El Hincha, Rugby

Entrevista

Lucero: “Jugar al rugby me cambió la vida”

El flamante presidente de Logaritmo dialogó con El Hincha sobre su presente, su historia en el Matemático y los nuevos desafíos.


Todo rugbier tiene una historia de cómo llegó la ovalada a sus vidas, hasta incluso aquellos que tienen un legado familiar tienen una historia para contar. Martín Lucero, secretario general de Sadop Rosario y hoy por hoy uno de los referentes gremiales de la ciudad, tiene una historia de inclusión como él mismo la define en cuanto a su vinculación con el mundo ovalado. Y tras su etapa como jugador, después de transitar varias responsabilidades como dirigente, sobre finales de 2017 fue elegido como presidente de Logaritmo.

Café de por medio, el dirigente que también participa de la vida política de Central charló con El Hincha. Al momento de confesar como llegó el rugby a su vida, Lucero se mostró emocionado. Es que la ovalada representa un antes y un después en su vida. “Para mí la experiencia del rugby y en Logaritmo, fue de inclusión. La experiencia me definió en muchos aspectos. Llego al club, porque era muy gordo, estaba en primer año del Colegio San José y en una clase de educación física había que correr dos vueltas a la manzana. Yo caminé y me agarró el profesor Jorge Nardi, un histórico de Logaritmo y también de Central (risas). Me dijo ‘usted no puede seguir así’ y agarró a un chico que jugaba en Logaritmo del colegio y me mandó al club. Eso fue en 1991. Ya conocía a Logaritmo porque vivía en Baigorria. Ese reto del profesor que me hizo ir a jugar al rugby me cambió la vida. Pude jugar al rugby porque era Logaritmo, mis viejos hicieron un esfuerzo muy grande para mandarme a un colegio privado. No sé si en otro club de Rosario me hubiese podido insertar y Logaritmo me incluyó y me formó durante 14 años de mi vida. Hasta en algún momento me permitió jugar en un seleccionado de Rosario, que ni más ni menos que sentirte bueno para algo, hasta conocer Sudáfrica. Pasé de estar en el Martín Fierro de Baigorria a ver un partido de la Currie Cup en Durban. Esas cosas solamente te las puede dar el rugby”, sentenció Lucero.

Tras ser presidente de la subcomisión de rugby del club de Ibarlucea, le llegó el tiempo de asumir más responsabilidades, decisión que según el propio Lucero fue consensuada con la familia: “Uno lo hace para poder ver que ellos estén mejor. Me encantaría que el día de mañana decidan jugar al hockey y al rugby”.

Y respecto a los objetivos, el flamante hombre fuerte del Matemático afirmó: “A corto plazo los objetivos son deportivos. Para nosotros poder ascender en el rugby y en el hockey son una prioridad, y en lo institucional poder implementar el plan estratégico que diseñamos el año pasado, que tiene como primera meta poder ejecutarse, porque en algunos aspectos no ha quedado plasmado. Y respecto al barrio la inminente separación de las administraciones del club, que es algo que va a suceder en los próximos días”.

Y enseguida agregó: “Gran parte que vive en el barrio son del club y todos entendemos lo mismo y queremos lo mismo, pero es como toda convivencia, puede haber algún roce. Pero cuando nos proponemos un objetivo en común, y es lo que estamos planteando, juntarnos y darle para adelante, y en eso con los vecinos no hay diferencias. Después de la concreción de la separación de las administraciones seguiremos hablando con los vecinos por otras cuestiones, pero nosotros como club de rugby y hockey tenemos prioridades deportivas, tenemos que mejorar nuestro presente deportivo en todas las divisiones”.

Debido a su anclaje en Ibarlucea la captación de jugadores ha sido siempre un obstáculo para Logaritmo, pero que gracias a que el club siempre trabajo, hoy piensan en dar un paso importante. “Hemos creado un área exclusiva que va a trabajar en la captación de jugadores, que va a estar a cargo de Guido Deluise, que además tiene experiencia en esa tarea. Esa área es parte de nuestro plan estratégico, para el club es primordial llevar a cabo este aspecto”, dijo el presidente matemático.

En la búsqueda de crecer y poder mejorar, Lucero se muestra esperanzado en la nueva gestión que llevará los destinos de la Unión de Rosario con Gonzalo Crespi y Matías Gorosito. “Nos sentimos parte de la Unión, representados por Juan José Pablo y el desarrollo debe ser parejo para todos los clubes, esa es una tarea para la nueva conducción de la URR, que todos los clubes crezcan. Es importante que clubes como Logaritmo, Los Caranchos y los clubes de San Nicolás tengan la posibilidad alguna vez de tener un entrenador rentado, y que puedan hacer sus armas en los seleccionados, hay veces que los clubes no tenemos el dinero para pagarle. Hay distintos mecanismo para que esas personas puedan hacer esa experiencia, a veces se generan oportunidades que nosotros las tenemos que saber aprovechar”, expresó Lucero. Además, se refirió al tema de difusión, un aspecto que Crespi tiene un consideración para su gestión: “El tema de la difusión me parece bueno, en la medida en la que tengamos un plan atrás. La Unión de Rosario abarca un ámbito muy grande, todos tenemos un área de representación, Logaritmo es el club de rugby de Ibarlucea, de la zona norte de Rosario y del cordón industrial. Para nosotros es importante que se difunda pero en esa zona, ejemplo a Belgrano de San Nicolás o Pampas de Rufino que son parte de la Unión que se difunda solo en Rosario. La difusión debe ser federal, a Logaritmo le sirve la difusión en Capitán Bermúdez, en Fray Luis Beltrán, San Lorenzo y Baigorría, incluso a los clubes del desarrollo les va a beneficiar la difusión en el cordón industrial. No es la difusión por la difusión misma, sino buscar la difusión para buscar desarrollo”.

El rugby ha sido muy importante en la formación como persona de Lucero, ha generado durante los últimos años no sólo como hombre fuerte de Sadop Rosario, sino también como dirigente en Central y Logaritmo un altísimo respeto de sus pares y la sociedad. Lucero, es un ejemplo de cuando el rugby saca lo mejor de una persona, pero no exclusivamente para el juego sino para la vida. “El rugby es una escuela, la primera enseñanza que deja el rugby es que todos jugamos, es una organización que es originalmente heterogénea, jugamos todos, todos son importantes y con las condiciones que uno tenga. El objetivo es encontrarle la función adentro del equipo a cada uno, todos juegan y desde cada lugar cada uno va a aportar, eso es una escuela de vida, el sentido colectivo. Trato de aplicar todo esto, siempre es algo que tengo muy presente. Ahora está muy de moda en defender los derechos, en el rugby hay una frase que siempre recuerdo y que nos decía un entrenador, ¿para qué defendemos? Nos preguntaba y todos respondíamos para que no nos hagan el try, cuando la respuesta correcta es para recuperar la pelota y jugar nosotros, en la vida gremial eso es mucho, nosotros defendemos para recuperar la pelota y conseguir cada vez más derechos, para muchos de nosotros hay cosas que son instintivas y que traemos del rugby, además de los valores que se transmiten que son la lealtad, el compromiso, el esfuerzo, el sacrificio, es que sin esfuerzo y sacrificio hoy no se puede jugar, ni hacer nada, no hay que resignarse es otra de las cosas que el rugby transmite”, sentenció.

En el cierre de la charla, Lucero sintetizó como quiere que recuerden su gestión en Logaritmo: “Que se trabajó en equipo, que la gente se sintió contenida, que se hicieron cosas, que no pasamos y estuvimos, que no se acuerden de Lucero, que recuerden al grupo de personas que trabajó para el club, lo importante es el proyecto no las personas”.