Coronavirus, Economía

Pandemia económica

Los peluqueros rechazan la ayuda del gobierno: “Los 30 mil pesos no los queremos”

Marcharon este miércoles en contra de las medidas restrictivas tomadas por el gobierno provincial ante el rebrote del coronavirus. Dicen que la ayuda económica es “una migaja de pan”. Pidieron autorización para trabajar en horario reducido.


Peluqueros y peluqueras de la ciudad de Santa Fe se manifestaron este miércoles frente a Casa de Gobierno en contra de las restricciones dispuestas el último viernes por la provincia, en el marco del rebrote de contagios de coronavirus. Mientras se manifestaban, un grupo de representantes fueron recibido por el secretario de Comercio Interior de Santa Fe, Juan Marcos Aviano, y por el secretario de Relaciones Territoriales y Protocolo, Alejandro Bento.

El reclamo de los peluqueros y las peluqueras es para que las autoridades les permitan reabrir sus puertas a pesar de las restricciones que rigen desde el sábado en las ciudades de Santa Fe y Santo Tomé, similares a las disposiciones que entraron en vigencia una semana antes para los cinco departamentos del sur provincial.

“Nos dijeron que analizan, durante la semana, facilitarnos horarios para poder trabajar”, explicó Carolina Salvatelli, una de las peluqueras que dialogó con los funcionarios provinciales. “Nosotros pedimos al menos abrir con horario reducido de cinco horas, como fue en la primera etapa de la cuarentena. No es lo mismo estar cerrados y recibir una ayuda, a estar abierto y atender a nuestros clientes, teniendo ingresos para poder pagar sueldos y alquileres”.

La ayuda económica de 30 mil pesos, por única vez, otorgada por el gobierno provincial para los sectores que no pueden trabajar por las medidas restrictivas no resultó satisfactoria en el sector de las peluquerías: “Los 30 mil pesos no los queremos, los vamos a rechazar. Hoy en día 30 mil pesos duran apenas tres horas en el bolsillo de cada peluquero. Esto no es no es una ayuda, es apenas una migaja de pan para un rubro que está agonizando”, sostuvo Oscar Yosviak, peluquero de la ciudad de Santa Fe, quien participó de la reunión de con las autoridades.

Yosviak apuntó: “Esta es una situación que te va desgastando económica y psíquicamente. Nosotros planteamos que queríamos continuar trabajando, que para nada queríamos cerrar las puertas de nuestros negocios. Uno fue acumulando deudas que todavía no logramos pagar y todavía no podemos ponernos al día porque después de nuestro regreso a las actividades, a mediados de mayo, obviamente que nosotros bajamos el rendimiento a un 70%”.

“Hay mucha incertidumbre, mucho malestar. Es difícil que el Estado hoy en día se concientice de que tenemos que aprender a convivir con este con este virus, aprender a convivir es aprender a reforzar y a usar todo lo que ya hemos aprendido desde el 20 de marzo. Quién más que los comerciantes, los autónomos, queremos cuidarnos y mantenernos sanos, nadie se quiere enfermar. Esto es una ecuación simple: me enfermo no facturo”.

Comentarios