Asociativismo

Otra economía

“Los valores y principios no se contraponen al desarrollo”

Marcelo Collomb, titular del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, también pasó por la Expocoop de Rosario


El titular del Inaes estuvo en la Expocoop Rosario.

“No debemos olvidar nuestros orígenes, los valores, los principios; lo que no se contrapone con un desarrollo moderno y acorde a los tiempos que vivimos. Por el contrario: hace que ese crecimiento y ese desarrollo sea sobre bases sólidas, y de esta manera no tengamos miedo ni nos sintamos fósiles, porque hablamos de principios”, marcó Marcelo Collomb, titular del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), el máximo organismo a nivel estatal de mutuales y cooperativas.

Presente en Rosario en el marco del segundo congreso Expocoop, donde también expuso como panelista, el funcionario expuso por qué la economía social va a prevalecer: simplemente por una cuestión de principios. “En el desarrollo moderno no hay recetas, hay principios. Somos continuos descubridores de circunstancias, y frente a este descubrir las recetas no nos van a servir”, sostuvo Collomb.

“Tomar el modelo asociativo de la economía social y solidaria es realmente el camino que queremos llevar adelante”, insistió. Y volvió a destacar el papel de la otra economía, a escala internacional: “Las cooperativas salen al mundo a disputar poder económico real, donde hablamos de autonomía e independencia, de mantener siempre el carácter de control democrático de las entidades, aun cuando haya convenios con los gobiernos u otras entidades”, sostuvo.
En ese marco respaldó las iniciativas de educación en el universo de las cooperativas y de formación para dirigentes cooperativos. “Es vital la cooperación entre las cooperativas, más el compromiso con la comunidad”, remarcó.

Y destacó la integración como eje para el crecimiento: “Es el paso normal, natural que hace a la integración de la entidad de primer grado, y luego una integración confederativa en representación de las entidades. La integración debe producirse a nivel internacional, no solamente nacional. Todo en defensa de los intereses de las entidades del sector y trabajar cada día más en una gestión asociada”.

“El desafío de pensar el cooperativismo en este siglo que estamos viviendo es la mayor participación asociativa. Muchas veces los asociados se sienten clientes de las entidades y debemos señalar la diferencia entre cliente y asociado, le debemos mostrar cual es el valor agregado que el asociado tiene. Hay poner al asociado en el centro de la escena, no solamente de la autoayuda solidaria sino también de la participación institucional. Eso es central en el futuro de la vida de las cooperativas, porque esa falta de participación, ese debilitamiento de los asociados, hace que se deteriore la imagen de la cooperativa”, subrayó.

“Hay que innovar, trabajar en gestión y en la capacitación, trabajar siempre bajo los valores. Pero tenemos que mostrar, por lo tanto hay que tener visibilidad de las actividades de las entidades. Lo que no se muestra es como si no se hiciera, tenemos que trabajar en dar esa visibilidad”, distinguió el funcionario.

En esa línea , Collomb puso en valor a la misma Expocoop, que tuvo su primera edición el año pasado con gran impacto local provincial y nacional, situación que se volvíó a repetir en esta segunda edición.

“Señalábamos la importancia de mostrar a la comunidad todo lo que el movimiento cooperativo y mutual hace y desarrolla, muchas veces creemos que los vecinos saben pero tenemos que señalarlo como hecho por la cooperativa”, puntualizó.

Y recomendó utilizar las herramientas que tiene disponible la economía social, del Estado y de organizaciones públicas y privadas del planeta: “No hay que encerrarse en ese falso purismo que a veces paraliza y adormece a las entidades. Vemos muchas que tienen todas las posibilidades de desarrollarse. Hoy todas las entidades tienen al alcance de sus manos maravillosas herramientas legales y económicas, que seguramente les permitan lograr innovación y gestión, que les permitan lograr un desarrollo integral.No hay que tener prejuicios de relacionarnos con todos los actores de la vida social”, concluyó Collomb.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios