El Hincha

Vóley

Luciano Verasio volvió a Club Rosario y se ilusiona con el ascenso

El armador es uno de los jugadores más experimentados del elenco local que este sábado debutará ante Villa Dora en Santa Fe por la Liga A2. "Esta es una selección de Rosario", afirmó en la previa del estreno


Gentileza / Asociación Rosarina de Voley

21 de noviembre de 2018. Chapadmalal. Liga B1 de la Federación de Voleibol Argentino. Tomás Capogrosso cruza su remate y le da el punto 25 a los dirigidos por Hernán Medina para vencer a Lafinur de San Luis y así clasificar a la Liga A2. Objetivo cumplido.

Desde allí comenzó una nueva aventura de Club Rosario en esta Liga Nacional. Más de dos meses de ardua preparación tiene al equipo dirigido por Medina en vilo y con muchas ganas de arrancar. Este sábado 19 a las 21 el equipo que representa a la ciudad visitará a Villa Dora en Santa Fe en el primer partido del campeonato.

Uno de los máximos referentes de Club Rosario es Luciano Verasio. “El año pasado cuando se tuvo que ir a buscar la clasificación se armó un grupo muy lindo que dejó la plaza acá. Ahora estamos trabajando muy bien. Esperando que arranque”, lanzó Verasio. Y agregó: “Se notaba que (en la B1) éramos de los más serios”.

En cuanto al equipo lo primero que subrayó fue la juventud: “Van a estar muchos chicos en la cancha y los que tenemos un poco más de años tenemos que aportar para que ellos crezcan”. El famoso “partido a partido” será fundamental para lograr el resultado final. “Este equipo se va a esforzar para que no suceda lo del año pasado porque fue un golpe duro para varios de estos chicos y están acá por una revancha”, definió Luciano en diálogo con el Departamento de Prensa de la Asociación Rosarina de Vóley.

“A uno le duele porque había con qué, si bien hubo muchos factores externos que fueron importantes para el resultado final. A los pibes del año pasado se los ve con muchas ganas, mucho más maduros”, añadió el jugador que también se desempeña como DT en divisiones menores de Sonder.

Con al 8 en la espalda, el armador con origen en Sonder regresa tras un paso por Liga A1 con Puerto General San Martín y ya espera poder debutar: “Tengo muchas ganas, el año pasado no estuve, tenía ganas de volver y ser parte de este proyecto”. Y agregó: “Se puede decir que volví. Estoy muy contento y agradecido que me hayan tenido en cuenta. El año pasado para mí fue una experiencia muy importante la de A1, medirme ahí. Vengo con otra cabeza y muchas ganas de aportar del lado que me dio el cuerpo técnico”.

Verasio considera a Club Rosario como su “casa” ya que ha dirigido a muchos compañeros en las selecciones rosarinas, comparte plantel con rivales y compañeros y él mismo se considera uno de los “grandes” del plantel: “Estoy contento, disfrutando y ya queriendo jugar”.

 

A la hora de analizar al plantel fue muy claro y lo definió con un nombre propio: “Pablo Peralta”. “Los tres años fue el capitán, es el modelo de todo esto y es un ejemplo para los chicos. Con él se hace todo mucho más fácil”, expresó el subcapitán.

Luego se explayó más y manifestó las bondades del proyecto: jugadores de distintos clubes de la ciudad y juventud. Luciano Verasio cree que esto hace más interesante al proyecto y exige el doble para “conseguir el objetivo”.

El mayor de los hermanos Verasio expuso como objetivo de base mantener la categoría y destacó el comienzo de la Liga como fundamental: “La idea es meter los tres puntos ante Villa Dora y venir a Rosario con los 7 partidos de local. Apunto a eso, ganar de local y que seamos un equipo que contagie a la gente y ver al Cruce Alberdi lleno”.

En relación a los equipos que deberán enfrentar, Verasio dijo: “Hay rivales para jugar, está linda la zona, es para ir de menos a más”. Aunque reconoció que la falta de información de los rivales es moneda corriente en este tipo de ligas.

Ve al “error” como determinante y bajarlo sería fundamental: “Jugar puntos de una o dos fases más y ganarlos desde otros fundamentos” soltó para luego terminar la idea declarando: “Es un deporte que requiere estados mentales de concentración muy altos y no siempre es muy fácil en esta divisional”.

“Veremos un equipo que contagie y sienta los puntos”, sentenció el armador de Club Rosario.

El aporte de Club Rosario

El club de la ciudad también aporta a los jugadores y él lo sabe: “Tenemos que dar un salto de calidad para que nos quede a cada uno, esta categoría nos da otro roce, otra calidad, localías fuertes y viajes largos. Todo sirve para que el jugador crezca”. Y agregó: “Ha hecho muy bien esto, es modelo para los chicos que tienen dónde apuntar y se van a proponer jugar bien en sus clubes para estar acá, es una selección de Rosario”.

Ya como parte del plantel y mirando a futuro el armador no duda que el proyecto debe “perdurar en el tiempo” ya que el vóley masculino puede crecer mucho más. “Este proyecto se va a ver reflejado en tres o cuatro años, los que están en el segundo equipo o los que están secando pisos son los que el día de mañana nos tienen que representar. Este proyecto es para ellos”.

“Los chicos por ahí no se dan cuenta pero hay jugadores que tienen tres ligas en el lomo con 20 años. A las generaciones de hoy le falta creerse que son buenos. Yo me siento un poco más de la anterior, me doy cuenta porque los entrené a los 97 y 98. Tienen potencial y son buenos, por eso están acá, también porque el proyecto le ha abierto los brazos para que sigan estando y es un síntoma de perseverancia. Ellos están jugando todo el año abocados al vóley. Es un buen reconocimiento”, describió Verasio la realidad del platel joven con el que cuenta Rosario.

Kinesiólogos, abogados, ingenieros, estudiantes, entrenadores de vóley y sobre todo muchos jóvenes. Eso también es Club Rosario. “El proyecto también es para ellos, a uno lo alegra eso. Hay muchos pibes a los que entrené y hoy le estoy armando”, cuenta Verasio mientras se ríe y relata su caso particular: “La semana que viene arranco a trabajar con el club (Sonder) y puedo hacer las dos cosas, con el proyecto acá en la ciudad lo puedo hacer, ni hablar de la familia, los amigos, los afectos, etc”.

“Tengo ganas de ponerme la 8 de nuevo”, declaró con seguridad Luciano entrando en el plano individual. “No he tenido un buen cierre de año y quiero mejorar mi nivel, estoy muy confiado. Tengo que aportar de mi lado a los más chicos, desde mi lado de entrenador aprendí bastante”. Y agregó: “Hay que ser auténtico, trato de ser un armador más cerebral pero me sale así. No soy de los mejores y trato de dejarlo todo. Tengo que volverme menos papelonero”.

Se viene el debut

El sábado a las 21 y con transmisión del Facebook de la Asociación Rosarina de Vóley, Club Rosario en varones debuta en la tercera Liga A2 consecutiva. Clasificación. Preparación. Vóley. Grupo. Equipo. Liga. Vóley. Dedicación. Esfuerzo. Cuerpo técnico. Vóley. Proyecto. Club Rosario. Vóley. Todo eso es Club Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios