Ciudad, Coronavirus

Quedate en casa

Los vehículos que durante la cuarentena son remitidos al corralón municipal se quedarán allí un año

El secretario general del municipio, Gustavo Zignago, recordó este lunes que las motocicletas y automóviles que fueron secuestrados desde el 20 de marzo serán sometidos a un proceso penal y a los tiempos de la Justicia


Franco Trovato Fuoco.

Desde que comenzó, el 20 de marzo pasado, el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por las autoridades nacionales para enfrentar la pandemia del coronavirus, en Rosario durante los operativos de control de cumplimiento de la cuarentena, las fuerzas de seguridad detuvieron a más de 3.700 personas que incumplían las normas y se secuestraron más de 270 vehículos que deberán afrontar un proceso penal. En ese marco, el secretario general del municipio, Gustavo Zignago, recordó este lunes que las motocicletas y automóviles que fueron secuestrados desde el 20 de marzo serán sometidos a un proceso penal y a los tiempos de la Justicia.

En tal sentido, el funcionario especificó que el trámite para retirar del corralón esos vehículos secuestrados durante la cuarentena no será como es habitual en el Tribunal de Faltas sino que tendrán que enfrentar un procedimiento penal que puede llevar hasta un año.

 

 

Tal como había señalado este domingo el intendente Pablo Javkin, Zignano subrayó este lunes, en diálogo con el programa “El primero de la mañana” por LT8 que en Rosario “la cuarentena sigue igual”. En tal sentido, el funcionario indicó que se reforzarán controles en el horario bancario y remarcó que a quienes se les secuestre el vehículo “tendrán que enfrentar un proceso penal que se puede extender por un año”.

No es para infundir temor, pero hay que recordar que estos vehículos cuando finalicen la cuarentena no están sometidos a un trámite administrativo en el juzgado de faltas, sino que están remitidos por causas penales, por lo cual las personas no tendrán que acudir al juez de falta como habitualmente se hace por una falta administrativa”, precisó Zignano en diálogo con el programa de LT8 que conduce Guillermo Zysman.

El secretario general del municipio añadió que estas personas deberán acudir a la justicia provincial o federal según la autoridad que le haya remitido el vehículo, para transitar un proceso penal. Y subrayó: “La devolución de ese auto o moto estará en el marco de ese proceso, los plazos son más extensos y en muchos casos puede superar el año”.

En el transcurso de la entrevista con LT8, el funcionario insistió que en Rosario la cuarentena continúa exactamente igual que la semana pasada: “Sabemos que hay expectativas basadas en la necesidad, pero no hay flexibilización, continúan los controles y se reforzarán los protocolos de higiene y seguridad”, y puntualizó que el foco está puesto en “garantizar la salud”.

Para evitar malos entendidos –a partir de una mala interpretación de lo expresado por el presidente Alberto Fernández en su mensaje del viernes pasado–, el secretario Zignano volvió a aclarar este lunes que no se puede salir a correr. “Si se lo hace es pasible que reciban sanciones”, aseguró el funcionario municipal y remarcó que la única excepción que fue agregada por las autoridades nacionales el viernes pasado “son las personas con discapacidades con una persona de compañía, es la única actividad nueva permitida, deben acreditar identidad, la del acompañante y la patología”.

Comentarios