Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

sexta edición del Festival de Tango Mutante

Los tangos de ahora que sonarán en el futuro

Con talleres, shows y milongas, se pone en marcha la sexta edición del Festival de Tango Mutante.


Por sexto año consecutivo está semana tendrá lugar en Rosario el Festival de Tango Mutante, una oportunidad para recorrer las distintas propuestas que ofrece la escena, además de acceder a espacios de formación. El encuentro, que se realizará desde el jueves y hasta el sábado en distintos espacios de la ciudad como el Túnel 4 del Centro Cultural Parque de España (Sarmiento y el río) y la Asociación Japonesa de Rosario (Iriondo 1035), está organizado por Músicos Tangueros Rosarinos (MuTaR), una organización que nació en 2011 con el propósito de aportar al estudio, promoción y desarrollo del tango.

Según contó Mariano Sayago, contrabajista de la Orquesta Utópica y miembro de MuTaR, la estructura del festival se mantuvo con los años, al tiempo que se fueron profundizando cada uno de los ejes que aborda. “Uno de esos ejes fundamentales tiene que ver con la puesta en escena de las diferentes opciones que el tango nuevo, el que se escribe en la actualidad, fue produciendo en el último año”, contó Sayago, dando cuenta del armado de la grilla del encuentro (ver aparte) que este año sumará la presencia del Escolaso Guitarra Tango Trío, Joel Tortul cuarteto y Derrotas Cadenas, entre otros.

Otro de los puntos fundamentales tiene que ver con lo educativo: diversos cursos y talleres relacionados con el género que se desarrollarán durante los tres días del encuentro. Esa apuesta recorrió todas las ediciones del festival pero este año incorpora, por primera vez otros espacios. “Son talleres con los elementos que tienen que ver con la base rítmica del tango. Fundamentalmente, el contrabajo y el piano”, adelantó Sayago, al tiempo que destacó a los docentes de gran trayectoria que los dictarán: Lucas Querini y Juan Pablo Navarro.

Además, por tercer año consecutivo, se dictará el Taller de Iniciación en el Tango, dirigido a niños y adolescentes, que se articula con las orquestas escuela de la ciudad que todos los años se suman a la convocatoria. “Ya tenemos más de 200 inscriptos; entendemos que va a ser una fiesta”, lanzó emocionado el músico.

Una noche, una oportunidad

Cada una de las tres noches “mutantes” será particular. “La primera (la de mañana) estará estructurada con propuestas que reúnen una impronta más camarística, que buscan mucho más el detalle en los arreglos, en la música y en la poética”, adelantó Sayago.

En la segunda velada, la del viernes, “se presentarán propuestas nuevas pero que están más consustanciadas con el baile”, agregó. Y completó: “La última noche tiramos la casa por la ventana; esa noche se muestra lo último de lo último. Lo que se grabó en el último tiempo y que tenemos la posibilidad de traer. Esa noche va a sonar lo recién sacado del horno”.

Una escena viva

A la hora de analizar la escena, Sayago, quien también forma parte de la banda local Pasaje Noruega, habló de los últimos cinco años, quizá sólo para ordenarse. “Hay una efervescencia y un movimiento muy activo de muchos músicos y músicas que estamos con el cuerpo puesto en este tipo de propuestas”, graficó. Y continúo: “Pensamos que si nosotros deseamos que dentro de 10 ó 15 años haya tango, tenemos que escribir tangos de ahora. Las letras que se canten tienen que ser cantadas no con la lengua de Homero Manzi, Cadicamo o Discépolo, que es una lengua bellísima pero no es la nuestra. Nosotros hablamos de otra manera y eso se tiene que reflejar en lo que cantamos”.

Además del lenguaje y refiriéndose a lo más estilístico, el contrabajista explicó: “También es necesario dialogar con la música que se escucha ahora. El tango en toda su historia dialogó con su entorno musical, nunca fue algo cerrado ni estático. Después, por una serie de elementos muy complejos, a fines de los 60 y principios de los 70, eso empezó a dejar de suceder y el tango se transformó en una especie de pieza de museo. Entonces, otra de nuestras bases es que si el tango está vivo tiene que dialogar con otras músicas de este tiempo”.

“Hay mucha gente estudiando la herencia que recibimos que es extensa y vastísima, pero que también está escribiendo cosas nuevas. En nuestra región, sin duda ese diálogo tiene que ver con la música del Litoral, la cumbia y un abanico amplísimo de nuevos materiales que se van incorporando, siempre desde el tango”.

Además del aspecto formativo que es fuerte en la ciudad, Sayago destacó las milongas que permiten el acercamiento al género: “Es también importante lo no formal, lo folclórico, el poder ir a una milonga y vivir desde adentro lo que está sucediendo. Es un aprendizaje que excede lo específicamente estético o estilístico; tiene que ver con una serie de elementos que conforman una cuestión identitaria, con un sentimiento de pertenencia, con elementos más políticos, más amplios, que están incluidos en la música popular. Cosas que no se aprenden sino que se viven. Estos espacios están cada vez más disponibles. Desde MuTaR, siempre insistimos en generarlos, y no somos los únicos, por suerte, el movimiento es amplio. En Rosario, hay milongas de lunes a lunes, algunas que apuestan a lo más clásico y otras a lo más renovador”, aseguró el músico y recomendó una guía que bajo el título Color tango se reparte de manera gratuita en los bares de la ciudad, que detalla las propuestas de los distintos espacios locales como La Favrica, La Casa del Tango y el bar El Cairo, entre muchos otros ámbitos.

PROGRAMACIÓN

El encuentro tendrá este jueves su apertura, a partir de las 21, en el Túnel 4, con la presentación de Escolaso Guitarra Tango Trío, Joel Tortul cuarteto y El Maneje. El viernes, a partir de las 21.30, se realizará la Milonga Mutante en la Asociación Japonesa de Rosario, con la presencia de la Orquesta de Carlos Quilici y La Biaba. La noche contará con una clase de baile a cargo de Pata Rigatuso. Por último, el sábado, a las 21.30, se desarrollará lo que se dio a conocer como “la noche de tangos nuevos” en la Asociación Japonesa, velada que contará con una intervención de Juan Pablo Navarro Masmédula y la presentación de la Orquesta Utópica, y Derrotas Cadenas. Además, durante los días del encuentro, se desarrollarán talleres de piano con Lucas Querini, y de poética, a cargo de Guillermo de Pablo y Nicolás Moro, ambos el sábado en Cairós (Zeballos 1120 PA). El mismo día, pero en La Casa del Tango (Wheelwright y España), se ofrecerá un taller de contrabajo con Juan Pablo Navarro. Más información en mutar.com.ar.

Comentarios