Policiales

Violencia intrafamiliar

Lo condenaron a 11 de prisión por abusar de su hijastra por más de un década en Santa Fe

El hombre de 55 años fue penado en el marco de un juicio abreviado donde reconoció su responsabilidad en las reiteradas agresiones sexuales que sufrió la víctima, las cuales se perpetuaron desde 2009 hasta principios de este año


Un hombre de 55 años fue condenado este miércoles a 11 años de prisión por “abuso sexual con acceso carnal y promoción a la corrupción de menores” en perjuicio de la hija de quien era su pareja en la ciudad de Santa Fe. Los ataques sexuales se perpetraron por más de una década desde 2009 hasta principios de este año y el agresor explotó la dependencia económica de las víctimas para intentar que sus delitos quedaran impunes.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe informaron que el juez Luis Octavio Silva dictó la pena en el marco de un juicio abreviado en el cual al atacante, identificado sólo por sus iniciales RAF, admitió su responsabilidad en los reiterados ataques, que fueron agravados por la guarda y la convivencia.

La fiscal del caso fue Alejandra Del Río Ayala y este miércoles informó que las agresiones fueron perpetradas en diferentes domicilios de la ciudad de Santa Fe, de los cuales pudieron identificar tres y en los que el imputado “abusó de la hija de la mujer que era su pareja. Lo hizo de manera continua y sistemática entre 2009 y principios de este año”.

Del Río Ayala dijo que “el condenado agredió sexualmente a la víctima desde que ella tenía una corta edad” y remarcó que “los abusos ocurrieron en reiteradas oportunidades y tuvieron entidad suficiente para interferir de forma negativa en el libre y progresivo desarrollo sexual de la niña”.

Para la fiscal, “el hombre se aprovechó de la situación de vulnerabilidad de la menor, que tiene una discapacidad y reconocía en él una figura paterna”.

En tal sentido, la funcionaria aclaró que “no brindamos el nombre y el apellido del condenado para preservar la identidad de la víctima, dado que comparten el apellido”.

Si bien la madre de la víctima realizó la denuncia en 2015, al año siguiente “instó a su hija a que mintiera para que el hombre conservara su libertad”, ya que ambas dependían económicamente de él, detalló la funcionaria del MPA  que estuvo desde un primer momento en la investigación del caso.

“Advertimos que la retractación de la víctima se enmarcó en el contexto que atravesaba, por eso es que seguimos con la investigación y logramos reunir los elementos necesarios para que se imponga la condena”, completó Del Río Ayala, quien remarcó que “la defensa del ahora condenado prestó su conformidad con los hechos atribuidos, las sanciones impuestas y el procedimiento abreviado escogido”.

 

 

Comentarios