Coronavirus, País

Verano atípico

Los principales destinos turísticos afrontan la temporada con subas en torno al 30% en los precios

En Mar del Plata el costo base promedio por una quincena en un departamento de dos ambientes es de 23 mil pesos y 42 mil pesos para un chalet de tres ambientes. Por cada comida hay que pagar entre 300 y 850 pesos. En Carlos Paz los incrementos van del 20 al 30% con respecto al año pasado


Los principales centros turísticos reciben visitantes en esta temporada de verano 2020/21, atípica por la pandemia de coronavirus, con distintas alternativas de precios y aumentos de alrededor de 30% respecto de la anterior.

Según Rodrigo Alejandro Sanz, del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de General Pueyrredón, “por la quincena se planteó un costo base promedio desde 23 mil pesos para un departamento de dos ambientes y 42 mil pesos para un chalet de tres ambientes”.

Los precios, que “simplemente sirven como una orientación ya que puede haber diferentes variaciones”, implican “un aumento de 30% con respecto a la anterior”, dijo Sanz a Télam.

Desde la Cámara de Empresarios de Balnearios y Afines (Cebra) indicaron que “los precios varían según la zona y la variedad de servicios”.

“En la zona norte la carpa para toda la temporada está 95 mil pesos y la sombrilla 75 mil pesos; en la zona del Torreón del Monje la carpa se ofrece a 100 mil pesos y la sombrilla a 80 mil pesos; y en los balnearios del sur, por Punta Mogotes, desde 65 mil a 120 mil pesos”, precisaron.

Marcelo Gómez, responsable de un balneario de Playa Grande, informó que “una carpa para seis personas por toda la temporada ronda los 120 mil pesos, mientras que una sombrilla (para cuatro), 100 mil pesos; por día una carpa costará 3.500 pesos y una sombrilla 2.300 pesos”.

Fuentes de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica marplatense confirmaron que una habitación doble en un hotel tres estrellas rondará entre 3 mil y 4 mil pesos la noche en una habitación doble, y los superiores entre 6 mil y 10 mil pesos.

A la hora de comer, en la zona del microcentro de Mar del Plata se ofrecen promociones de pizzas entre 300 y 600 pesos, empanadas entre 500 a 630 pesos la docena, menú fijo con plato principal, bebida sin alcohol y postre a entre 650 y 850 pesos; hamburguesa, con guarnición y bebida cola a 400 pesos y helado de dos bochas a 120 pesos, pero varían en la zona de calle Güemes, Olavarría, Playa Grande y el puerto de marplatense.

Juan Pierino, mozo de un local del Puerto dijo a Télam que “una porción de rabas cuesta 700 pesos, mientras que una bandeja de frutos de mar para compartir entre dos personas ronda los 1.300 pesos; una porción individual de pastas, entre 400 y 550 pesos, un filet de lenguado con guarnición 780 pesos, una ensalada 380 pesos y una porción de torta 280 pesos”.

Por otra parte, Germán Repeto, gerente de una cervecería, contó que “una pinta cuesta entre 120 y 160 pesos, y unas papas gratinadas para compartir cuestan 350 pesos”, además de “Happy Hour” con promociones 2 x 1 y guarniciones a mitad de precio.

El precio de los helados también varía: un kilo está entre 800 y 1.100 pesos, y un cucurucho con dos bocas entre 130 y 210 pesos.

En Villa Carlos Paz (Córdoba), el incremento en los precios de hoteles, gastronomía y teatros “ronda entre un 20 y 30% respecto a la temporada pasada”, aseguraron a Télam fuentes de la Secretaría de Turismo local.

La villa serrana, máxima localidad turística de Córdoba con unas 75.000 plazas de alojamiento disponibles, marcha a buen ritmo en cuanto a la demanda de turistas que ya realizaron reservas para pasar vacaciones entre enero y febrero.

Las tarifas aproximadas para este verano en locales gastronómicos son: pizza con gaseosa o cerveza a 400 pesos, lomo con papas y gaseosa o cerveza a 450 pesos, parrillada para dos a 1.600 pesos, milanesas con papas a 500 pesos, rabas para dos personas a 750 pesos, pastas a 350 pesos, cerveza de litro a 300 pesos, Gaseosa de litro a 130 pesos, vino a 350 pesos, agua a 120 pesos y sushi 45 piezas a 1.250 pesos.

El paseo en catamarán cuesta 700 pesos (adultos) y 400 pesos (menores); y la aerosilla, 500 pesos (mayores), 400 pesos (menores) y 300 pesos (jubilados).

En Potrero de Garay, Valle de Calamuchita, para enero las reservas de cabañas y casas de alquiler alcanzan a 90%, con precios desde 4.000 hasta 15.000 pesos por día para cuatro personas.

En Mendoza no se registran aumentos en los precios de hospedaje mayores a 20% en diciembre pero se esperan incrementos mayores a partir de enero.

Según Noelia Sahar, de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza, los aumentos en las tarifas de hospedaje para diciembre en ciudad capital “no llegan al 20%, pero si habrá un aumento mayor a partir de enero, siempre y cuando tengamos una reactivación y mayor demanda”.

Ese aumento sería de otro 20%, por lo que “para 2021 las tarifas tendrían un incremento del 40% en ciudad”, dijo Sahar a Télam.

“Debido a la pandemia por Covid-19 no hay un mayor nivel de reservas turísticas respecto a esta misma fecha del año pasado, pero las reservas pueden variar día día debido a que el turista está contratando a último momento”, completó.

Desde el Ministerio de Turismo de Mendoza indicaron que los precios de las habitaciones en hoteles con base doble con desayuno van desde 2.200 a 12.000 pesos y las cabañas van desde 5.200 pesos (para cuatro personas), 6.200 pesos  (seis personas) y 7.200 pesos (ocho personas).

Comentarios