Policiales

Alvear al 4900

Lo mataron de un puntazo en el cuello al cabo de una juntada a la madrugada

Martín Balbiani tenía 40 años y era conocido en el ambiente de la música hardcore local. En las primeras luces del día cayó desvanecido por una herida de arma blanca. Los vecinos hallaron el cuerpo a metros de Oroño y Gutiérrez. Investigan discusión fatal con un conocido de la víctima


Balbiani era apodado Jarcor, por el estilo musical derivado del punk.

Un hombre de 40 años fue asesinado de un puntazo en el cuello durante la madrugada de este sábado en inmediaciones de Oroño y Gutiérrez, en la zona sur. Los primeros datos de la investigación apuntan a que la víctima mantuvo una pelea con una persona que conocía en el marco de una juntada nocturna en una vivienda cercana a donde el cuerpo fue hallado a primera mañana.

Por la tarde la víctima fue identificada como Martín Osvaldo Balbiani, quien tenía 40 años y era conocido en el ambiente de la música pesada por el apodo de “Murder” o “el Jarcor”, por el estilo musical hardcore-punk. Era habitué de recitales, incluso trabajaba como personal de seguridad en fechas locales y bares, contaron personas que lo conocían. También recordaron que Balbiani supo cantar “hace muchos años” en una banda under llamada Murder (como uno de sus apodos), y en otro grupo llamado Utopos.

Según se supo a partir de investigadores y comentarios de allegados, la madrugada del sábado encontró a Balbiani en una juntada de amigos en una vivienda desvencijada de Alvear al 4900, a escasas seis cuadras de su domicilio del Fonavi de Lamadrid y Pasaje Súarez. La velada transcurrió sin inconvenientes hasta que al amanecer hubo una discusión y ruidos y golpes, según logró escuchar un vecino que luego contó esa circunstancia a los detectives.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A las 7 de la mañana, cuando los residentes de ese sector de Las Delicias comenzaban su jornada, se toparon con el cuerpo de un hombre en Gutiérrez al 2200, a metros de Oroño. La víctima estaba con el torso desnudo, y al lugar arribó personal policial y poco después de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que tomó entrevistas. Como no llevaba documentos, el hombre asesinado fue identificado recién pasado el mediodía.

Una herida profunda a la altura del cuello fue lo que provocó la muerte, la cual se calcula ocurrió a las 6, según examinó el médico de Policía. Balbiani además tenía varios puntazos superficiales en el tórax, aunque en la escena no se secuestraron armas blancas.

Un detalle que no pasó desapercibido es que la estela de sangre que dejó el cuerpo comenzaba desde la puerta de la vivienda de calle Alvear, a unos 70 metros, como si la víctima hubiera corrido herida hasta desvanecerse. La casa, sin embargo, se encontraba sin ocupantes, confió una fuente del caso. Los vecinos entrevistados confiaron que allí vive un mecánico que “no era conflictivo”.

En ese contexto, trascendió extraoficialmente que una persona apodada el Punki Facundo era buscada bajo sospecha de tener relación con el crimen. “Aparentemente el puntazo fue con una botella rota”, confió a este diario un allegado a Balbiani.

El esclarecimiento del caso está en manos de la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro. El relevamiento preliminar de la zona no arrojó presencia de cámaras que pudieran haber captado la agresión, por lo que los detectives se abocaron a la búsqueda de testimonios en pos de desentrañar qué ocurrió en la madrugada en la vivienda de Alvear al 4900.

Comentarios