Policiales

Sin consuelo

Luto y preguntas por Santiago, el almacenero asesinado

"No tenemos nada, ni una pista", dijo Walter, el hombre a cargo del almacén que atendía Véliz, de 21 años, cuando lo mataron mientras atendía. La tristeza por el crimen, aun sin explicación, se mezcla con la falta de certezas sobre el móvil. Denuncian balaceras constantes en ese sector de zona norte


Crédito: Facebook

No hay consuelo ni explicación para los familiares y amigos de Santiago Véliz, el chico de 21 años que el sábado por la noche atendía la granja de una familia amiga en el Fonavi de Casiano Casas y fue ejecutado sin mediar palabra por un desconocido que simuló ser un cliente y disparó a través de una reja. Cinco tiros sin un móvil claro por un hombre a cara descubierta que gatilló y segó una vida a sangre fría. “No hubo indicio de un problema. No tenemos nada, ni una pista. No hubo conflicto alguno. Santiago era un chico muy querido por nuestra familia, era como un hijo para nosotros”, dijo Walter Grillo, dueño del almacén y padre de Federico, el amigo del joven asesinado.

El sábado a las 20, Santiago Véliz atendía el almacén de la familia Grillo, a la que estuvo vinculado por la amistad con Federico, el hijo mayor, quien a unos metros asaba unos pollos para la rotisería del negocio. Fue luego de que el almacenero despidiera a una clienta que apareció un hombre que disparó sobre el cuerpo de Santiago hasta matarlo. A cara descubierta, huyó entre los pasillos de los monoblocks hasta perderse. A partir de ese momento el luto por la pérdida quedó atravesado de preguntas. “Es un hecho que no se explica. Le disparó sin mediar palabra, sin decir nada: a matar. Cuando pasa algo así tratamos de buscar explicación: pasó por tal motivo. Hay algunas versiones que dicen que había amenazas. Se está hablando de más. No hay conflicto con nadie”, remarcó Walter en diálogo con LT8. El móvil de robo no tiene asidero: no hubo faltante de dinero ni mercadería. De hecho, el asesino disparó a través de una reja.

Fueron más de seis disparos; algunos impactaron dentro del almacén y por poco llegan a la dueña del local. La situación crítica se agravó aún más cuando trasladaron a Santiago, quien agonizaba, a la comisaría 30ª –ubicada a sólo media cuadra– para que lo llevaran a un centro de asistencia, pero el policía que se encontraba allí estaba solo y no podía abandonar la seccional, contó Walter. Una patrulla apareció y llevó al hospital Eva Perón, pero ya era demasiado tarde.

Walter explicó que la violencia en ese sector es “moneda corriente” y que el día anterior al crimen hubo tiros en esa misma zona. Como si fuese poco, “anoche también se escuchó una ráfaga por el lado de Cavia”, expresó.

“Esto es una locura. Estamos viviendo en una ciudad tremendamente violenta. Los delincuentes salen armados con una impunidad total”, describió el comerciante una realidad que atraviesa no sólo ese sector de la zona norte. Pidió, quebrado en llanto, que “los gobernantes se ocupen”. “Nos están matando por nada –dijo–. Destruyeron a dos familias. No sé cómo seguir”.

Véliz tenía 21 años, era del vecino barrio Rucci, jugador de fútbol e hincha de Rosario Central, pasión que no ocultaba en su Facebook, ya laburante. “Pobre Santi lo mataron por nada. Él sólo lo que hacía era pasar caminando todos los días caminando por Manuel García con sus auriculares para llegar a su trabajo. Gran persona y muy bueno, no se merecía esto por unos hdp”, recordó una lectora de El Ciudadano en un comentario.

“Lamentablemente tenemos que informar que mañana lunes 13 de agosto, la Eempa permanecerá cerrada y sin actividad por duelo. Toda la comunidad educativa acompaña en este momento tan triste y doloroso a la familia, amigos, compañeros de estudio y allegados de Santiago Veliz, haciéndoles llegar nuestras más sinceras condolencias”, se leyó en el Facebook de la institución 1261, a la que asistía Véliz. Un mensaje similar, bajo el hashtag #SantiagoVelizPresente, también posteó Amsafé Rosario.

La investigación del crimen está a cargo del fiscal Florentino Malaponte. En la zona hay varias cámaras, según comentaron vecinos, que se espera puedan echar luz sobre la identidad del asesino del chico.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios