Ciudad

Para contarlo todo

Luciana Peker y Sonia Tessa dieron cátedra en El Ciudadano

La Cooperativa La Cigarra organizó la primera jornada de capacitación en periodismo feminista en el marco de la agenda por los 20 años de La Cazadora


Las periodistas Luciana Peker y Sonia Tessa dieron este sábado una capacitación de periodismo feminista en la redacción del diario El Ciudadano. Los dos talleres fueron parte de la agenda de actividades organizada desde la Cooperativa La Cigarra por los 20 años de La Cazadora, el primer suplemento con perspectiva de género de Rosario que publicó El Ciudadano entre julio y noviembre de 1999.  Las más de 40 asistentes coparon el cupo previsto y durante todo el día intercambiaron experiencias y trabajaron en la construcción de un periodismo feminista con anclaje en la agenda local y mirada latinoamericana.

La capacitación en periodismo feminista estuvo dividida en dos talleres que pensaron en cómo trabajar la agenda de género y diversidad sexual en los medios y cómo transversalizar la perspectiva feminista a todos los temas. También se habló del lugar de las mujeres y las disidencias en los medios de comunicación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la mañana, de 10.30 a 13.30, fue el turno Sonia Tessa, periodista de Página12 y Las12 que fue parte de La Cazadora en 1999. El taller se llamó “Queremos contarlo todo” y buscó responder distintas preguntas como: ¿Por qué necesitamos periodismo feminista? ¿Hay noticias de género y otras que no lo son? ¿Cómo transversalizamos toda la agenda periodística con una mirada feminista? Sobre las fuentes de información: consultar a mujeres y disidencias sobre todos los temas de la realidad enriquece nuestra producción y es un gesto profundamente político. ¿Cuándo hacemos periodismo feminista? Feministas al mando de los medios ¿son garantía de una visión igualitaria? Derechos humanos, feminismo ¿es lo mismo? ¿Qué lugar tienen las voces acalladas en la producción informativa? ¿Cómo nos paramos frente a cada noticia?

Durante tres horas Tessa y las asistentes pensaron críticamente en la cobertura de información, y hablaron de las prácticas periodísticas de cada una. “A qué temas nos animamos y cuáles nos dan temor, cómo avanzar en el ejercicio de un periodismo feminista más allá de los temas de género y los suplementos”, explicó Tessa.

Por la tarde fue el turno de Luciana Peker, quien este lunes presentará en la Feria Internacional del Libro de Rosario su último libro “La revolución de las hijas”. La periodista de Página12 y Las12 habló de un periodismo feminista federal con anclaje en la agenda local y con una mirada latinoamericana. “Tenemos que escribir lo más popular posible y no sólo para el activismo. Tenemos que hacer un periodismo para la transformación”, explicó Peker.

Después de la primera parte en la que desarrolló su mirada sobre el periodismo feminista actual y sobre cómo impactó el debate del aborto en todo el continente, Peker invitó a las asistentes a hacer el ejercicio de armar una noticia breve con distintos datos. En grupo analizaron las estadísticas y pensaron la forma de contarlas para tener impacto y generar emociones. El humor, el testimonio y el arte aparecieron con recursos para pensar en nuevas formas de contar las noticias.

Al final de la capacitación las más de 40 asistentes, Peker y Tessa hicieron un pañuelazo por el aborto legal, seguro y gratuito.

 

20 años de La Cazadora

Entre el 13 de julio y el 9 de noviembre de 1999 todos los martes el diario El Ciudadano publicó La Cazadora, el primer suplemento con perspectiva de género de Rosario. La experiencia duró apenas 5 meses y tuvo 18 números. Después se convirtió en una doble página de una revista hasta que desapareció. En el pliego de cuarto páginas se dieron los primeros pasos para pensar la agenda de las mujeres desde una perspectiva que intentaba romper con la lógica machista. Fue el lugar donde por primera vez se publicaron cifras de aborto de Rosario, donde varones escribieron sobre la violación dentro del matrimonio o donde una diseñadora se animaba a no hablar de moda.

La Cazadora fue un emprendimiento colectivo de las periodistas de la sección Ciudad Sonia Tessa, Fernanda Blasco, Carolina Monje y Cecilia Vallina. Tenía una nota de tapa que abordaba un tema de actualidad desde la óptica de mujeres, o instalaba debates como la cantidad de abortos en Rosario. Había una entrevista a mujeres y otras secciones: Feminario, de Pablo Makovsky; La Caravana, un recorrido por los bares; La Forma Propia, columna de Gabriela Morales sobre cuerpo y movimiento; La Armadura, donde Silvia Querede planteaba otra mirada sobre indumentaria y Esa Mujer, donde se consultaba a varones sobre alguna mujer que los haya marcado.

El Ciudadano había nacido en octubre de 1998 con un plantel de periodistas que buscaba contar noticias con otra mirada y una empresa que prometía un siglo por delante. Dos años después llegó el primero de muchos conflictos que constituirían su identidad: un diario con trabajadoras y trabajadores que pelean por la continuidad laboral y por mantener viva una voz no hegemónica en la ciudad. En medio de las luchas constantes la agenda de género y diversidad sexual siempre estuvo en sus páginas, la mayoría de las veces gracias al esfuerzo individual de las periodistas.

A fines de 2016 llegó un nuevo revés. El Grupo Indalo que gestionaba el diario decidió retirarse y abrió una nueva etapa de lucha. Esta vez, la decisión colectiva fue la de transitar la autogestión a partir de la formación de la Cooperativa de Trabajo La Cigarra Ltda. Con el medio de comunicación en nuestras manos el seguimiento de la agenda de los feminismos se volvió una política y una parte fundamental de la línea editorial. Los temas que antes quedaban marginados hoy están en las tapas y marcan agenda a nivel regional y nacional.

A 20 años de una publicación que marcó una vanguardia en el periodismo feminista de la ciudad, la Cooperativa La Cigarra Ltda. organizó una agenda de actividades durante el mes de junio y julio para pensar el lugar de las mujeres y disidencias en los medios de comunicación.

Comentarios