Edición Impresa, Política

Emergencia hídrica

Lifschitz, sobre inundaciones: “Lo peor se verá más adelante”

El gobernador pintó un panorama sombrío sobre las secuelas que dejará el temporal en la provincia. Cuando baje el agua “la situación va a ser dramática para sectores productivos”, advirtió.


El gobernador Miguel Lifschitz afirmó ayer en Rafaela durante la visita del presidente Mauricio Macri que “el drama más importante de la provincia va a ser en la próximas semanas y meses” cuando baje el agua y permita ponderar con precisión las pérdidas productivas.

“Sabemos de antemano que la situación va a ser dramática para muchos sectores de la producción”, sostuvo Lifschitz.

Y continuó: “Más allá de los problemas de los evacuados, el drama más importante de la provincia se va a ver en el impacto que tenga en el sistema productivo (tamberos, economías regionales, soja y maíz). Necesitamos obras para mejorar y recuperar caminos rurales, rutas, puentes y desagües, y también hará falta mucho apoyo a la producción”.

El gobernador aclaró que la crisis hídrica no impactó tanto en las poblaciones como en el sector productivo, tanto en la lechería como en la producción agraria, atento a que el 80 por ciento de la cosecha de soja aún no se levantó.

Lifschitz se reunió el viernes con Macri en la Quinta de Olivos junto a los gobernadores de Entre Ríos, Corrientes y Chaco para analizar el impacto de las inundaciones.

En el encuentro, el mandatario santafesino reclamó medidas que fueron unificadas por la Región Centro durante una reunión previa en Rosario de los ministros de Producción, Agricultura y Asuntos Hídricos de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

Región Centro en emergencia

“El evento climático que azotó a la Región Centro en los últimos meses tiene un fortísimo impacto social y económico para las tres provincias. Estamos ante una situación devastadora, con gran parte de la cosecha gruesa sin levantar, localidades anegadas, miles de hectáreas bajo agua, rutas cortadas y caminos rurales intransitables”, evaluaron y elaboraron un petitorio donde se detallaron las demandas solicitadas al gobierno nacional.

Para paliar la crisis lechera, que está en un 50 por ciento de producción habitual, desde la Región Centro pidieron, entre otras cosas, subsidios para financiar la alimentación de los tambos.

“Ante las millonarias pérdidas de la producción sojera y lechera es importante establecer financiamiento  a largo plazo, para que el productor pueda pagar deudas y volver a producir en la próxima campaña gruesa”, fue otro de los reclamos, al que se sumó un “plan de financiamiento de tarifas eléctricas para la industria”.

Ante este panorama de emergencia hídrica, vial y económica, para la Región Centro “es importante frenar las importaciones de carne porcina y aviar”. También solicitaron “morigerar presión fiscal a productores en emergencia o desastre”.

Entre las peticiones al gobierno de Macri se anotaron un fondo para reconstrucción de caminos rurales, rutas e infraestructura vial urbana, además de obras hídricas.

Comentarios