Edición Impresa, Policiales

Lo matan de cuatro puntazos en la puerta de un colegio

La víctima falleció tras pelear con el padrastro de su hija, a la que ambos fueron a buscar a la escuela.

Un trabajador portuario de 62 años falleció ayer minutos antes del mediodía luego de protagonizar una pelea con el padrastro de su hija de 14 años, quien le asestó al menos tres puñaladas mortales en la zona del tórax, frente a las puertas del Colegio Secundario Nacional Nº 1, ubicado en Moreno al 500, de la localidad de San Lorenzo. El agresor, un albañil de 50 años, fue detenido a las pocas horas cuando transitaba a pie por las inmediaciones de la casa de Suipacha al 600 donde reside su actual pareja, en barrio Rivadavia de dicha ciudad. Los investigadores agregaron que los cruces entre estos dos hombres, de los cuales ninguno tenía antecedentes penales, eran constantes.

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió ayer alrededor de las 11.40 cuando la víctima fatal, identificada como Alberto Mallorca, de 62 años con domicilio en Rioja al 2600 de barrio Capitán Bermúdez, llegó al colegio Nacional Nº 1 para retirar a su hija de 14 años. En ese momento, Mallorca, quien no poseía antecedente delictivos y realizaba trabajos para la Cooperativa Portuaria de San Lorenzo, se encontró con el agresor que también esperaba a su hijastra a bordo de su Ford Ranger color verde oscuro cerca de la puerta del establecimiento, ubicado en Moreno al 500. Al advertir la presencia de la pareja de su ex esposa, el hombre se subió al vehículo y comenzó una acalorada discusión, la cual comenzó a subir de tono hasta transformarse en golpes de puños. En ese momento, el agresor decidió poner fin al altercado, extrajo desde una caja de herramientas una cuchilla de grandes dimensiones y le asestó al menos tres puntazos mortales junto con varios cortes en la zona del tórax que podrían superar la decena, indicaron las fuentes consultadas.

Tras la agresión, el albañil abrió la puerta de la camioneta y empujó a Mallorca, quien cayó al asfalto malherido y llamó a la hija de la víctima. La adolescente de 14 años presenció la pelea y vio a su padre tendido en la calle, pero igual acató la orden del hombre y se subió a la camioneta, ante la mirada atónita de sus compañeros del colegio. Una vez que la chica estuvo en el asiento del acompañante, el padrastro salió a toda velocidad por Moreno hacia el oeste, agregaron los voceros.

Cuando el personal del Samco local llegó al lugar del hecho diagnosticaron que el hombre ya había fallecido. “El cuerpo de Mallorca presenta más de una decena de heridas punzantes pero las que determinaron la muerte del hombre son tres: una asestada debajo de la tetilla, otra en la axila –ambas del lado izquierdo–, y la tercera inflingida en el medio del tórax. Sin embargo, hay que esperar la correspondiente necropsia para determinar cuales fueron los puntazos que ocasionaron la muerte”, prosiguieron los pesquisas.

De acuerdo con la investigación y en una situación que se da pocas veces donde todos los testigos del hecho aportaron datos sobre la fisonomía y las características del vehículo en el que huyó el homicida, los uniformados encontraron la Ford Ranger, dominio CJD-998, cuando transitaba por Suipacha al 500, la cual era conducida por Melina M., de 14 años. “La menor fue traslada hasta la comisaría 1ª junto a su madre para que brinde su versión de los hechos”, remarcaron las fuentes.

A su vez, personal de las Unidad Especiales pertenecientes a la Unidad Regional XVII, que dispusieron un operativo cerrojo en la vecina localidad, detuvieron al agresor, identificado como Remigio Guadalupe R., de 50 años, cuando vagaba a pie cerca por las inmediaciones de barrio Rivadavia, cerca de la casa de su actual pareja. Al momento de la aprensión, el imputado confesó su autoría y entregó la cuchilla, tipo carnicero, que fue utilizada para cometer el crimen.

El caso es investigado por el Juzgado de Instrucción en turno junto con la colaboración del personal de la Unidad Regional XVII del departamento San Lorenzo, por razones de jurisdicción.

Comentarios