Ciudad, Edición Impresa

Las subas para 2017 ya rondan entre 25 y 35%

Los alquileres se renuevan por encima de la inflación prevista

El dato, que surge de contratos nuevos y que se están ajustando, va en línea con incrementos previstos en varios servicios.


Lejos de las proyecciones oficiales del 17 por ciento de inflación, la suba en los alquileres de vivienda para el año próximo ronda entre el 25 y 35 por ciento, según cifras que entregan ONGs, organismos de defensa al consumidor y una de las cámaras que nuclea a las inmobiliarias de la ciudad. El dato, que surge de rentas que ya se están ajustando y nuevos contratos, va en línea con incrementos previstos en varios servicios y tasas que hacen al gasto cotidiano de cada familia.

Los aumentos que se proyectan para 2017 marcan grandes diferencias con lo previsto por los gobiernos nacional y provincial.

Los presupuestos que establecieron las administraciones de Mauricio Macri y Miguel Lifschitz (ya aprobados por el Congreso nacional y la Legislatura provincial) fijaron pautas inflacionarias del 17 por ciento. Sin embargo, cumplir la meta parece difícil.

Por caso, todos los servicios públicos se incrementarán por encima de ese guarismo. Aguas Santafesinas ya anunció que pretende un ajuste progresivo que, acumulado, llegaría a todo el año próximo al 89 por ciento. La EPE, en tanto, pidió un 37 por ciento promedio, mientras que Litoral Gas busca un 34 por ciento de suba para los usuarios residenciales, sólo para arrancar el 2017.

Lo números reflejan así que sostener los gastos de un hogar seguirá siendo dificultoso para sectores medios y bajos. Eso incluye a los alquileres, que pese regirse por la “ley de oferta y demanda” tendrán un escenario similar. Todas las fuentes consultadas por este medio mencionaron que el 17 por ciento proyectado para la economía general tampoco cuaja con la realidad de este mercado.

Según José Ellena, el titular de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), las rentas en las viviendas se están ajustando, en general, con un 25 por ciento de suba anual.

“Por ejemplo, quien hoy está pagando cuatro mil pesos por un departamento de un dormitorio el año que viene abonará cinco mil. Esa es más o menos la actualización que se está dando. Bajó un poco la cifra ya que de 2015 a 2016 hubo una variación referencial de un 30 por ciento”, señaló el dirigente.

El intermediario mencionó que el mercado está tomando como referencia las paritarias que se avecinan. Y la expectativa de suba salarial supera el 17 por ciento y se ubica –según Ellena- entre el 20 y el 30 por ciento.

“Tomamos como marco el incremento que tendrán los trabajadores porque esto es vivienda y los que alquilan son mayoritariamente empleados, muchos de ellos de comercio. Creemos que el aumento que van a tener va estar en torno del 24 y 25 por ciento”, sostuvo el referente de Cadeiros.

Por su parte, otro índice a tener en cuenta surge del último relevamiento de precios del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac).

Según la ONG local, la suba de los alquileres ronda el 30 por ciento para 2017.

Juan Marcos Aviano, el titular de la organización, explicó que el dato se obtuvo en el informe de noviembre, mes que la ONG utiliza como referencia para proyectar el aumento con que se renovarán los contratos para el año siguiente.

“El trabajo toma como parámetros tanto departamentos como casas del centro y los barrios. Nosotros utilizamos como punto de inflexión noviembre porque tiene mucho movimiento. Por ejemplo, hay gran cantidad de estudiantes que están llegando a la ciudad y acordando sus contratos. Allí vimos que el ajuste sigue siendo alto”, manifestó Aviano.

La cifra también fue avalada por la Concejalía Popular, otra ONG local que, en este caso, pugna por los derechos de los inquilinos.

“Es cierto que se están cerrando contratos con indexaciones anuales del 30 por ciento, y en algunos casos es más y se llega hasta el 35 por ciento”, señaló Ariel D’Orazio, integrante de la Concejalía y coordinador del Consejo Asesor de Vivienda en la Oficina del Consumidor rosarina. Para el dirigente la suba que se da puede traer serias dificultades a muchos trabajadores. “Esto compromete la capacidad de pago, ya que hay gran incertidumbre en términos laborales para el año que viene”, advirtió con gravedad.

40 por ciento es el porcentaje de incremento de precios promedio en la economía y la cifra con que –según estimaciones de distintas consultoras privadas– cerrará la inflación este año en el país.

Ciudad de inquilinatos

El último Censo nacional ubicó a Rosario como tercera ciudad del país, detrás de Córdoba, pero continúa en el segundo lugar en un ranking poco celebrable: es la urbe detrás de Capital Federal con mayor porcentaje de familias que viven en viviendas alquiladas. Una de cada cinco familias que residen en la ciudad no es propietaria del techo bajo el cual vive, muy por encima de la media nacional, que ubica en esa situación al 16 por ciento de las familias del país. El dato lo dio hace tiempo el informe “El fenómeno de la inquilinización en la ciudad de Rosario”, del Centro de Estudios Igualdad Argentina.

Comentarios