Espectáculos

Debate necesario

Lopilato y Bublé, el machismo ya no pasa desapercibido en las redes

La actriz y el cantante están realizando transmisiones en vivo desde su casa; los fans de la argentina pusieron el foco en codazos, descalificaciones y enojos abriendo el debate a la naturalización de los micromachismos


El fin de semana, cientos de fans de Luisana Lopilato junto a varios influencers, comenzaron a mostrar en redes sociales videos en los que aseguran que su marido, Michael Bublé, ejerce violencia física y psicológica contra ella. Un codazo, una descalificación, un enojo. Las reacciones son una muestra cabal de que los micromachismos ya no pasan desapercibidos.

Todo empezó con un vivo, en el marco del confinamiento obligatorio para evitar el contagio del coronavirus. Bublé y Lopilato comenzaron a habitar las redes sociales a diario para “acompañar a sus fans”. Fue así que la intimidad de la pareja empezó a verse. No sólo lo que ellos quisieron mostrar sino también la forma en la que se relacionan entre sí. El sábado, en uno de esos vivos, Bublé le dio a Lopilato un violento codazo. Ese fue el video con el que comenzó todo, ella realizó un descargo, defendió al músico, pero sus fans buscaron otras señas de violencia y advirtieron que ella está naturalizando el maltrato.

Entre los videos que comenzaron a circular está el de otro de estos vivos en los que Lopilato intenta acomodarle el pelo a Bublé y él la esquiva con velocidad y sigue hablando como si nada hubiera pasado. Y otra de las transmisiones donde el cantante se muestra ofendido y molesto por que ella llega tarde. “Arrancá que ya voy”, dice ella en el fondo. Pero cuando finalmente entra en escena él la mira con enojo y ella explica: “Estaba cocinando”. “Estás muerta para mí”, lanza Bublé y también sigue hablando.

“¡Es increíble cómo son algunos seres humanos! Mientras que atravesamos esta pandemia, y vivimos momentos de encierro, angustia, miedo, soledad, incertidumbres de todo tipo, nosotros todos los días salimos con mi marido a hacer vivos para llevarles un poco de alegría, entretenimiento, añoranzas, y tenemos que soportar escuchar y ver lo que publican personas malintencionadas que salen a hablar cualquier cosa y sin conocer nada de nuestra familia”, respondió Lopilato, enojada.

Los usuarios de las redes le advirtieron que ella no estaba viendo con claridad lo que estaba pasando y retomaron algunas secuencias en las que, en el pasado, se los vió juntos: como cuando fueron invitados al living de Susana Giménez en 2011. En un momento, mientras hablaban de su reciente fiesta de casamiento, el canadiense, de la nada, le agarra con violencia del cuello e intenta hacerse el gracioso en vivo. Lo que advirtieron muchos fue la visible incomodidad de Lopilato.

#Luisianadatecuenta (por el eslogan feminista “Hermana date cuenta”) fue trending toppic y las redes se convirtieron en el escenario de análisis con perspectiva de género de imágenes, frases y videos de la pareja entre los que apareció una tapa de una revista en la que ella declara que: “A Mike le explico que una mamá no puede estar todo el día en tacos, si fuera por él, yo tendría que salir de la cama con stilettos puestos”.

Comentarios