Edición Impresa, Espectáculos, Teatro

estreno teatro

Los Camilleros: humor y resistencia como campo poético

Severo Callaci habla de “Los Camilleros”, nuevo trabajo de Línea de Tres. Este domingo, a las 20, en el Cultural de Abajo.


Con una propuesta poética que navega con holgura entre el humor, la nostalgia y la política, el grupo Línea de Tres concretó con su primer trabajo, La canción del camino viejo, un iluminado proyecto artístico que rompió con las fronteras locales y nacionales y llevó el teatro rosarino a otras latitudes. Con algo de esos tintes de comedia dramática, parte de ese mismo equipo estrenará este domingo, a las 20, en el Cultural de Abajo (San Lorenzo y Entre Ríos) Los Camilleros, con las actuaciones de los talentosos Luciano Temperini y Lautaro Lamas, asistencia de dirección y técnica de Ciro Korol y dirección general de Severo Callaci.

Roberto y Juan Fermín, los camilleros en cuestión, trabajan en el club Ave Fénix, en algún lugar de la provincia de Santa Fe. Desde hace años, son los encargados de asistir a los lesionados en los partidos de fútbol que su club disputa en la Liga Deportiva del Sur. La acción transcurre en la previa de un partido definitivo en el que los camilleros se disponen con dedicación para el encuentro, más allá de que esa tarde no será como las otras y quizás cambie sus vidas.

“La idea surgió un día en la cancha, con el gran maestro de Línea de Tres, Miguel Franchi (director de La canción del camino viejo en la que Callaci actúa junto a Santiago Dejesús). Estábamos viendo el partido y de repente aparecieron los camilleros para asistir a alguien; de inmediato vimos que eran dos personajes impresionantes. Una primera charla derivó en la idea de la obra y así convoqué a los actores con los que ya había una intención de trabajar. Fue un proceso que comenzó con una serie de improvisaciones a partir de esa idea de personajes, hasta que llegamos al armado de esta obra. Creo que llegamos a contar una linda historia que a partir de este domingo comenzaremos a compartir con el público”, evaluó Callaci, también actor de vasto recorrido, quien además ya dirigió a Lamas en su unipersonal Aire puro (en el viento).

Como prehistoria de la acción, aparecen veinte años de comisiones directivas fraudulentas que vaciaron el club de sus amores, dado que las diferentes actividades fueron desapareciendo y lo único que sobrevivió fue el fútbol. Pero la peor pesadilla se ha vuelto realidad: el club será vendido para poner un supermercado. Ante la revelación de la venta encubierta de los terrenos del club a capitales extranjeros, los camilleros trazarán una táctica de resistencia.

“Nosotros seguimos transitando la misma poética, un humor que es conductor de ideas que buscan generar cierta conciencia en la comunidad; también intentamos reírnos de nosotros mismos,  poder acercar nuestras cosas buenas y también las malas y, a pesar de todo, poder vivirlas con alegría; todo eso es parte de la búsqueda, y también son las historias de los caminos que venimos recorriendo en estos últimos años: nuestros personajes son siempre quimeras de historias que nos cuentan: están juntos los territorios escénicos y también los territorios del paisaje, volviendo a transitar una energía”, repasó Callaci.

Con escenografía de Ariel Antinori, vestuario de Laura Perales, música original de Homero Chivarinno, diseño sonoro de Adolfo Corts, fotografía de César D’Angelo, diseño de iluminación de Diego Quillici, gráfica de Adriano Di Mauro, voz en off de Luciano Sincini y prensa de Martina Lovigné, el espectáculo es el resultado de un arduo trabajo en equipo. “Nuestro trabajo es de un constante aprendizaje, y trabajar en grupo es una maravilla porque, hace algunos años, esa forma de trabajo nos está dando la oportunidad de poder vivir de lo que hacemos; eso nos coloca en un lugar diferente: nuestro trabajo amplifica el público porque son propuestas inclusivas, para todo tipo de público, y están también pensadas para todo el continente latinoamericano, no sólo para Rosario, que es donde estamos ahora. Esta es una búsqueda colectiva en la que todos estamos convencidos de la poética que transitamos, y es uno de nuestros objetivos poder mover el material y representar a la ciudad, a la provincia y al país en otros territorios. La que viene es una instancia muy importante para nosotros, porque ahora se empieza no sólo a compartir sino también a modificar el material con la mirada del público”, concluyó el actor y director.

Comentarios