Ciudad, Edición Impresa

Lo peor de la crisis ya pasó

Un informe de Fisfe da cuenta del impacto que tuvo la situación internacional en la industria santafesina durante 2009, aunque revela datos de la incipiente recuperación producida en el segundo semestre.

El nuevo modelo de General Motors hizo repuntar la producción automotriz.
El nuevo modelo de General Motors hizo repuntar la producción automotriz.

Un informe emitido por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) da cuenta de la gravedad que tuvo para la economía de nuestro territorio provincial el terremoto financiero mundial generado a fines de 2008. Sin embargo, el mismo trabajo, elaborado por el economista Gabriel Frontons, detalla los esbozos firmes de recuperación que se registraron en los diferentes rubros de la producción provincial a partir del segundo semestre del año que termina.

Según el informe, la industria manufacturera en Santa Fe sufrió como pocos la crisis internacional, especialmente en el período que va desde octubre de 2008 hasta el primer semestre de 2009. El perfil de fuerte especialización en elaboración de alimentos y en el sector de la industria metalmecánica, con su importante integración a los mercados globales, hicieron que la industria provincial enfrentara con peores consecuencias que otras el fenómeno explosivo en términos económicos de la crisis financiera internacional. El informe revela también la importante postergación que se produjo en los diferentes proyectos de inversión que estaban previstos para este año.

 Sector por sector

 Uno de los datos más significativos que arroja el trabajo es la contracción que tuvo el sector de las exportaciones industriales en base a soja, donde se registraron bajas cercanas al 40 por ciento con respecto al año anterior. Entre las razones se argumenta, además del contexto internacional, la fuerte sequía y el conflicto entre el gobierno y el campo.

En cuanto a la maquinaria agrícola, acumula siete períodos consecutivos de caída interanual, llegando a un máximo del 60,7 por ciento, aunque la comparación del tercer trimestre de este año con respecto al mismo período del año anterior reduce la baja al 20 por ciento.

La industria frigorífica de Santa Fe, según el informe, también presenta desde mediados de 2009 una leve recuperación en sus niveles de actividad.

El retroceso que sufrió la producción automotriz en la provincia fue notorio. En el lapso de los primeros once meses de 2009 registró un descenso con respecto al mismo período del año anterior del orden del 33 por ciento, contra el 19,4 por ciento que se registró en el orden nacional.  En la provincia se produjeron 72.185 unidades contra 107.669 del año anterior. No obstante, el lanzamiento del modelo Agile en la planta de General Motors a partir de septiembre de 2009 elevó la producción de la terminal radicada en Santa Fe y presentó un significativo incremento (de poco más de 6 mil unidades en septiembre pasó a 9.386 en noviembre).

Otro de los índices que incorpora el informe a su análisis es el de las registraciones de remolques y semiremolques pertenecientes a un grupo significativo de empresas fabricantes de Santa Fe. Ese rubro registró durante los primeros ocho meses del año una disminución del 46 por ciento respecto del mismo período de 2008

Durante los primeros nueve meses de 2009 el gas entregado a grandes usuarios industriales de Santa Fe descendió un 4,4 por ciento respecto de igual período del año anterior, igualando los niveles alcanzados en 2007. La industria siderúrgica provincial redujo su consumo un 55 por ciento.

 Números en el mundo

 El informe de la realidad económica provincial está precedido por datos a nivel internacional del shock financiero de 2008. El intercambio global en 2009 tuvo una contracción cercana al 10 por ciento, un hecho inédito en las últimas seis décadas. Se estima una caída global del producto bruto del orden del 1,4 por ciento. En los primeros meses del 2009 las comparaciones de la actividad con respecto al año anterior mostraban caídas superiores al 10 por ciento. El desempleo en Estados Unidos trepó al 10 por ciento y la utilización de la capacidad instalada está en un piso histórico del 67 por ciento, aunque a partir de julio registra pequeñas variaciones positivas. China fue la excepción: la producción fabril de 2009 será 10 por ciento superior a la de 2008. El crecimiento de las economías desarrolladas para el año 2010 fue estimado en el 1,3 por ciento, mientras que para las economías en desarrollo las proyecciones superan el 4 por ciento. 

 Números en la Argentina

 A octubre de 2009 la utilización de la capacidad instalada en el sector productivo está en los niveles pre-crisis (76,2 por ciento), detalla el informe de Fisfe. La producción de caucho y plástico, la industria automotriz y la metalmecánica presentan los mayores niveles de capacidad ociosa. En cuanto a los obreros ocupados el tercer trimestre de 2009 es el cuarto consecutivo en arrojar variaciones porcentuales negativas, aunque descendentes. La última fue -5,4 por ciento. Con respecto a las horas trabajadas las variaciones comenzaron a ser positivas a partir del segundo trimestre de este año. Si bien la actividad industrial cayó 8,5 por ciento comparando los diez primeros meses de cada año, desde febrero de 2009 se viene acortando la brecha con respecto a los niveles medios del año anterior.

Comentarios