Policiales

Tentativa de femicidio

Lo imputaron por apuñalar en el pecho a su ex pareja

El ataque ocurrió el viernes pasado en la localidad santafesina de Barrancas. El agresor tiene 40 años y siete hijos con la víctima


Marcelo Nessier, uno de los fiscales intervinientes.

Un hombre de 40 años fue imputado este domingo por intentar matar a su ex pareja en la localidad santafesina de Barrancas, en el departamento de San Jerónimo. La Fiscalía informó que el acusado, cuyas iniciales son A. J. M., fue imputado en los tribunales de Santa Fe por el delito de tentativa de femicidio. La acusación estuvo a cargo del fiscal Alejandro Benítez, en reemplazo de Marcelo Nessier, quien lleva adelante la investigación pero no pudo concurrir a la audiencia.

Fuentes del caso indicaron que el hombre investigado fue imputado como autor de los delitos de tentativa de homicidio calificado (por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género) e incumplimiento de mandatos judiciales. Ambos delitos fueron atribuidos en concurso real entre sí y en el marco de la ley de violencia de género.

“La tentativa de femicidio fue cometida alrededor de las 16 del último viernes en una vivienda ubicada en calle Paganini sin número de la localidad de Barrancas”, precisó el fiscal. “El imputado intentó dar muerte de forma intencional y mediante el empleo de un arma blanca a la mujer que fue su pareja y con la que tiene siete hijos en común”, agregó.

Según el relato de la imputación, el acusado atacó a la su ex pareja con una cuchilla de 25 centímetros y la apuñaló en el pecho. La mujer fue llevada al Samco de Barrancas y a raíz de la gravedad de la herida más tarde fue trasladada de urgencia al hospital José María Cullen de la capital provincial.

Según la acusación, “luego de apuñalar a la mujer, el hombre escapó del lugar y se llevó entre sus prendas el arma blanca que utilizó en el ataque”, continuó el fiscal quien concluyó que “finalmente fue aprehendido por personal policial en inmediaciones de un campo cercano al lugar”.

Para la Fiscalía “el accionar delictivo del hombre se desarrolló en un contexto de violencia de género, en el que el imputado impuso su superioridad física sobre la víctima”. En tal sentido, señaló que “tenían una relación violenta, ceñida por los celos y recriminaciones sin sentido, que atentan contra la libertad, la dignidad, la integridad física y psicológica de la mujer su pareja”.

En relación al delito de incumplimiento de mandatos judiciales, el fiscal explicó que “se le atribuyó esta calificación penal a raíz de que se le había impuesto judicialmente la exclusión del hogar que compartía con su expareja. También se había ordenado una medida de distancia que le impedía al hombre acercarse a 300 metros de la víctima”.

Comentarios