Coronavirus, Gremiales, Región

Santa Fe

Los choferes llevaron los colectivos a la Casa Gris para pedir que les paguen el sueldo completo

A más de dos semanas del inicio del paro, choferes protestaron frente a Casa de Gobierno. Desde la empresa Autobuses pidieron reducir en un 20% su planta de personal y suspender al 40% de los trabajadores, a quienes proponen pagarles solo la mitad de los salarios.

Fotos: Gentileza UNO de Santa Fe

Los choferes quieren que les paguen los sueldos completos y este martes protagonizaron una singular protesta con los colectivos estacionados frente a Casa de Gobierno, en la ciudad de Santa Fe. La movida se da a más de dos semanas del inicio del paro total de actividades, por lo cual no hay transporte público en las principales ciudades de la bota y tampoco en otras 16 provincias.

La jornada de protesta gremial también incluyó manifestaciones frente a la Municipalidad de Santa Fe y la Secretaría de Trabajo de la provincia. Entre colectivos de corta, media y larga distancia, los choferes movilizaron alrededor de 90 unidades por el microcentro de Santa Fe, donde se están emplazados los organismos oficiales.

A los choferes del sistema público de colectivos les adeudan parte del sueldo de abril. Los empresarios argumentan que, por la caída del corte de boletos provocada por la cuarentena obligatoria, no tienen recursos para afrontar sus obligaciones. En ese sentido, la empresa Autobuses SRL analiza despedir al 20% del personal y suspender a otro 40%.

“Esto es histórico, nunca se ha vivido una situación así, saldremos a la calle a reclamar. Los trabajadores no tienen ya para comer. No vamos a permitir que nos dejen en la calle. O nos quedamos todos o nos vamos todos. Que el gobierno prepare cárceles para meter a los trabajadores, porque vamos a reclamar”, el dirigente de Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Santa Fe, Osvaldo Agrafogo.

El paro de colectivos comenzó el 11 de mayo, en distintas localidades del país, en reclamo del pago completo de los salarios. Aún no se avizora una solución al conflicto. El miércoles volverán a reunirse en forma virtual autoridades del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y de la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo con representantes sindicales de la UTA.

Desde la UTA avisaron que “el paro se extenderá hasta que terminen de abonar lo adeudado” y deslizaron que las autoridades que pueden resolver el conflicto no están realizando los esfuerzos necesarios para llegar a un acuerdo.

 

Piden más subsidios

En declaraciones a Radio 2, el secretario de Transporte de la provincia, Osvaldo Miatello, señaló que la caída de la recaudación complica la situación de las empresas porque, a diferencia del transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires, el corte de boletos representa un porcentaje importante del financiamiento integral del sistema.

“Un sistema donde la mitad es subsidio y la mitad recaudación hace que la búsqueda de la solución sea complicada y necesariamente tenga que ver con la Nación, más allá que todas la partes podemos colaborar”, indicó Miatello.

 

Empresarios y gobierno

La semana pasada, los intendentes de Rosario Pablo Javkin, de Santa Fe Emilio Jatón, de Córdoba Martín Llaryora y de Paraná Adán Bahl mantuvieron una reunión virtual en las cual decidieron pedirle al Ejecutivo Nacional “acciones urgentes” para solucionar el problema del transporte público. Esta semana, los intendentes renovaron sus reclamos, aun sin respuestas.

“Empresarios y gobierno son los responsables de encontrar soluciones y explicarle a los trabajadores por qué no se les abona su salario, cuando son reconocidos por la población en general como los primeros en la línea de fuego de la pandemia, que son quienes transportan al personal esencial a los centros de salud, fábricas, y demás actividades y establecimientos prioritarios”, señalaron desde la UTA la semana pasada.

 

Amenazan con despidos masivos

La empresa Autobuses SRL, que opera en la ciudad de Santa Fe y en localidades de otras 10 provincias, planea despedir al 20% de sus 731 empleados, suspender a otro 40% y trabajar solo con el 40% de su plantilla mientras se extienda la crisis del coronavirus. Eso significaría 145 despidos y 290 trabajadores suspendidos con sus salarios reducidos.

Los puntos más importantes de la presentación de la empresa ante las autoridades laborales son los siguientes:

* Reducción del 20% de la nómina de trabajadores mediante su despido con causa justificada en razones económicas y de fuerza mayor no imputable a la empleadora, conforme a las disposiciones del art. 247 RCT (Regla de Contrato de Trabajo).

* Del 50% del personal cuyos vínculos no sean extinguidos, se propone una jornada de trabajo discontinua o acumulada, del 1º de junio de 2020 al 31 de diciembre de 2020.

* Del restante 50%: suspensión total de tareas por el lapso del 1º de junio de 2020 al 31 de diciembre de 2020.

* Reconversión del sistema remuneratorio bajo el siguiente esquema: 1) a los trabajadores que prestarían servicios en jornada discontinua o acumulada se le abonará el salario conforme a su jornada efectiva de trabajo bajo la modalidad del 90% del salario como no remunerativo a los fines de determinar la base de cálculo de las contribuciones y aportes de seguridad social; 2) a los trabajadores que resultarían totalmente suspendidos se les abonará una suma en carácter de gratificación no remunerativa igual al 50% del valor neto del sueldo mensual correspondiente a cada mes de suspensión.

“Estamos fundidos”, sostuvo el gerente de la empresa, Lucas Fernández. “Si no aparece dinero, no podemos seguir. Si seguimos esperando, quebramos y dejamos en la calle a todo el personal. Esto busca salvar algo”, dijo en relación a la presentación realizada este martes.

Comentarios