Ciudad

este viernes es su día mundial

Los profesionales de la enfermería celebran y reclaman su lugar


Este viernes 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermera, que fue instaurado por el CIE (Consejo Internacional de Enfermeras) por el nacimiento, en 1820, de Florence Nightingale, una profesional inglesa considerada pionera de la enfermería moderna. De ahí el femenino, por la homenajeada pero además porque a principios del siglo XIX sólo las mujeres cumplían con esas tareas. Y en rigor, el cuadro actual no difiere demasiado: los varones apenas suman el 20 por ciento, de acuerdo al panorama que describió Mónica Vieyra, presidenta del Colegio de Profesionales de Enfermería del sur de Santa Fe.

Los datos no son rigurosos y dependen de las fuentes, pero se estima que en la Argentina se desempeñan unas 240 mil personas como profesionales de la enfermería, aunque hay otras que son contratadas sin estar matriculadas y esa es una de las quejas de quienes se capacitaron para estas tareas. En Santa Fe, la carrera de enfermería se da en los niveles de formación terciario y universitario, con los respectivos títulos de técnico y licenciado. Está la propia escuela de la provincia, la de la Cruz Roja, otra que se dicta en el Instituto Universitario Italiano Garibaldi (por la nueva ley de educación, tanto en las modalidades de tecnicatura como de licenciatura), una más radicada en Oliveros y además las que se cursan dentro del ámbito universitario. En Rosario, esto ocurre en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR..

Mónica Vieyra apuntó en diálogo con El Ciudadano que aún hoy son las mujeres quienes más se abocan a esta profesión: el 80 por ciento. Aunque aclara que “en los últimos años hubo una importante inserción de la figura masculina”, la predominancia “sigue siendo de la mujer”, señaló. Tiene que ver con sus orígenes, con “el lugar” asignado a la mujer en el cuidado del enfermo y, sobre todo, porque era considerada una profesión “menor” frente a la de médico, que asumían los varones. Todos, dice, prejuicios contra los que se batalla aún hoy. Por eso, Vieyra aclara: “Enfermera o enfermero no es la vecina o vecino que pone las inyecciones: para ser enfermero hay que estudiar y obtener la matrícula que lo habilite para ejercer la labor. Estamos trabajando hace muchos años para cambiar la ley provincial que nos considera como técnicos en lugar de como profesionales”.

La celebración del día propio, que tiene su correlato en Rosario, remite a Nightingale, la primera en promover la estadística, la epidemiología, la organización de la profesión y la educación formal de las enfermeras. Toda una adelantada en la visión social de la salud.

 

Rol del enfermero

El rol del enfermero es diferente al del médico y el de otras profesiones vinculadas a la salud: se trata de contemplar el confort, el cuidado y la higiene del paciente, más allá de administrarle la medicación. Es un vínculo más cercano con el paciente, que acompaña a todo un equipo interdisciplinario. “Cada disciplina aporta lo suyo para ofrecer el mejor tratamiento que necesite cada paciente”, resumió la presidenta del Colegio de Profesionales en Enfermería.

Desde el ámbito público, se abocan prioritariamente a la atención primaria, a trabajar con la comunidad. “En la provincia hay unos 82 centros de atención primaria y unos 52 o 54 pertenecen a Rosario”, detalló Mónica. Y explicó que atención primaria implica trabajar sobre la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud desde las familias.

 

Defensa de la profesión

Santa Fe cuenta con dos Colegios, uno con sede en la capital provincial, que abarca los departamentos del norte, y otro con sede en Rosario que aúna los siete departamentos del sur.

Una de las tareas que realizan desde el Colegio es la auditoría a diferentes sanatorios, hospitales y geriátricos del sur de la provincia para verificar que los profesionales que estén trabajando sean enfermeros matriculados. “Ha habido algunos casos de personas que no estaban habilitadas para trabajar como enfermeros y desde las instituciones afectadas se ha tratado el tema de forma legal”, indicó Mónica Vieyra.

“Hay dos niveles, uno es el auxiliar de enfermería que se cursa en 9 meses y está registrado en los Colegios, y otro que es la carrera de enfermería. Los auxiliares son un soporte del enfermo, realizan tareas como de higiene y confort pero no llevan a cabo actividades invasivas”, resaltó Vieyra a la vez que recordó que en la provincia actualmente no existe dicho cursado.

Festejos y algo más

En la ciudad los festejos comenzarán este viernes a las 8.15 en el Monumento a la Bandera, donde estarán invitados todos los enfermeros de la ciudad. A las 10.30, la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad entregará distinciones a trabajos de investigación y difusión realizados por grupos de la red municipal –también de la nacional, como Pami– a los que convocó con el objetivo de hacer visible la actividad. Esto será en el Cemar (Centro de Especialidades Médicas de Rosario) con la presencia de la intendenta Mónica Fein y el secretario del área Salud, Leonardo Caruana.

A las 13, habrá un acto en la Plaza de la Salud –avenida Arturo Illia al 1800, entre Dorrego e Italia–, donde se encuentra el monumento a Florence Nightingale, uno de los pocos que existen de ella en el país. Allí, la Asociación de enfermeras de la provincia y escuelas de enfermería harán un homenaje y se hará hincapié en el trabajo que realizan los profesionales de enfermería y las condiciones en que lo hacen.

Lo que sigue

El próximo 19 de mayo, el Colegio de Profesionales en Enfermería dictará un taller a cargo de la vicedecana de la Facultad de Medicina, Alejandra Chervo. El 26, personal del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) dictará otra capacitación sobre investigación en salud.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios