Economía

Ajuste

Los ingresos populares perdieron por goleada en 2018

Un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) reveló que la pérdida de un jubilado supera el monto de la mínima. Un empleado de la construcción resignó el equivalente al 88% del salario 


Con el último ajuste de 2018, el haber jubilatorio mínimo pasará a 9.300 pesos.

El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) cuantificó en su último informe la pérdida de poder adquisitivo de trabajadores y jubilados durante este año en Santa Fe. Entre las conclusiones del trabajo, se destaca que un jubilado perdió en el año un monto superior al de la jubilación mínima.

La pérdida de ingresos estimada de un salario mínimo ante la inflación en Santa Fe fue de 10.670 pesos durante 2018, un valor cercano al SMVM (salario mínimo vital y móvil). Para un jubilado santafesino que cobra la mínima, la baja en sus ingresos en el año llegó a 10.903 pesos, con lo que “perderá durante 2018 un monto mayor a una jubilación mínima”.

Los empleados de la construcción santafesinos perderán, siempre según Ceso, 26.620 pesos en el año, lo que “equivale al 88% de su salario” promedio. Al mismo tiempo, un administrativo categoría A con antigüedad media (18 años) perderá 13.834 pesos al finalizar el año, un equivalente a medio salario.

Bono para pocos

Al haber obtenido cláusula gatillo, los estatales santafesinos no obtendrán el bono de fin de año. Sin embargo, existen numerosos sectores que no pudieron obtener aumentos cercanos a la inflación y tampoco recibirán el bono. Monotributistas, trabajadores no registrados, trabajadores agrarios, personal de casas particulares y trabajadores de empresas privadas que se encuentren en declinación productiva no accederán al beneficio. A su vez, en ciertos casos, puede ser reducido, pagado en cuotas o considerado “a cuenta” de aumentos anteriores en concepto de revisión salarial posterior al convenio anual firmado.

En el informe también explicaron que “el bono no alcanza a cubrir ni la mitad de la canasta básica alimentaria de un hogar santafesino”, que para octubre arrojó un valor de 12.014 pesos.

Cae proporción en el reparto

“En el último año se produjo un retroceso para la clase trabajadora en el reparto de la riqueza generada a nivel nacional. En el segundo trimestre de 2018 los trabajadores obtuvieron el 45% del Valor Agregado Bruto, mientras que en igual trimestre de 2017 obtenían el 48%. Esto representa una pérdida de 160.221,85 millones trimestral para los trabajadores”, explicaron.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios