Edición Impresa, Policiales

Disputa entre vecinos

Locura y muerte en Bella Vista Oeste

El caso es investigado por la Fiscalía de Homicidios Dolosos, con la colaboración de la PDI.


El Indio Ramos y el Chaque S. se conocían desde hacía tiempo. Vivían en Lima al 1900, uno del lado de los pares y el otro en la vereda de enfrente. Hasta tenían buena onda. Pero ayer por la mañana el Chaque, sacado luego de doce horas de excesos, apuñaló al Indio tras haber recibido una tunda por parte de su contrincante. El herido se desangró en su casa y el matador fue detenido in fraganti, con el arma homicida en la mano. Horas después también fue arrestado su hermano, señalado como partícipe del hecho. Ayer al mediodía, mientras el barrio estaba repleto de policías que buscaban datos sobre el asesinato, los vecinos contaban esta historia y se lamentaban por la locura y muerte en la que quedaron inmersos.

Según vecinos de barrio Bella Vista Oeste, el Indio era un pibe piola. Tenía una familia chica, de pocos integrantes, y se ganaba la vida como cartonero. El viernes por la tarde estaba contento. Había hecho unos mangos con un laburo extra y esperaba el domingo para comprarse ropa, un gusto que se podía dar muy de vez en cuando. “Se ve que contó que había hecho unos pesos y se metió en un quilombo”, contó un chico.

El Chaque S. arrancó la caravana del viernes bien temprano. Una señora que maneja un comercio de la zona aseguró que para las siete de la tarde “ya estaba en cualquiera”. Entre alcohol y pastillas se había puesto pesado y agresivo. Con su hermano se instaló en Pasco al 4400. Ahí tuvo el primer cruce con el Indio, durante la madrugada de ayer.

“El Chaque se quedó sin plata y se le puso denso para que le dé un billete. Fue hasta su casa a buscar una amoladora y le decía al Indio que se la comprara. Pero él no quería y se terminaron agarrando a palazos”, contó un testigo.

La primera pelea fue de a pares. Ramos y su primo contra el Chaque y su hermano. Se pegaron mucho; piñas y piedrazos. Los muchachos que estaban de caravana se llevaron la peor parte. Sus contrincantes se fueron a dormir.

Con las primeras luces del día, más o menos a las 7, los perdedores de la pelea volvieron a la carga. Primero fueron a buscar al primo del cartonero y luego fueron por el Indio. Lo hicieron salir de su casa y el Chaque lo apuñaló varias veces, contaron en el barrio.

José Luis “Indio” Ramos, de 24 años, se desangró en la vereda y su asesino –Gustavo “Chaque” S.– fue detenido minutos después por el Comando Radioeléctrico a metros de la escena del crimen, con un cuchillo en la mano. Todavía estaba fuera de sus cabales.  Cerca del mediodía arrestaron a su hermano, señalado por los vecinos como partícipe del hecho.

En Bella Vista los vecinos estaban sorprendidos. Algunos exigían que el homicida sea condenado y “se pudra en la cárcel”. Otros se lamentaban de que en el barrio ya no se puede vivir: “No nos podemos seguir matando entre nosotros por una locura nocturna. La vida tiene que tener otro valor y los pibes no la ven. Con una pastillita se transforman; da mucha tristeza, porque hoy perdimos a tres vecinos. Dos fueron a parar a la cárcel y otro a un cajón”.

El caso es investigado por la Fiscalía de Homicidios Dolosos, con la colaboración de la PDI.

Otro asesinato

Un muchacho de 19 años fue asesinado a puñaladas en medio de una gresca ocurrida ayer por la madrugada en la zona sudoeste. Voceros policiales identificaron a la víctima fatal como Ramón Sánchez, quien fue socorrido por una patrulla en Aborígenes Argentinos y Garzón (se presume que la pelea ocurrió en la esquina de la primera calle con Magallanes) y trasladado al Heca, donde falleció como consecuencia de un puntazo en el tórax y otro en la espalda. En tanto, otro joven que fue trasladado herido desde el mismo lugar, identificado como Juan P., quedó bajo arresto al presumirse que pudo haber sido el autor del crimen, que investiga la Fiscalía de Homicidios Dolosos con auxilio de la seccional 19ª y la PDI.

Comentarios