El Hincha Mundial

Japón

Los Samuráis al ataque


Los Samuráis se clasificaron para el Mundial de Rusia como el equipo más goleador de Asia, con 17 tantos, y disputarán su sexto torneo consecutivo. Pero nada de eso le sirvió al técnico bosnio Vahid Halilhodzic para mantener su puesto como seleccionador. Fue despedido en abril y hoy todo son dudas en el “Imperio del Sol Naciente”.

El nuevo entrenador, Akira Nishino, mantiene su fe en una selección que quedó eliminada en Brasil 2014 en la fase de grupos con un empate y dos derrotas, así que no será difícil salir de Rusia con un mejor sabor de boca. “Me gustaría avanzar a octavos de final. Creo en la fortaleza de este equipo”, declaró Nishino en su presentación. Japón logró ese objetivo en 2002 y en 2010 culminando en la novena posición. En las otras tres ocasiones terminaron en los últimos tres puestos de la competencia.

Halilhodzic salió del equipo después de empatar 1-1 ante Mali y perder 2-1 ante Ucrania en sendos amistosos ante rivales que no estarán en Rusia. Los dirigentes nipones se pusieron nerviosos y tomaron una decisión drástica que habla del alto nivel de exigencia hacia el combinado. Quizás una presión exagerada teniendo en cuenta las pocas estrellas con las que cuenta la selección del sol naciente.

A nadie se le escapa que casi todas sus opciones estarán en los pies de Keisuke Honda, Shinji Kagawa, Makoto Hasebe y Shinji Okazaki. Pero, más que eso, el reto de Akira Nishino es dotar al equipo de una organización colectiva que permita a los suyos competir al más alto nivel.

No será un grupo sencillo el que tendrá en Rusia, pues en principio Polonia y Colombia parten como destacadas favoritas para entrar en octavos y Senegal tampoco es precisamente una selección sencilla. El debut absoluto será el martes 19 frente a los colombianos, luego el rival será Senegal y por último se medirá con Polonia. Habrá que esperar para comprobar si el nuevo “método Nishino” es eficaz.

El entrenador: Akira Nishino


Se apostó por un hombre de la casa para intentar elevar a Japón hacia un nivel superior. Dirigió a la selección Sub 23 que consiguió derrotar a Brasil en 1996 en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Ahora asegura que intentará impregnar a los suyos de un “espíritu ofensivo”.

La figura: Shingi Kagawa (Borussia Dortmund)


El mediocampista del Borussia Dortmund es la figura. Tiene como ídolo a Andrés Iniesta y se formó en una escuela que intenta emular el estilo del Barcelona. Veloz en sus movimientos y con llegada al gol. Su camiseta en el Mundial será la número 10 en clara ilusión que es el jugador más destacado.

La promesa: Yoshiro Muto (Mainz)


Hace tres años que fue transferido al Mainz de Alemania. Juega de extremo por derecha y en la selección tiene 19 partidos con dos goles. A pesar de su edad, es uno de los jugadores más jóvenes ya que el entrenador priorizó mucho la experiencia para encarar el Mundial.

El ausente: Takuma Asano (Stuttgart)


Sin dudas que si hubiese estado en la lista definitiva sería la promesa de Japón en el Mundial. Pero el entrenador se inclinó más por jugadores con mucho más rodaje a nivel internacional. Arsenal de Inglaterra lo compró hace dos años, pero nunca jugó debido a que no le salió el permiso para sr parte de la Premier League.

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios