El Hincha, Rugby

Opinión

Los Pumas se volvieron Matera dependientes: para suerte del seleccionado regresó capitán Pablo

Argentina ganó la serie ante Escocia, pero lo más importante fue que recuperó al tercera línea formado en Alumni como uno de sus líderes. Pablo demostró nuevamente que es un jugador fuera de serie y que su sola presencia genera cosas positivas en el grupo. Un buen síntoma pensando en Francia 2023


Pablo Matera volvió a ser capitán de Los Pumas y guío al seleccionado a una victoria sobre Escocia. Crédito: Prensa UAR / Gaspafotos.

No descubrimos nada al decir que Pablo Matera es un jugador World Class. De los más completos que la inagotable usina del rugby argentino ha dado a Los Pumas. En la serie ante Escocia el seleccionado argentino recuperó a un líder muy importante. Argentina es hoy dependiente del tercera línea formado en Alumni. Su sola presencia genera efectos muy positivos en todo su alrededor.

Después de la tempestad, empezó a llegar la calma. No fue fácil llegar a este presente. El primero fue haber sobresalido en Nueva Zelanda, en un equipo como Crusaders, cuna de All Blacks y con el premio de haber logrado ser campeón del Súper Rugby.

En medio de toda la tormenta Matera fue relegado por la anterior dirigencia de la Unión Argentina a ceder la cinta de capitán. Dio un paso al costado y focalizó en aportarle al equipo su mejor versión.

Tras la batalla perdida en Salta, en la que Matera no pudo estar, Julián Montoya se lesionó y debió darse de bajar para el partido en Santiago del Estero. En ese sí dio el presente y volvió a llevar la cinta de capitán. Un oficio que conoce a la perfección.

“Para mí fue un desafío extra esta semana, porque me tocó ser capitán. Perdimos varios líderes: Nico Sánchez, Cubo (Tomás Cubelli), que son grandes líderes de este equipo, y que Juli (Montoya) no pueda jugar este partido, fue perder otro líder más. El grupo de liderazgo en este equipo es amplio, tenemos grandes líderes en distintas áreas del juego, como en el line out como Guido Petti o en la defensa como Marcos Kremer, otro gran líder como Tosti Orlando, realmente para mí fue fácil porque me pude apoyar en ellos”, expresó Matera post triunfo sobre Escocia.

Además agregó: “No cambió mucho en el equipo, nosotros sabemos la forma en que queremos hacer las cosas. Fue asumir el compromiso, y seguir por el mismo camino”.

Pablo Matera liderando la ronda en un entrenamiento en Santiago del Estero. Crédito: Prensa UAR / Gaspafotos.

Como líder, Matera tuvo que tomar decisiones y él fue quien pidió scrum en esa última jugada que terminó con el try del rosarino Emiliano Boffelli para sentenciar el pleito a favor.

“No voy a mentir, fue una decisión difícil, el lema de esta semana fue dar, simplemente dar por el de al lado, fue una semana en la que recibimos cariño de todos lados, nos recibieron muy bien. La gente de Santiago del Estero se acercó a los entrenamientos, venían al hotel también, realmente recibimos tanto cariño que nuestro foco fue dar y devolver. Encima tuvimos el cambio de Coco (Ruiz), que debutaba, era el mejor momento para alinearnos detrás de él. El lema de la semana me ayudó a decidir, lamentablemente no pude controlar la pelota atrás, pero el scrum iba para adelante, lo podíamos haber liquidado antes pero me pone muy contento que el equipo nunca bajo los brazos”, dijo Matera sobre esa última toma de decisiones, que llevó a Los Pumas a ganar el partido.

Matera no es un capitán que brille como un actor de Hollywood, no busca que las luces se posen sobre él, todo lo contrario. Pero puertas adentro, es el capitán que todo jugador quiere tener: sacrificado a la hora de entrenar, físicamente una bestia –así lo definen sus propios compañeros-, siempre con la palabra justa y necesaria, el combo que lo hace un gran líder.

El capitán seguirá siendo Julián Montoya, pero el hooker sabe muy bien que su amigo Pablo Matera es el mejor lugarteniente que un portador de la cinta pueda tener. El equipo tiene bien definidos sus roles y en este renacer que Los Pumas han generado en estos tres partidos pueden ser el punto de partida para llegar y lograr dar la talla en Francia 2023.

Festejo albiceleste. El plantel completo argentino celebra el enorme triunfo en Santiago del Estero. Crédito: Prensa UAR / Gaspafotos.

Comentarios