Conciertos, Espectáculos

“Es mucho más de amor que de desamor”

Luciano Pereyra muestra su cara más romántica

El exitoso cantautor dará a conocer este viernes “La vida al viento”, su nuevo disco, con el que busca llegar a la mujer para enaltecerla desde la poesía.


El cantante popular Luciano Pereyra que se encuentra girando por el país con su nuevo disco titulado La vida al viento, consideró que la fusión latina es parte de su ser y destacó que lo “enriquece”.

El músico oriundo de Luján trabajó en este disco con el productor colombiano Andrés Castro, ganador de varios premios Grammy, con el que lleva adelante su fusión de folclore latinoamericano, con baladas y canciones con ritmo urbano, aunque con bases orgánicas de percusión bien latina.

Luciano Pereyra desembarcará este viernes en Rosario con su nuevo show, a partir de las 21.30, en el Salón Metropolitano del Alto Rosario Shopping.

“Como tú” fue el primero de los temas que salió a la luz. La canción, que forma parte del nuevo álbum de estudio, fue lanzada a mediados de septiembre y posee ritmos urbanos interpretados con instrumentos autóctonos, logrando un sonido moderno que se fusiona con la esencia musical que caracteriza al artista. Previo al lanzamiento también se conoció la balada “Es mi culpa”, a través de la telenovela Las Estrellas (Canal 13). Ambas canciones cuentan historias con un hilo conductor. Es una historia de un boxeador que se prepara para la pelea de su vida, mientras atraviesa una intensa historia amorosa.

La vida al viento es una obra original del músico que le demandó un intenso trabajo de composición y grabación en Miami, Los Ángeles, Ciudad de México y Córdoba. Allí, Luciano grabó con músicos de diversas nacionalidades, siempre bajo la atenta mirada del productor Andrés Castro.

En una entrevista reciente, la artista Soledad Pastorutti opinó que en la actualidad, los artistas se encuentran haciendo fusión de folclore latinoamericano y en ese plano, Argentina es parte de un todo que va desde Ushuaia hasta México e incluye Colombia y Venezuela. “Es una playlist, vos no escuchás un género de música sino que escuchás todo ¿Por qué nosotros no, que aparte de escuchar música la hacemos? Esto viene de hace muchos años: escuchar letra y música de Fito Páez en la voz de Mercedes Sosa, escuchar a Mercedes Sosa cantar en otros idiomas, de repente Horacio Guarany en su discografía tiene una canción que se llama «Manhattan» que se la escribió a Manhattan… Hoy en día, la fusión me parece que está buena para enriquecer lo nuestro, lo que ya tenemos”, comentó y ejemplificó el cantautor.

Y en la misma entrevista con la agencia de noticias Télam, destacó que La vida al viento, “es de lo más romántico” que hizo en su carrera y, a su vez, “de lo más folclórico”. Con esa impronta, destacó que con el folclore de hoy, “con esta fusión de la que habla La Sole, hay canciones de acá que le sacás el loop de lo programado o lo urbano y le dejás la guitarra, y son un huayno. Me parece que eso está buenísimo, la música ha ido cambiando, ¿por qué estar ajeno a eso?”, ejemplificó.

Luciano Pereyra, al igual que otros artistas populares, comenzó su carrera interpretando canciones con fuerte impronta folclórica. Y con el paso del tiempo, se fue volcando al pop y a la balada. “Lo que yo siempre digo es que si en un disco no hacés una zamba o una chacarera, no dejás de hacer folclore, todo lo contrario. Uno tiene que ir renovándose. Yo siempre en mis conciertos hago una zamba o una chacarera; es como cuando al árbol le seguís tirando agua y lo seguís regando. Mi raíz está, yo la tengo que seguir regando. ¿Cómo? Con este folclore de este disco”, analizó.

Sobre el concepto que envuelve al flamante material, el cantautor opinó que es “mucho más de amor que de desamor”, y puso el acento en explicar que la forma de hablar y de comunicarse, hoy cambió: “Yo extraño Neruda, extraño la poesía de mi padrino (Horacio Guarany), extraño (Andrés) Chazarreta y el Cuchi Leguizamón. Me encanta, pero también entiendo que hoy en día la gente se comunica de otra manera. Mi sobrino se comunica de otra manera, me habla de otra manera, hay otro diálogo y otro idioma del cual uno tiene que estar pendiente y aceptarlo porque todo va cambiando”.

Pereyra no niega el enamoramiento que produce a su público con sus historias. “Sentí últimamente que muchas canciones, en lugar de enaltecer o embellecer a la mujer, la denigran y esa poesía no me gusta. Por eso sigo apostando por la poesía romántica a que le puedo decir a esa mujer «que bueno que llegaste porque me cambiaste la vida», «quiero tener 100 hijos como vos para que sean así de hermosos como vos» o «me gusta amarte». Me gusta la poesía romántica desde ese lugar, es un gusto y lo puedo hacer en la música”, concluyó.