Ciudad, Coronavirus, Región

Segunda ola

Los profesionales de la salud advierten que están estresados y con pocas chances de recuperación

Desde el Colegio de Médicos de Rosario y el sindicato Amra indicaron que los trabajadores están con sobrecarga de pacientes y los centros de atención están saturados de trabajo. Preocupa la suba de contagios, e insisten en mantener las medidas de prevención ante la llegada de bajas temperaturas


La temida segunda ola de coronavirus ya es una realidad. Así lo demuestra el abrupto crecimiento de casos en Rosario (250 diarios) como en el resto del país, poniendo en máxima alerta al sistema sanitario. Desde el Colegio de Médicos de Rosario y desde la Asociación de Médicos de la República Argentina advirtieron sobre el estrés al que están sometidos con pocas chances de recuperación de todos los que integran la cadena sanitaria.

Desde el Colegio de Médicos de Rosario pusieron énfasis en que, pese a que la vacunación del sector es algo “bueno”, el personal de salud continúa “estresado y no se ha podido recuperar”.

La titular del Colegio, Angela Prigione, resaltó que el personal del área salud “sigue estresado y no se ha podido recuperar”. La profesional explicó que “haciendo historia, lo que se hizo el año pasado fue cansador pero para la salud sirvió de mucho: se preparó y capacitó al personal y a los efectores. Esa situación provocó que, cuando llegó el pico cerca de fin de año, todo estaba preparado, el recurso y el equipo”, comentó en LT8.

“El recurso humano tiene sobrecarga”

Más adelante Prigione explicó: “Solicitamos que la gente no saliera y se dejaran los controles crónicos para más adelante, pero cuando el pico bajó, en diciembre, comenzaron las cirugías y los controles, se llenaron otra vez los efectores de salud y el recurso humano ahora tiene sobrecarga de trabajo por esa razón”.

Con respecto a la vacunación de los profesionales y auxiliares de la salud, la titular de Colegio explicó que es “muy positivo” que más del 80% del personal del área de Salud está vacunado, aunque recordó que los trabajadores de la salud “están con sobrecarga y no se han podido recuperar y hoy por hoy los lugares de salud están con mucho trabajo. Por suerte el Ministerio de Salud empezó a pedir que las cirugías programadas, no las de urgencia, se suspendan para reorganizar áreas estratégicas porque de a poco se ve el incremento de casos”.

Al referirse al incremento de casos en los últimos días en Rosario, Prigione explicó: “El incremento de los números nos preocupa por el relajamiento de la sociedad”, y a la vez recordó que no hay que “dejar de lado las medidas de prevención”.

Prigione admitió que “el verano ayudó a mantener baja la cantidad de casos pero que ante la llegada de temperaturas más bajas que llevan a la gente a estar encerradas, habrá que extremar los cuidados”.

Piden medidas intensas y acotadas

Pablo Crispo, secretario Gremial de Amra (Asociación de Médicos de la República Argentina), advirtió que “las medidas por la segunda ola de coronavirus deben ser intensas y acotadas en el tiempo. Va a haber picos de casos, la gente está cansada y no se cuida”, señaló en LT8.

Con respecto a los días por delante, Crispo consideró que “las medidas de restricciones son inevitables, la alternativa sería volver a un régimen estricto pero por 15 días, un tiempo definido. Va a haber picos de casos, la gente está cansada y no se cuida”.

También remarcó: “Se ve que hay fiestas clandestinas, los eventos que se registraron en la costa atlántica el verano, creo que las que funcionaron hasta ahora no son medidas efectivas, a lo mejor ser intensos en las restricciones y efectivos en el periodo de tiempo nos ayuda a enfrentar la segunda ola de coronavirus”.

Coincidiendo con Prigione, Crispo dijo “Los médicos y enfermeros estamos muy cansados, ya llevamos un año en pandemia, por lo general la ocupación de camas llega dos semanas después del aumento de casos. La intensidad del proceso de vacunación está atada a la cantidad de dosis que se tienen. La medida de diferir a doce semanas la segunda dosis de la primera, es correcta”.

Finalmente Crispo evaluó el desarrollo del plan de vacunación. “El personal de salud y los adultos mayores está vacunado en su mayoría, quizás en esta segunda ola se contagien más los jóvenes, los que todavía no están vacunados, por eso la ocupación de camas sería menor. Pero no podemos relajarnos con los protocolos, todos debemos seguir cuidándonos. Las restricciones deberán cumplirse a rajatabla, pero también tenemos que continuar con las medidas de prevención que conocemos, el uso correcto del barbijo, distancia física, ventilación y lavado frecuente de manos, eso es fundamental”, sintetizó.

Comentarios