Policiales

Con vínculos con el clan de La Granada

Los siete integrantes de la banda que se llevó la Cessna

Al juicio oral que comenzó el jueves pasado llegaron un rosarino y un misionero, acusados de ser los asaltantes. Quien aparece como líder firmó un abreviado por el atraco, aunque enfrenta causa narco. Dos de los imputados terminaron muertos. Hay dos prófugos: el piloto y un ex prefecto


Parte de la banda que cometió un audaz golpe en el Aeroclub de la ciudad entrerriana de Victoria es juzgada estos días en la localidad de Gualeguay por el robo de una avioneta que terminó siniestrada en los Esteros del Iberá, y cuyo servicio había sido contratado en Rosario un día antes del robo. En el banquillo hay un rosarino y un misionero, acusados de ser los asaltantes. Quien aparece como líder del grupo acaba de firmar un abreviado por el atraco, aunque enfrenta causa narco en el norte del país, similar a una que le costó condena en territorio santafesino. Dos de los imputados terminaron muertos. Hay dos prófugos: el piloto del avión, también paraguayo, y un ex prefecto.

– Darío Concepción “Nené” Roas: señalado como quien comandó la operación del robo de la avioneta. El miércoles pasado firmó en un juicio abreviado la pena de cuatro años y medio de prisión efectiva por el asalto. Quedó detenido en el Escuadrón 50 de Gendarmería Nacional en Misiones. Según los investigadores Nené había caído en San Lorenzo en 2007 en un Ford Falcón naranja. Ese 11 de junio, un control policial lo hizo frenar en cruce de la A012 y la 34. Cuando le pidieron la documentación, el acompañante abrió la puerta, bajó y despareció. Los policías de Drogas Peligrosas le encontraron bajo el asiento trasero 31 panes de marihuana y otros 19 de las butacas delanteras. Nené tenía, y tiene, domicilio en la localidad bonaerense de Villa Martelli y cuenta con doble nacionalidad. Le dieron cinco años y medio de cárcel que la Cámara de Casación le confirmó. A Nené un informe de la Procunar lo ubica como proveedor, junto con su hermano, del narco de la localidad correntina de Itatí Federico Marín, alias Morenita, en el marco de la causa Sapukay que llegó hasta el poder político de dicha ciudad. De acuerdo con el expediente, por Itatí entraban 15 toneladas de cannabis semanales para ser distribuidas en siete distritos, entre ellos Santa Fe, a través de la banda Los Monos, considerada por Casación –al confirmar los procesamientos de Torres– como una de las tres patas de la organización. Las otras dos son Morenita y Luis “Gordo” Saucedo, ex empleado comunal de Itatí que también se mantiene como fugitivo y cuyo hermano Cirilo (asimismo prófugo) vivió dos años en Rosario.

– Gabriel “Rana” Quiroz: el instructor rosarino era el ex socio de los propietarios de la avioneta en el servicio de paracaídas. Fue quien vendió la avioneta y se iba a quedar con los 9 equipos de paracaidismo sustraídos. Fue encontrado sin vida en su casa de barrio Tablada.

 – Darío Mario Crocco: el otro rosarino. La Justicia federal lo vinculó con Mauricio Yebra, supuesto testaferro del sindicalista de La Plata Marcelo Balcedo, quien fue detenido en enero pasado por asociación ilícita y lavado de dinero, por sus mansiones y autos de lujo en Punta del este. Crocco está imputado junto con Yebra en una causa que investiga la Justicia federal de Rosario, donde lo relacionan con la compra de autos para lavar dinero del narcotráfico, entre los que se encuentra la banda Los Monos. Las víctimas del robo no quisieron acordar el juicio abreviado con él, al que tanto la Fiscalía como el propio imputado habían accedido. Está bajo arresto domiciliario.

– Héctor Darío De Lima: ya cumplió dos condenas por robos con armas: uno en Misiones y otro en Corrientes. Tras cumplir estas penas, se metió de lleno en el mundo del narcotráfico.

– Bernardino González: otro de los integrantes que viajaban en la avioneta. Estaba en situación de rebeldía en la causa cuando fue asesinado a tiros el 3 de noviembre de 2017, en el barrio La Amistad de Cambyretá, a 20 kilómetros de Encarnación, en Paraguay.

– Daniel Sánchez Bareiro: era el piloto de la banda que manejó la aeronave a baja altura para evitar ser detectado por los radares. Actualmente está prófugo de la Justicia entrerriana.

– Valentín “Ninja”Ramírez: ex prefecto que fue exonerado de la fuerza por vínculos con el narcotráfico, también tripulante de la aeronave al momento de haber sido robada.  Está en rebeldía con la causa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios