El Hincha

Marcha de Antorchas

Los clubes de Rosario también marchan contra los tarifazos

Agrupados en la ‘Red de Clubes Rosario’, las entidades deportivas afirman que se les hace imposible abonar las facturas de los servicios y que el gobierno nacional no cumple con la Ley de Clubes


Los clubes también movilizan. Agrupados en la ‘Red de Clubes Rosario’, que aglutina más de 140 entidades, se sumaron a la Marcha de las Antorchas en reclamo por los reiterados tarifazos y las complicaciones que tienen que afrontar como entidades deportivas.

En su gran mayoría son clubes de barrio que no poseen un alto poder adquisitivo y que se sostienen con la cuota de los socios. Sin embargo, con los altos precios de los servicios y la falta de subsidios, algunos están en una situación crítica. Y por eso salen a la calle.

“La baja en los ingresos significa la caída del pago de las cuotas societarias, porque los socios también se ajustan y lo hacen por el club”, afirmó Jeremías Salvo, dirigente del Sunderland.

El dirigente del club de barrio Ludueña explicó que la caída de la recaudación es del 30 por ciento y afirmó que “eso significa que hay cada vez más gente que no está pagando las cuotas”.

Si bien los clubes tienen cuotas societarias que oscilan entre los 50 y los 100 pesos, en los casos más económicos, y hasta los 300 los más caros, el problema es que “la gente ya no puede pagar y ajusta en la re-creación, entre eso está el club”. Y que los dirigentes no pueden “trasladar los costos de los servicios a los socios porque nos quedamos vacíos, sin gente y tendríamos que cerrar”.

Salvo señaló que hay subsidios de la provincia en las facturas de Aguas Santafesinas SA y de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), pero que el reclamo apunta al gobierno nacional y a la correcta aplicación de la Ley de promoción de los clubes de barrio.

El beneficio, que implica un reintegro de un 40 por ciento en los servicios que abonan los clubes, le corresponde a las entidades que están inscriptas en el Programa de Clubes Argentinos y a pesar de que cumplen con los requisitos no están siendo beneficiados.

“La única solución que se presenta es la refinanciación, pero es un engaño porque al mes siguiente llega la factura nueva más la cuota del mes anterior y se hace imposible pagar”, afirmó el dirigente.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios