Policiales

Más muerte, más dolor

“Lo mataron como a un perro y se fueron como si nada”, dijo la viuda del policía asesinado en el Hospital Provincial 

La esposa del subinspector Leoncio Bermúdez, asesinado este martes en el Hospital Provincial por un miembro del grupo comando que fue a liberar a un preso, expresó su temor de que su crimen "sea uno más. Era mi otra mitad, mi compañero, era excelente un padre", dijo para recordarlo


Sus compañeros de la Policía de Santa Fe, familiares y amigos dieron el último adiós al subinspector Leoncio Bermúdez. Foto: Juan José García.

La esposa del subinspector Leoncio Bermúdez, asesinado este martes en el Hospital Provincial por un miembro del grupo comando que fue a liberar a un preso, aseguró este miércoles que a su marido “lo mataron como a un perro” y expresó su temor de que su crimen “sea uno más”. La mujer dio estas declaraciones a través de un mensaje de texto este mediodía luego de que los restos del policía, de 42 años y padre de tres hijos, fueran inhumados en el cementerio El Salvador, de Ovidio Lagos al 1800.

De la ceremonia participaron bajo un clima de dolor decenas de familiares, amigos y vecinos de la víctima, como así también trabajadores del Provincial. El cortejo fúnebre fue acompañado por sus compañeros de la fuerza policial, que escoltaron haciendo honores el ingreso del féretro de los restos al cementerio.

Los restos de Leoncio Bermúdez fueron inhumados con honores en el cementerio El Salvador. Foto: Juan José García.

 

“Lo mataron y lo dejaron tirado. Uno de frente y por las dudas, otro más”, expresó Romina, de 37 años y  esposa del suboficial inspector Bermúdez al referirse a los balazos que recibió su marido en la puerta de acceso a la guardia del hospital Provincial donde cumplía funciones de custodia, en Zeballos al 400.

En medio de una gran conmoción, despiden y recuerdan al subinspector Leoncio Bermúdez

“Y ahora como siempre, él va a ser uno más”, añadió la viuda en un mensaje escrito que envió a un programa radial que se emite en Radio2-Rosario en el que se excusó de salir al aire debido a su estado de conmoción y dolor.

“No entiendo más nada. Lo mataron como a un perro y se fueron como si nada, es injusto todo”, señaló la mujer.

A su vez, consideró que “si hubiese sido al revés, si él le hubiese disparado al chorro, primero Leo estaría preso y si no hubiese salido de la garita de trabajo hubiese tenido un sumario por incumplimiento”.

Al confirmar que con el policía tenían dos hijas, de 12 y 4 años, y que la mayor estaba en la garita ubicada en el frente del hospital donde trabajaba su marido, Romina relató los momentos previos al asesinato de su pareja.

Compañeros de la Policía de Santa Fe, familiares y amigos dieron el último adiós a Leoncio Bermúdez. Foto: Juan José García.

 

Explicó que habían acordado que su esposo  buscaría a la niña a la salida de la actividad deportiva de Jiu Jitsu, y que la llevaría al trabajo hasta que ella la pasara a buscar cuando saliera de su trabajo, alrededor de las 22.15.

“Mi nena me manda una foto con él, contenta porque conoció el lugar donde tantas horas pasa su papá”, recordó Romina en el escrito.

“A las 22.30, me llamó y me dijo: «No sé qué pasó mamá, papá no volvió más»”, relató la mujer al referirse a un momento en el que, de acuerdo a la investigación, su esposo ya había sido asesinado.

Además manifestó con profunda tristeza, que se arrepiente de haber visto las imágenes donde quedó grabado el crimen de su marido. “Cometí el error de ver el vídeo que está circulando en todos lados y tengo terror que lo vea mi hija porque lo que me dejó a mí al ver ese video es otra sensación más que dolor”, dijo al respecto.

Y, añadió: “Él era mi otra mitad, mi compañero, era excelente un padre. No vas a encontrar una persona que hable mal de él”.

Dolor y emoción en la despedida del policía asesinado en el Hospital Provincial

Comentarios