Ciudad

Estafas con la necesidad

Lo imputaron por pedir dinero a cambio de trabajo y comida

El hombre, junto a un grupo de mujeres, le pedía a vecinos humildes 150 pesos para conseguirles un trabajo y un bolsón de comida. Se quedaban con la plata y las promesas no se cumplían

Especulaban con la necesidad y estafaban a vecinos desesperados.

Un hombre de 33 años fue imputado este jueves por estafas múltiples en calidad de autor. Los fiscales Rodrigo Santana –Unidad de Flagrancia– y Juliana González –Unidad de Investigación y Juicio– acusaron a Nicolás Flores por cuatro hechos de estafa ocurridos entre el 15 y el 21 de febrero últimos: Flores, junto a cuatro mujeres ya imputadas, solicitaba el pago de una suma aproximada de 150 pesos y fotocopia del DNI a cambio de un empleo remunerado, una garrafa social de gas y un bolsón de alimentos. El joven se presentó espontáneamente este martes en sede policialy quedó a disposición del procedimiento. Sobre él pesaba un pedido de detención desde el 21 de febrero. El juez José Luis Suárez se opuso a la calificación legal de asociación Ilícita que reclamó la Fiscalía pero aceptó la de estafas múltiples y le dictó prisión preventiva por 90 días. La defensa del imputado estuvo a cargo de Martín Riccardi.

El  23 de febrero de 2018 quedaron imputadas por el mismo hecho cuatro mujeres: Sandra Andrea G., Noelia P., Cintia M. y María Soledad P. Todas, por estafas múltiples.

Los fiscales lo adjudicaron cuatro hechos de estafa y formar parte de una asociación ilícita con finalidad de cometer defraudaciones, porque las imputadas solicitaban una suma de dinero a cambio de la promesa de beneficios sociales. Las mujeres fueron detenidas en los allanamientos ordenados por González y Santana y ejecutados durante la mañana del 22 de febrero en la zona de bulevar Seguí al 5800, Juan B. Justo al 3300, Génova al 8100 y Biselli al 5900.

El juez Nuñez Cartelle aceptó la calificación respecto de la estafa rechazando la de asociación ilícita que solicitó Fiscalía. Le otorgó la libertad a las imputadas, pero con la orden de firmar quincenalmente en la oficina de Gestión Judicial. Las detenidas no contaban hasta entonces con antecedentes.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios