Gremiales

Hugo Yasky y el #21F

“Los que se bajaron de la marcha se bajaron de la dignidad”

El jefe de la CTA de los Trabajadores cuestionó a los dirigentes sindicales que se bajaron de la marcha del próximo 21 de este mes contra el gobierno de Cambiemos y afirmó que “no quieren someterse a las presiones que sufren quienes le ponen el pecho al ajuste".


El jefe de la CTA de los Trabajadores fustigó a los que se bajaron del #21F.

El jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, sostuvo este martes que los dirigentes sindicales que se bajaron de la marcha del próximo 21 de este mes contra el gobierno de Cambiemos “también se bajaron de la dignidad hace rato”, y afirmó que “no quieren someterse a las presiones que sufren quienes le ponen el pecho al ajuste”.

“Los que supuestamente se bajan de la marcha, se bajaron hace rato, pero no de la marcha: se bajaron del compromiso con la clase trabajadora, de la dignidad, de la necesidad de ponerle un límite a este gobierno que ha sido tan duro con los más humildes”, aseguró el diputado nacional de Unidad Ciudadana.

En diálogo con radio Futurock, el líder docente explicó que el paso en falso del triunviro de la CGT Carlos Acuña, quien primero se comprometió a movilizar a su gremio (Soesgype) en la protesta y días más tarde se echó atrás, en realidad “es un aporte invalorable a la credibilidad de la convocatoria” porque permite poner blanco sobre negro en el movimiento obrero.

“Está bueno que esté claro que el sector de (el gastronómico Luis) Barrionuevo, que además no aporta en las movilizaciones más que la presencia de un puñado de dirigentes, haya sincerado cómo son las cosas.

Necesitamos una línea divisoria de aguas que haga creíble las convocatorias del movimiento popular. Necesitamos que la gente recupere la confianza en quienes la convocan. Este ha sido un aporte invalorable a la credibilidad de la convocatoria”, celebró.

Sin embargo, Yasky cuestionó que el argumento brindado por Acuña para bajarse de la convocatoria haya sido la concurrencia de sectores vinculados a Unidad Ciudadana.

“Acuña intenta explicar la propia incoherencia porque se convoca a una marcha para expresar el rechazo al ajuste y se pretende que quienes votaron al kirchnerismo no participen. Acuña no puede explicar el volantazo de su jefe político, Barrionuevo, y en realidad le ha hecho un bien a la movilización”, insistió.

Al referirse a los motivos de aquellos sindicalistas que desistieron de participar en la protesta, consideró que “ellos no quieren someterse a las presiones que sufrimos quienes le ponemos el pecho al ajuste”.

“Esta gente no tiene convicciones políticas ni las cuentas claras”, agregó Yasky.

En otro orden, defendió a Hugo Moyano, impulsor de la marcha del #21F quien enfrenta varias causas judiciales, al sugerir que la Justicia es manejada “a control remoto” por el gobierno de Mauricio Macri contra los dirigentes sindicales “que se ponen de pie” y pelean contra las políticas de Cambiemos.

“La Justicia hoy no tiene independencia. Se maneja a control remoto. Los jueces avanzan contra los dirigentes sindicales y políticos que se ponen de pie, como lo es Hugo Moyano”, resaltó.

Por último, el jefe de la CTA aventuró un posible encuentro cara a cara entre la senadora nacional Cristina Kirchner y el dirigente camionero.

“Tal como están las cosas no cabría descartar un encuentro entre Cristina y Moyano”, aseguró.

Días atrás, Moyano dejó entrever que estaría dispuesto a juntarse con la ex presidenta al señalar que si ella lo invitara a “tomar un café”, no se negaría.

Plaini admite fracaso del triunvirato

En tanto, el titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini, reconoció este martes que el formato del triunvirato que hoy conduce la CGT “no ha dado resultados” y evaluó que las divisiones cada vez más agudas al interior de la central obrera evidencian la necesidad de avanzar en una reestructuración con un esquema de “mayor horizontalidad”.
“Se agotó el formato de la superestructura de la CGT. Deberíamos revisar ese formato con una metodología y un programa. En coyunturas como estas se vislumbra mucho más. Hemos hecho un esfuerzo enorme con el triunvirato pero evidentemente el funcionamiento no ha sido bueno. Estas divisiones de alguna manera hay que resolverlas. Hay que cambiar el formato de la superestructura de la CGT”, consideró.

En este sentido, el líder de los canillitas recalcó que “tiene que haber una mayor horizontalidad”, ya que “este esquema piramidal” en la “superestructura” de la CGT “no ha dado resultados”.

En declaraciones a Radio 10, Plaini recordó que la crisis en el movimiento obrero también alcanza a la CTA, que actualmente está fragmentada en tres sectores.

Al explicar las razones de este clima de divisiones, señaló que no es ajeno a “la crisis del campo nacional y popular producto de la derrota”, y al respecto afirmó la mayoría de los dirigentes de la CGT militan en el peronismo y estuvieron vinculados al Gobierno del Frente para la Victoria “durante 12 años”.

“La interna de la CGT tiene de contexto la interna del peronismo, porque la mayoría de los que militamos en la CGT militamos en el peronismo”, explicó Plaini, cuyo sindicato se plegará a la movilización del próximo 21 de este mes que convoca el camionero Huho Moyano.

En este marco, remarcó la necesidad de lograr la unidad entre los distintos sectores del sindicalismo, deponiendo “los egos personales que ayudan a dividirnos”.

“Los egos personales existen y esto también ayuda a dividirnos. Pero ante un gobierno que no gobierna para los sectores populares, tenemos que ver como resistir y reorganizarnos”, insistió.

“Tenemos que ver como resistimos y nos reorganizamos para volver a ser una alternativa en 2019”, agregó Plaini.
En este punto, impugnó la lógica esgrimida desde algunos sectores del peronismo que pugnan por hacer a un lado a la senadora Cristina Kirchner de las conversaciones de unidad.

“Cristina tiene el 37 por ciento. Otro tiene 5, otro 4 , otro 3, y quieren que se corra la que tiene 37. Eso hay que discutirlo. Hay una crisis en ese sentido”, sostuvo. .

Por último, el sindicalista vaticinó que la marcha del 21 será “multitudinaria” y que aquellos actores sindicales que le den volumen a la protesta en la calle serán los que reciban “la atención” de la sociedad el año que viene, en el marco de la discusión electoral.

Si te gustó esta nota, compartila