Mundo

Luego de versiones alarmantes, dicen que el ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez se recupera

En un principio se temió un agravamiento del cáncer de pulmón que le diagnosticaron durante su último mandato. Familiares dijeron que el referente político, de 80 años, está "estable"


El expresidente de Uruguay Tabaré Vázquez sufrió una trombosis y permanecía “estable”, informaron este sábado fuentes familiares después de que la prensa local reflejara preocupación por su estado de salud.

Vázquez, quien tiene 80 años y cáncer de pulmón, sufrió una “trombosis profunda en la pierna izquierda” y “está muy bien, está hablando como todos los días con nosotros”, afirmó al mediodía su hijo mayor, Álvaro, médico oncólogo igual que su padre.

El ex mandatario se encontraba “repasando su vida, recibiendo a algunos amigos y cuidándose mucho por la situación sanitaria”, agregó su hijo, según el diario montevideano El Observador.

Familiares y vecinos se acercaron a la residencia de Vázquez en el barrio Prado, en Montevideo, y el presidente Luis Lacalle Pou y la vicepresidenta Beatriz Argimón, como otros dirigentes políticos, llamaron por teléfono para interiorizarse por su estado.

Las declaraciones de familiares clausuran versiones previas alarmantes. Varios medios locales se hicieron eco de publicaciones en redes sociales según las cuales Vázquez había sufrido una recaída, incluso con complicaciones, del cáncer de pulmón que le diagnosticaron el año pasado y por el que hizo un tratamiento de radioterapia.

Todavía en el gobierno, Vázquez anunció el 20 de agosto de 2019 que le habían detectado un tumor en su pulmón derecho. Dos días después, se internó en un hospital de Montevideo para practicarse estudios adicionales que confirmaron la presencia de un tumor maligno. En septiembre del mismo año, terminó con éxito la radioterapia con radiocirugía para combatirlo.

“La ciencia permite que el cáncer sea una de las enfermedades que más se cura”, dijo meses después, y manifestó el deseo de “poder ponerle la banda presidencial al próximo presidente”, lo que hizo el 1 de marzo de este año al pasarle el mando a Lacalle Pou.

La última revisión a la que fue sometido, en mayo de este año, dio “resultados excelentes” al no presentar actividad tumoral. Algunos allegados afirmaron sin embargo al diario El País que el ex mandatario por el Frente Amplio sufrió algunas recaídas de su enfermedad, la última de ellas pocos días antes de las elecciones regionales del 27 de septiembre pasado.

Vázquez, quien también gobernó Uruguay entre 2005 y 2010, fue operado en junio pasado de un tumor benigno en la próstata, que no tenía relación con su cáncer y por el que sólo estuvo internado un día.

A principios del mismo mes había dado negativo a una prueba de coronavirus a la que se sometió tras haberse reunido con Lacalle Pou, quien poco antes había estado en contacto con personas infectadas y también dio negativo.

La prensa local destacó que tras dejar la presidencia, Vázquez se mantuvo muy activo en las cuestiones políticas del país, en particular en las gestiones del Frente Amplio. Su próxima aparición pública estaba prevista para el lunes, día en el que el Club Atlético Progreso anunció que impondrá a su sala de teatro el nombre del ex jefe de Estado, quien presidió la institución entre 1979 y 1989.

 

Comentarios