Policiales

Balacera en La Cerámica

Los detiene el Comando y los buscaban por doble homicidio

La Policía dijo que conducían una moto robada y que tenían un pedido de captura por un ataque perpetrado en marzo pasado en La Cerámica que dejó dos muertos.


En abril, la TOE detuvo a Milton F., de 20 años, quien es hijo de Olga “Tata” Medina, una mujer de 50 años que está procesada desde 2014 por el delito de comercio de estupefacientes en los barrios La Cerámica y Parque Casas.

El pasado 29 de marzo, dos autos se acercaron a una esquina de barrio La Cerámica y desataron una balacera contra un grupo de personas. Leandro Zarantonelli, de 20 años, murió en el acto. Carlos Gálvez, de 39, varios días después. Ambos estaban frente a una casa en Medrano al 2700 donde se produjo el ataque que los investigadores relacionan a disputas territoriales por el narcomenudeo en la zona norte por lo que detuvieron ese mismo día a tres sospechosos. Este miércoles, otros dos jóvenes fueron apresados vinculados al doble crimen.

Según fuentes policiales, iban en una moto por el centro de la ciudad y al toparse con efectivos de la Brigada de Motorizada huyeron. La evasiva derivó en una persecución que terminó en Pasaje Rafaela al 6100, donde los motociclistas abandonaron el rodado e intentaron escapar al trote, pero fueron apresados, siempre de acuerdo a la versión policial. Informaron además que la moto abandonada era una Honda Falcon que tenía pedido de secuestro por una denuncia de robo del 11 de abril pasado en jurisdicción de la subcomisaría 27°.

Los detenidos fueron identificados como Alan Patricio A., de 19 años, y Oscar O., de 23.

Seguí leyendo |  Pelea por el narcomenudeo: saga de venganzas en La Cerámica

Así se sumaron a la lista de detenidos en el marco de la causa que investiga el doble homicidio del 29 de marzo pasado. El día del crimen, la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a Milton M., hijo de una sindicada vendedora de drogas de zona norte que está presa desde octubre de 2014, Olga “La Tata” Medina.

El ataque

Según una hipótesis, el doble crimen fue en respuesta a una muerte en la cárcel que generó la ira de un grupo agresor contra la familia Gálvez. Aunque las históricas diferencias entre ellos ya se habían agravado desde el asesinato de Bladimir Medina, en un after céntrico, en marzo de 2017. Bladi y Héctor Javier Cejuela terminaron muertos cuando fueron atacados a tiros y puntazos en el vip del boliche e hirieron a una menor de un tiro disparo en la pierna.

La noche del 29 de marzo, Carlos Gálvez estaba en la puerta de su casa de Medrano al 2700, junto a su hermana, y luego se sumó su vecino de enfrente, Leandro Sarantonelli, a tomar una gaseosa. La mujer dijo que ella estaba sentada y sus dos acompañantes parados cuando apareció un auto gris que frenó al lado de ellos y luego sonaron los disparos. Fueron tantos los balazos que también le mataron al perro e hirieron a otro canino.

Según la Policía, por testimonios del barrio en los autos viajaba Alan A. al volante; Cristian “Chupado” H.; Sebastián C.; Tomás “Pañal” A. y Milton F. Éste último, hijo de la Tata Medina, dijo que se enteró por los diarios que lo buscan y se entregó a la Fiscalía espontáneamente en abril pasado, junto a su abogado defensor.

Seguí leyendo | Hijo de conocida transera se entregó por doble crimen

El muchacho fue imputado por el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Ademar Bianchini, por doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación y pidió una prisión preventiva. El juez Carlos Curto ordenó 60 días de cárcel y aceptó un pedido de la defensa: que lo vea un médico y que le permitan ingresar los medicamentos al lugar de detención. Es que hace un año, Milton quedó al borde de la muerte en terapia intensiva por un ataque a balazos que dijo fue en un robo. En noviembre pasado un disparo en el rostro y otro en el tórax en la misma zona, Medrano al 2600.

Los investigadores dijeron que en esa zona hay una histórica disputa por el dominio del territorio para la venta de estupefacientes y deslizaron que en una cuadra hay un búnker de la Tata y en la otra hay otro que pertenece a la familia Romero, de Nuevo Alberdi.

En 2014, la Justicia Federal realizó operativos en bocas de expendio atribuidas a la Tata en La Cerámica y Parque Casas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios