos bloques.

En la región de Puy-de-Dome, el europeo indicó que el acuerdo “puede ser bueno si las líneas rojas se mantienen”.

“Está claro que esto será un desafío particular para el sector de la carne vacuna, ya que permitirá que los volúmenes de carne sudamericana ingresen a los países europeos sin derechos de aduana”, planteó.

Y agregó: “No podemos hacer acuerdos que favorezcan a un actor industrial o agrícola a miles de kilómetros de distancia que tenga otro modelo social o un modelo ambiental que hace lo contrario de lo que imponemos a nuestros propios actores”.

Concluido el encuentro en el Palacio del Elíseo, Macri y Macron brindarán una declaración conjunta a la prensa.

Por la noche, en tanto, el presidente francés y su esposa, Brigitte Macron, agasajarán al líder del PRO y a la primera dama, Juliana Awada, con una comida de honor que será servida en el restaurante Guy Savoy del Hotel des Monnaies.

Como cierre de su primera gira internacional, que realizó ostentando su rol como presidente del G20, Macri se reunirá el sábado con el ex mandatario de Francia Nicolás Sarkozy y luego con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Finalmente, el jefe del Estado emprenderá el vuelo de regreso a Buenos Aires desde el aeropuerto internacional Charles de Gaulle a las 23.35 hora local (19.35 hora argentina).

Si te gustó esta nota, compartila