Ciudad, Edición Impresa

Comenzó el paro de municipales

Es por atrasos salariales, suba en las asignaciones familiares y la regularización de nueve mil trabajadores. Desde el sindicato dicen ser rehenes de "discusiones partidarias" y piden más comunas.

festram

Pablo Moscatello

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) realizará hoy un paro por 24 horas en toda la provincia en reclamo del pago de las asignaciones familiares establecidas por el gobierno nacional que eleva a 180 pesos el monto por hijo y la normalización de la situación de nueve mil empleados que, dicen, están sometidos a constantes fraudes laborales. Además, la jornada se llevará a cabo en solidaridad con los agentes comunales que desde hace algunos meses no están percibiendo sus salarios en tiempo y forma en varias localidades santafesinas, las cuales atraviesan serios inconvenientes financieros.

Si bien esta última cuestión no es la central ni la que determina la medida de fuerza que se realiza hoy, por estas horas sólo basta hacer un paneo por la geografía santafesina para comprender que es éste el escenario que más preocupa a los representantes de los trabajadores de cada localidad afectada. La severa crisis económica de varios municipios en toda la provincia tiene hoy a sus empleados en permanente estado de alerta, y la situación ha empeorado aún más en los últimos meses. Por eso no llamó la atención que el pasado 22 de noviembre se decidiera en el plenario de secretarios generales de la Festram solidarizarse con los trabajadores más perjudicados por el recurrente atraso salarial en varios municipios de la provincia.

Al respecto, desde la federación se indicó que el plan de lucha contempla la iniciación de paros por tiempo indeterminado, algo que ya comenzó a ejecutarse el pasado martes “en todas aquellas localidades que no efectivizaron la totalidad del pago de los haberes a sus trabajadores”, le dijo a este medio Claudio Leoni, el titular de la organización. En concreto, por estas horas las medidas de fuerza se llevan adelante en aquellas municipalidades y comunas que no han abonado los haberes del mes de noviembre, situación que a la fecha alcanza, se informó, a  Reconquista, Villa Ocampo, Gálvez, Arroyo Seco, Carcarañá y Capitán Bermúdez, y las comunas de Elortondo, Timbúes, Fighiera, Alvear, Nelson, Villa Mugueta, Arrufó, Villa Saralegui, Constanza, La Brava, Villa Guillermina y El Rabón.

En tanto, y si bien por estas horas la situación en cierto modo ha ido mejorando, en el gremio resaltan que en los últimos meses las dificultades para afrontar el pago de salarios alcanzó también a Villa Gobernador Gálvez, Venado Tuerto, Fray Luis Beltrán, Villa Constitución, Las Rosas, Granadero Baigorria, Ceres, San Javier y más de treinta comunas de toda la provincia.

Por otro lado, los trabajadores municipales también vienen denunciando, y exigiendo, una solución para más de nueve mil empleados que, sostienen, se encuentran  sometidos a fraude laboral, según la Festram con sistemas de contratación como pasantías, monotributos, planes de empleos locales, asignaciones diarias o semanales, pagos en vales de mercadería y otros tipos de relación de dependencia sin estabilidad laboral, marginados de la prestación de salud y evasión previsional. “Éste es un reclamo que venimos haciendo como organización sindical hace tiempo, ya que es un problema social que tiene toda la provincia de Santa Fe. Incluso hasta hemos hecho un reclamo en la Defensoría del Pueblo”, indicó Leoni.

Finalmente, la iniciativa también es en reclamo del pago de las asignaciones familiares establecidas por el gobierno nacional, que elevó a 180 pesos el monto por hijo. Hoy, según expresan en la federación sindical, los trabajadores municipales en toda la provincia perciben 80 pesos, y es por eso que están solicitando la equiparación.

Reforma tributaria

Consultado sobre los fondos que reciben municipios y comunas santafesinas y la necesidad o no de una reforma impositiva, Leoni busca hacer cierto equilibrio a la hora de responder. Si bien explica que la posición del gremio es que hay que llevar a cabo modificaciones tributarias en la provincia, también plantea que hay que poner énfasis especialmente en algunos gravámenes.

“Nosotros hace un año y medio que venimos planteando la necesidad de una reforma impositiva. Tiene que haber una modificación en lo que reciben municipios y comunas. Pero en la reforma no hay que modificar impuestos que llegan a la mayoría de la gente, sino fundamentalmente el Inmobiliario rural e Ingresos Brutos, que tocan a quienes más tienen”, aclara el referente de los trabajadores municipales.

En tanto, Leoni sostuvo que hoy los empleados municipales son “rehenes de una discusión política partidaria que afecta los intereses de la mayoría de los habitantes de la provincia”. “Por un lado están los legisladores que dicen que el presupuesto para el año que viene se envía tarde (por los del PJ) y no tienen tiempo para discutirlo y por otro (los del Frente Progresista) plantean que esta situación se da ya que necesitan la reforme urgente. Y en el medio quedamos encerrados nosotros”, explicó por último el dirigente.

Comentarios