El Hincha, Fútbol

Europa

Locura total en Francia: hinchas se metieron en la cancha para agredir a un jugador

Los ultras del Niza invadieron el campo de juego para pelearse con los futbolistas del Olympique Marsella de Jorge Sampaoli, quien terminó sacado y peléandose con medio mundo. El partido, obviamente, fue suspendido. Papelón total


Papelón tremendo en la Ligue 1 de Francia, la que hace poco festejó la llegada de Lionel Messi al PSG: un grupo de ultras locales invadió el terreno de juego y atacó a los jugadores del equipo rival. Todo arrancó en el minuto 74, con el partido 1-0 a favor del Niza. Los locales ya habían estado tirando cosas durante todo el partido, pero en ese momento Payet, el 10 del Olympique Marsella que conduce Jorge Sampaoli, se pasó de rosca y devolvió uno de los proyectiles. Ahí la facción radical estalló, arrojó de todo de la tribuna y quisieron entrar a pelear.

Los agentes de seguridad no dieron abasto para contener a la multitud que saltaba de las tribunas y pasaba sobre los carteles de seguridad con la misión de agredir a Payet, quien para ese momento estaba siendo custodiado por sus propios compañeros mientras los jugadores del Niza intentaban calmar a la gente.

Por suerte la cosa no pasó a mayores y de a poco los ultras fueron regresando a sus lugares. Pero cuando parecía que todo se normalizaba, del otro lado de la cancha Sampaoli estaba desencajado. De no haber sido por la intervención de sus compañeros de cuerpo técnico y de algunos de sus dirigidos, como por ejemplo el propio Payet, de cuestionable actitud en el inicio de los incidentes, por más razón que tuviera, la cosa habría pasado a mayores. Unos micrófonos captaron el momento en el que el DT nacido en Casilda gritaba “hay que tomar decisiones”, mientras señalaba a un grupo de dirigentes, enfurecido por el maltrato que su equipo recibió por pare de la parcialidad local.

Obviamente, el partido se suspendió de manera momentánea, con el marcador 1 a 0 a favor del local. Con los jugadores en los vestuarios, uno de los delegados del Niza se acercó a la tribuna en donde están los ultras y pidió un micrófono que le fue concedido para dirigirse al público. Así, tomó la palabra y les explicó que debían mantener la compostura y dejar de lanzar objetos contundentes al terreno de juego si pretendían que el encuentro continuara.

Comentarios