Política

Macri vs Federación Agraria

Los pequeños productores pierden “por goleada”

Federación Agraria le respondió a Macri, quien le dijo a las multinacionales: “Nosotros cortamos el pasto, ustedes hagan goles”.


La Federación Agraria Argentina replicó en duros términos las afirmaciones del presidente Mauricio Macri, esta semana, ante empresarios en Davos. “El presidente Macri les dijo a los ceos de las multinacionales que él corta el pasto para que ellos jueguen. Mientras tanto, los pequeños y medianos productores venimos perdiendo por goleada”, dijo la entidad ruralista.

Reunidos en Rosario, los integrantes del Consejo Directivo Central de la Federación Agraria Argentina realizaron un diagnóstico sobre la situación del sector productivo. Y decidieron convocar durante febrero y marzo a las entidades de base federadas para analizar los pasos a seguir frente al programa económico de la Nación.

La principal conclusión a la que arribó el Consejo Directivo de la Federación Agraria es que los pequeños productores afrontan pérdidas. Los directivos de la Federación Agraria de todo el país advirtieron sobre el deterioro constante de los pequeños y medianos productores y ratificaron lo que la conducción de la entidad había planteado al ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, en una audiencia a comienzos de enero.

En esa ocasión, la entidad de productores alertó al funcionario nacional sobre la distorsión de precios y las dificultades para seguir invirtiendo, a la vez que expresaron que “los productores de pequeña escala no tienen espalda para seguir esperando políticas que los contemplen específicamente”.

 

Alto endeudamiento

 

“El nivel de endeudamiento de chacareros con las cooperativas creció un 20% en un año, con tasas de interés altísimas, y el 85% de la actual campaña de soja ya fue vendida por parte de los pequeños productores”, dijeron desde Federación Agraria en un comunicado de prensa divulgado ayer.

Además señalaron que “debemos agregar el problema de la pérdida de rindes por una sequía que persiste en la zona núcleo. En 2017 cerró con menos cantidad de tamberos y caída de exportaciones lácteas. En las economías regionales, podemos mencionar los casos de productores que venden la ciruela o el damasco a 2 pesos el kilo, muy por debajo de los costos para producir, o la crisis de la actividad azucarera, que llevó al cierre del ingenio San Isidro, en Salta”.

En el encuentro, realizado el jueves 25, también se analizaron los aumentos de los combustibles en los últimos meses y se recordó que la Federación Agraria ya solicitó al gobierno nacional mecanismos para acceder a un gasoil con precio especial para quienes producen.

“Hace tiempo venimos pidiendo políticas públicas diferenciadas, con estímulos que reconozcan región y escala, para poner equilibrio en una economía cada vez más concentrada”, señalaron.

Además, se analizó la reforma tributaria aprobada en diciembre último por el Congreso: “La carga impositiva era alta hasta ahora y lo que viene por delante es aún más difícil. Y al mismo tiempo que nos alejan del crédito y nos suben costos y tarifas, abren más importaciones y nos piden que seamos competitivos”.

Por último, los directores de FAA plantearon la necesidad de instalar estos debates en la agenda pública: “En un país con numerosos problemas irresueltos, se suman los del pequeño productor. Por eso pedimos al gobierno nacional, así como a las administraciones provinciales y a los diferentes espacios políticos, que tomen estos temas como parte de su preocupación. Y apelamos a que suceda lo mismo en el ámbito parlamentario. En 2017 no se sancionó ni una ley a favor de los pequeños y medianos productores. Si este año vamos por el mismo camino, no se hará más que acelerar nuestra extinción y agravar la crisis del interior profundo”.

Si te gustó esta nota, compartila