Ciudad, Región

OTRO GOLPE AL BOLSILLO

Lo que viene: desde abril próximo la luz aumentará un 33%

El gobierno provincial realizó este viernes en el Centro Cívico de la Región 3 Nodo Santa Fe una audiencia pública para analizar el pedido de aumento tarifario que presentara la Empresa Provincial de la Energía (EPE).


La electricidad subirá, en promedio, un 35,5% durante 2018. Lo anunció ayer la secretaria de Estado de la Energía de la provincia, Verónica Geese, en la audiencia pública en la que analizó el pedido de incremento tarifario realizado por la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Al aumento del 15,8% –por resolución nacional–, que se aplica desde diciembre, se sumará otro 12,9%, a pedido de la EPE a partir de enero y una tercera suba, del 6,7%, en febrero, también por quita de subsidios de parte de la Nación, lo que impactará en el precio de la energía mayorista.

La suba de costos y el nuevo cuadro tarifario de la EPE fueron analizados ayer, en el Centro Cívico de la Región 3, en la ciudad de Recreo, en el marco de una audiencia pública que tuvo sólo seis oradores y a la que asistieron unas 40 personas. “Las audiencias públicas se hacen para informar y para que se entienda de dónde vienen todos los recursos que se consumen, lo cual es importante para saber cuidarlos”, explicó Geese. Los aumentos fueron criticados desde la oposición y desde la Defensoría del Pueblo.

Para los usuarios residenciales, el aumento promedio en 2018 alcanzará el 35,5%. En tanto, para industrias y empresas que adquieran energía en el mercado mayorista, la secretaria de Energía dejó algunas dudas: “No sabemos el impacto porque en esos casos compran directamente al sistema mayorista y el aumento dependerá de cada banda en la que estén comprando”. De todos modos, Geese consideró que esa suba “no debería estar por encima del 40%, ya que la quita de subsidios afectó mucho al sector industrial en la primera parte” del proceso de actualización de tarifas, en 2016.

Al aumento del 15,8% pedido inicialmente por la EPE se suman otras dos subas como consecuencia del traslado que hará la empresa a los usuarios del incremento del precio mayorista. La secretaria de Energía de la provincia aclaró durante la audiencia que “el objetivo del Ministerio de Energía de la Nación es que a fines de 2019 se pague lo que realmente cuesta producir la energía”. Será el final de la política nacional de subsidios.

Explicaciones de la EPE

El presidente del directorio de la EPE, Raúl Stival, explicó que “cuando solicitamos el 15,8% de aumento lo hicimos a partir de las tarifas vigentes en el mes de noviembre. Hay que recordar que la Nación nos provocó un aumento en la compra de energía del 36% a partir del 1º de diciembre y eso se tradujo en que nuestros usuarios estén pagando un 15,9% más en sus tarifas”.

“A partir de febrero el incremento nacional es del 23%, que se va a traducir en nuestra tarifa en un 6,7%. Tanto el gobernador Miguel Lifschitz, como la secretaria de Estado de la Energía, nos pidieron que ajustemos los números lo mejor posible para que distribuyamos el esfuerzo de los santafesinos. Si bien estamos pidiendo una actualización del 15,8% sobre la tarifa de noviembre, lo que se va a ver reflejado a partir del 1º de febrero va a ser un incremento del 12,9%”, agregó Stival.

Doce veces en dos años

El defensor del Pueblo de la provincia, Raúl Lamberto, participó de la audiencia y señaló: “Nos preocupa un nuevo aumento, por lo que debe hacerse un esfuerzo para minimizar el impacto en los usuarios”. Lamberto propuso diferir y fraccionar el aumento y que no rija desde febrero, que es el período de mayor consumo, sino más adelante.

Si bien el defensor del Pueblo le pidió al gobierno provincial atenuar los incrementos para cuidar el bolsillo de los usuarios santafesinos, también lanzó algunas críticas a la decisión del gobierno central de retirar gradualmente los subsidios a las tarifas: “Queremos aclarar que en dos años la energía mayorista aumentó 12 veces, por lo que el impacto es realmente grande”.

“Monólogo de funcionarios”

Para el diputado provincial del Frente Social y Popular Carlos del Frade, la audiencia pública en la que se discutió el aumento de la electricidad fue “un monólogo de funcionarios acríticos y sumisos”. Además, Del Frade pidió “que se suspendan los aumentos anunciados” y cuestionó el mecanismo y el lugar elegido para la audiencia: “Somos seis oradores con 5 minutos de límite, una vergüenza”.