Edición Impresa, Policiales

misterio

Los restos hallados en Pérez no eran de Valentín Reales

La Policía adelantó que son de un hombre de entre 35 y 40 años, y no del menor de 15 desaparecido en noviembre.


Los restos óseos hallados el sábado pasado en un zanjón de la localidad de Pérez no corresponden a Valentín Reales, el adolescente de 15 años desaparecido hace casi siete meses, como habían presumido en un principio los investigadores. Según informaron este lunes, el cadáver encontrado el fin de semana (que estaba incompleto) continúa siendo NN pero corresponde a una persona de entre 35 y 40 años con heridas de bala en cráneo y pelvis y con aproximadamente un mes de descomposición. Así continúa siendo un enigma el paradero del menor, que había denunciado a la Policía por torturas y que tras su desaparición su familia debió esperar dos semanas para que la Justicia le tome la denuncia.

El sábado por la tarde, efectivos del Comando Radioeléctrico de Pérez hallaron parte de un esqueleto tapado con malezas dentro de un zanjón ubicado en cercanías al centro de esa localidad, a la altura de avenida Belgrano al 100. En el lugar se hicieron presentes los fiscales Luis Schiappa Pietra y Guillermo Apanowicz, junto a efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes no descartaron que los restos podrían corresponder a Valentín, desaparecido en noviembre pasado en barrio Cabín 9 y cuyos allegados presumen que fue asesinado por integrantes de una banda de esa zona a la que le atribuyen connivencia policial.

Pero esa hipótesis fue desechada: “Queda descartado que los restos hallados correspondan a Valentín Reales”, dijo una fuente oficial que especificó que los mismos son compatibles con una persona de entre 35 y 40 años que habría sido atacada con un arma calibre 40 milímetros, según dedujeron por el impacto en los huesos del cráneo y la pelvis. Asimismo, el vocero advirtió que la víctima habría sido agredida en otro lugar y luego traslada al zanjón sin vida. “Los restos hallados podrían haber sido arrojados a posteriori de su fallecimiento, dado que se encuentran dispersos e incompletos”, prosiguió la fuente, que dijo estar a la espera de los resultados de ADN para determinar su identidad.

Causa controvertida

Valentín está desaparecido desde el 13 de noviembre pasado, cuando le dijo a su mamá María de los Ángeles “Ahora vuelvo”, pero nunca regresó. Cuando la mujer fue a presentar la denuncia por la desaparición de su hijo no le quisieron activar la búsqueda del menor, que se inició dos semanas después, cuando la familia acudió a los medios de comunicación y tomó intervención un juzgado de Menores que había intervenido con anotaciones previas del adolescente.

Fue entonces que ante la presunción de que había sido asesinado, el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte ordenó un rastrillaje en busca de sus restos en la zona de Cabín 9. Lo llamativo, denunciado también por sus familiares, fue que en lugar del cadáver los policías hallaron tierra removida y una zapatilla de Valentín, por lo que se presumió que se filtró la información de su búsqueda en ese lugar, en cercanías del camping de Camioneros en Pérez.

La principal presunción es que fue asesinado por integrantes de la gavilla de la que había formado parte, conocida como la banda de los Cuatreros, la que según familiares del chico actúa en connivencia con la seccional del barrio.

El mes pasado, la provincia ofreció mediante decreto una recompensa de dos millones de pesos para quien pudiera aportar datos sobre el paradero de Reales, en el cual se especifica que quien aporte la información quedará bajo el programa de Protección de Testigos y su identidad será mantenida en secreto.

Comentarios