Gremiales

Contra el ajuste

Luis Barrionuevo también se bajó de la marcha del #21F

El secretario general del gremio de Gastronómicos confirmó este miércoles que no participará de la movilización convocada para el 21 de este mes por su par de Camioneros, Hugo Moyano, porque –según dijo– “se desvirtuó todo” con la participación del kirchnerismo.


El secretario general del gremio de Gastronómicos, Luis Barrionuevo, confirmó este miércoles que no participará de la movilización #21F convocada para el 21 de este mes por su par de Camioneros, Hugo Moyano, porque -según dijo- “se desvirtuó todo” con la participación del kirchnerismo y no se quiere meter en “una pelea personal” entre el ex líder de la CGT y el presidente Mauricio Macri.

De esta forma, Barrionuevo hizo oficial que no acompañará la marcha del próximo 21 de febrero a la porteña Avenida 9 de Julio, algo que ya había trascendido días atrás y que, de algún modo, ya se había anticipado con la deserción de su delfín en el triunvirato de la CGT, Carlos Acuña, quien el fin de semana pasado anunció su baja por los mismos motivos que adujo su jefe sindical.

“Ya decidimos no participar, pero estamos elaborando un documento y nos vamos a juntar hoy (por este miércoles) para terminarlo. Yo ya no voy a la marcha, no vamos. Eso está decidido, se mezcló todo. Ya la vez pasada (el 22 de agosto de 2017), cuando vimos el palco ese, nos quedamos en Avenida de Mayo, porque hay varios de los que hoy están presos que estaban en esa marcha. Nosotros nos fuimos porque estaba todo el kirchnerismo”, sostuvo el dirigente sindical.

En declaraciones a un matutino porteño, el titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) señaló que una de las razones por las que no participará de la marcha del miércoles próximo es el apoyo del kirchnerismo a Moyano.

“Nosotros no tenemos nada que ver con el kirchnerismo. Estuvimos enfrentados 12 años con el kirchnerismo. No nos vamos a meter ahora”, indicó sobre la ausencia de su gremio en la marcha y la de su sector de la “Azul y Blanca” que incluye además a Estaciones de Servicio, Tabaco, Pintura y Vidrio, entre otros.

A la vez, Barrionuevo consideró que el líder camionero “también está haciendo un acto de fuerza políticamente para que vean que tiene presencia”.

“Lo dijo él públicamente, que no se lo van a llevar por delante. Es una pelea personal que tiene con Macri después de ser socios en la Ciudad durante ocho años”, agregó. E insistió: “Nosotros en esta pelea personal no nos metemos.

Nosotros estamos por el documento que se elaboró en Mar del Plata y que aprobó la CGT, donde advertimos sobre todos los problemas que hay con los trabajadores y los jubilados. Se desvirtuó. Se fue para otro lado”.

En referencia a las causas que enfrenta el camionero en su contra por presunto lavado de dinero, el gastronómico afirmó que “es un tema de la Justicia”, y agregó: “Por otro lado, Moyano tiene razón, todavía no lo citaron”.

De esta forma, el barrionuevismo se suma a la lista de ausentes en la marcha que incluye a los dirigentes que manejan los grandes gremios, “gordos” e “independientes”, a los jefes de sindicatos del transporte, y a los de sectores como el Masa y las 62 Organizaciones Peronistas.

Estas bajas a su vez alimentaron las tensiones entre estos dirigentes y los que sí movilizarán, lo cual se reflejó en los cruces que mantuvieron Hugo y Pablo Moyano con Rodolfo Daer, jefe del sindicato de Alimentación y ex secretario general de la CGT.

En esa línea, el secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) e integrante del moyanismo, Miguel Ángel Díaz, cuestionó este miércoles la “unidad ficticia de la CGT” y acusó a los “gordos” de hacer “todo lo posible para dividir, no representar, boicotear a todo el movimiento de los trabajadores”.

“Hubo una unidad ficticia de la CGT, una unidad ficticia que cada vez se nota más, una unidad de querer incluir a todos, cuando hay una tendencia histórica de los gordos que siempre han sido oficialistas”, sostuvo Díaz sobre la reunificación de la central lograda en 2016.

En declaraciones a Radio 10, el representante docente cuestionó al sector de los gremios con mayor cantidad de afiliados: “Les caía bien el menemismo, el cristinismo, de la Rúa. Hay un hecho cultural arraigado en determinados dirigentes que hacen todo lo posible para dividir, no representar, boicotear a todo el movimiento de los trabajadores”.

Si te gustó esta nota, compartila