Policiales

Peleas y cruces por una herencia

Los ricos también lloran: allanaron un barrio privado

Fue en el marco de una pelea familiar por la herencia de Elio Wainberg, un próspero empresario y cantante que falleció en 2014. Este martes, la Fiscalía buscaba pruebas de una transferencia de acciones en el que Wainberg transfirió acciones a su esposa.


Agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) allanaron este martes una vivienda en el exclusivo barrio cerrado Kentucky, en Funes. Es en el marco de una compleja causa en la que los hijos de Elio Wainberg, fallecido en Cancún en 2014, y la viuda se disputan la herencia. Elio, más conocido como Marcos Denis, era además de un próspero empresario, un cantante de boleros que llegó a hacer un dúo con Armando Manzanero.

La Fiscalía de Delitos Complejos y Económicos del Ministerio Público Fiscal investiga una causa por estafa que surge del conflicto entre los hijos de Wainberg (Gabriel y Diego) y la viuda Mirta Peralta. A partir de esta cuestión familiar se desataron denuncias por estafa y lavado de activos.

Los procedimientos se desarrollaron en dos departamentos y en una casa del barrio cerrado Kentucky.

La relación entre la viuda y los hijos comenzó a complicarse desde la muerte de Elio Wainberg en una pileta de un hotel Cancún donde vacacionaba con su mujer. Unos días antes de su muerte, Elio había firmado un documento en el que le transfería acciones a su mujer la sociedad First House, que era titular de una coqueta casa en el Kentucky donde vivía la pareja y un departamento en la Torre Embarcadero.

A partir de esa sesión los hijos denunciaron a Peralta por estafa y falsificación de instrumento público en relación a la empresa First House. El objetivo de los allanamientos que se realizaron fue recepcionar documentación de interés para la causa, pero hasta el momento no hay imputados, ni ningún pedido de declaración.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.