Ciudad, Edición Impresa

Los taxistas piden entre 35 y 45 por ciento de aumento

Es lo que calculan que debería costar la tarifa. De todos modos aseguran que puede negociarse la suba. En el taxi, todos con el cinturón puesto

Titulares de patentes de taxis y choferes pidieron un aumento de la tarifa del servicio de entre 35 y 45 por ciento. La cifra corresponde al crecimiento en los costos de insumos y salarios desde la última actualización tarifaria, en septiembre de 2010, según indicaron desde la Asociación de Titulares Unidos de Rosario. La Municipalidad de Rosario, desde la Secretaría de Servicios Públicos, no coincide con el porcentaje y adviertió que un aumento de esa magnitud puede resentir al propio sector taxista.

En la mañana de ayer, todos los gremios de taxis de la ciudad se presentaron ante la comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal para solicitar que se estudie la factibilidad del incremento en la tarifa del servicio. En declaraciones a LT8, Marcelo Díaz, representante de la Asociación de Titulares Unidos de Rosario, sostuvo que el pedido ante el Ejecutivo local, a través del órgano legislativo máximo de la ciudad, es por un aumento de un 45 por ciento. “Hoy en día el salario mínimo del trabajador es de 1.932 pesos y desde el año pasado a esta parte los insumos y la manutención de los vehículos crecieron entre un 35 y un 40 por ciento”, argumentó Díaz, quien aseguró que el número fue discutido y acordado con el Sindicato de Peones de Taxis. De acuerdo con el representante de los titulares de patentes, ahora será tarea de la comisión y el Departamento Ejecutivo municipal confeccionar un análisis de costos. “Sabemos que es un año político y que es probable que se demore el tratamiento, pero nosotros necesitamos una respuesta a la brevedad. Lo que hemos hecho en esta oportunidad es poner lo que la tarifa en realidad debería ser”, opinó Díaz.

Consultado sobre el modo en que se logran los acuerdos para establecer los aumentos en las tarifas de taxis, Díaz comentó también: “Cada vez que hay un aumento decimos (por las asociaciones de taxis): «vamos a poner lo que realmente la tarifa debería ser». Después veamos. Sabemos que la población no puede soportar un aumento del 45 por ciento todo en un solo momento”. Sin embargo, apuntó que en orden de mantener una flota de vehículos en buen funcionamiento “hay que mantenerla con las condiciones que exige la Municipalidad”.

Desde la Secretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad de Rosario indicaron que no habían recibido una presentación formal por parte de las agrupaciones taxistas de la ciudad. “Nos han comentado que iban a mandar el estudio al Concejo Municipal. Cuando llegue vamos a empezar con el estudio correspondiente”, declaró el subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, pero adelantó: “Igual me parece que es una cifra excesiva”.

En sintonía, el titular de la repartición municipal de Servicios Públicos, Gustavo Leone, evaluó el pedido como excesivo. “Hemos ajustado la tarifa de taxis sobre el fin de año pasado, en septiembre, que ya preveía ajustes de costos para fines de noviembre, que recomponía el salario de los choferes y compensaba los costos que había habido hasta esa época”, explicó en declaraciones radiales el funcionario. E insistió: “El desfase que puede haber en la tarifa de taxis está planteado desde diciembre y los tres primeros meses del año, un periodo bastante reducido. Hemos visto que en este tiempo han variado los precios en algunos insumos pero no en la magnitud que se está planteando como aumento de tarifa”.

Ambos funcionarios pusieron el ojo no tanto en los insumos –combustible, seguros, repuestos– como en la paritaria del sector. “Es un componente importante pero de ninguna manera podría llegar a incrementar tanto el costo del pasaje de taxi”, resumió Seghezzo. Leone agregó que todavía no recibieron desde la repartición confirmación sobre la fecha de paritarias de los peones de taxis.

Para el subsecretario, un aumento tan alto puede terminar perjudicando a los taxistas. “El taxi es un servicio fundamental para la población, es una segunda opción. La primera opción siempre es el transporte urbano de pasajeros que está en un muy buen momento, con una buena tarifa y muy buen servicio”, reflexionó Seghezzo al indicar también el crecimiento de la cantidad de usuarios de colectivos durante 2010.

El último aumento en la tarifa de taxis fue de un 20,5 por ciento y comenzó a regir el 18 de septiembre del año pasado. En la actualidad, la bajada de bandera del servicio diurno es de $4,30 y la ficha, al igual que el minuto de espera, es de 21 centavos. En tanto, el adicional por servicio de radio es un peso. En el caso del servicio diferencial (viernes desde las 22 a sábado a las 6, y sábados desde las 22 al lunes a las 6, y feriados las 24 horas), la bajada de bandera es de $4,80 y una ficha más minuto de espera de 23 centavos. En este caso, el adicional por servicio de radio es igual al servicio diurno.

Comentarios