El Hincha Mundial

Uruguay

Los tanques van al frente


Cualquier equipo que tenga en su plantel a dos delanteros como Luis Suárez y Edinson Cavani tiene todo el derecho a aspirar a grandes cosas. Pero Uruguay es incluso más que eso, pues se trata de un bloque experimentado, competitivo y buen sólido.

También es cierto que se habla de una nueva generación de jugadores que todavía no dio el paso adelante y que sus pilares siguen siendo los mismos de Brasil 2014, cuando el equipo perdió 2-0 ante Colombia en octavos. Lo que sucede es que en éste último partido no estuvo Suárez, autor del famoso “mordiscón” al italiano Giorgio Chiellini en la fase de grupos que le supuso nueve partidos y cuatro meses de sanción. Ahora, el delantero del Barcelona quiere resarcirse.

La Eliminatoria del combinado charrúa fue más cómoda de lo que sugieren los resultados. Se relajó quizá en demasía y tuvo que esperar a la última jornada para sellar su pase. Lo hizo como segunda, sólo por detrás del firme líder Brasil, y a pesar de no ser cabeza de serie, tuvo fortuna con el grupo que le tocó en el Mundial. Todo lo que no sea terminar primera generará desconfianza, pues tendrá como rivales a Rusia, Arabia Saudita y Egipto.

También es cierto que la calidad de Uruguay propicia la exigencia. Cómo no hacerlo cuando en vanguardia se tienen a dos estrellas de clase mundial como son Suárez y Cavani. Una delantera así es capaz de todo a un nivel óptimo de concentración y motivación.

Uruguay fue el primer campeón del Mundo (1930) y también levantó el trofeo en su segunda participación en 1950, en el histórico Maracanazo. Sin embargo, sólo logró superar los octavos en una de sus últimas seis participaciones con el cuarto puesto en el Mundial de Sudáfrica 2010. Parece que llegó el momento de volver a dar un salto.

 

El entrenador: Oscar Tabárez


 

“El Maestro” es una leyenda viva del fútbol uruguayo. Dirigirá su cuarto Mundial, más que cualquier otro entrenador de los que van a Rusia. En los mundiales completó un balance de seis victorias, tres empates y seis derrotas, con un destacado cuarto puesto en Sudáfrica 2010.

 

La figura: Luis Suárez (Barcelona)


 

Se marchó de Brasil 2014 con cierta vergüenza por el recordado mordiscón al italiano Chiellini y llegó el momento de ajustar cuentas con el pasado. Junto a Edinson Cavani son la carta ofensiva que tiene la Celeste para brillar en Rusia.

 

La promesa: Giorgian De Arrascaeta (Cruzeiro)


 

Es el típico enganche que puede dibujar la jugada menos esperada por los defensores adversarios, que puede volcarse sin problemas hacia la banda para convertirse en extremo para abastecer a los temibles “9” que tiene la delantera charrúa.

 

El ausente: Nicolás Lodeiro (Seattle Sounders)


 

El ex Boca venía siendo una fija en el seleccionado uruguayo desde el 2009, al punto de participar en los Mundiales 2010 y 2014 e incluso ganar la Copa América 2011. Sin embargo, desde su partida a la Liga Estadounidense en 2016 comenzó a perder su lugar en la consideración del entrenador.

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios