Edición Impresa, Policiales, Últimas

Lo asesinan al entrar camioneta a su vivienda

La víctima quiso evitar que ingresaran a su casa en el barrio La República.


Un hombre de 57 años fue asesinado de un tiro cuando caía la noche de ayer en el barrio La República, mientras ingresaba en su camioneta a la cochera de su casa, dijeron fuentes policiales. Según esta versión, la víctima entraba su vehículo de culata cuando observó que dos hombres armados se metían en el garaje, según comenzaron a reconstruir anoche los investigadores. La Policía sostiene que fue en esas circunstancias que uno de los asaltantes le disparó desde muy cerca: el plomo atravesó el parabrisas y al darle en el corazón le causó la muerte en el acto. Anoche vecinos del barrio denunciaban robos constantes y pedían mayor seguridad, mientras el juez a cargo del caso y los jefes de la Unidad Regional II inspeccionaban el lugar.

Voceros del caso indicaron que el homicidio ocurrió en una vivienda ubicada en Marcos Paz 4787, a unos pocos metros de la esquina Carriego, en un barrio de casas bajas que se llama La República.

Allí, Norberto Paladini, un portuario de 57 años, ingresaba su camioneta Ford alrededor de las 20 de ayer y lo hacía como siempre: de culata, a partir del escaso espacio de maniobra en el garaje, dijo una fuente de la pesquisa.

La maniobra, añadieron las fuentes, la realizaba ante la atenta mirada de su esposa, que estaba parada en la puerta del comedor que da al garaje. “Se ve que cuando ya había terminado de entrar y todavía tenía el motor encendido vio la jugada de los choros”, intentó reconstruir la mecánica del hecho un investigador.

Según esta versión, en su pretensión de obstaculizar el ingreso de los asaltantes puso primera y comenzó a mover la camioneta. “Un ladrón parado justo enfrente de él le disparó desde muy cerca. La bala atravesó el parabrisas y le partió el corazón: murió en el acto”, describió esta fuente.

Portavoces del expediente indicaron que se presume que los asaltantes eran dos y que existe una versión que hasta anoche no había sido judicializada que indica que huyeron en moto tras el asesinato.

“En el lugar no se encontraron vainas servidas, por lo que presumimos que el disparo fue hecho con un revólver, aunque aún es prematuro estimar el calibre hasta que no esté el resultado de la autopsia”, añadió este portavoz de la investigación.

Otra fuente policial indicó que la víctima vivía allí sólo con su mujer, ya que sus tres hijas están casadas. “Pobre la viuda: ella observó toda la escena”, añadió este detective.

Al lugar llegaron el juez de Instrucción Alejandro Negroni, además de los jefes de la Policía local: Walter Miranda y Hernán Brest. El caso es investigado por el magistrado mencionado, quien cuenta con la colaboración del personal de la seccional 6ª y la sección Homicidios.

El reclamo de los vecinos se hacía escuchar anoche: se quejaron de la escasa presencia policial y afirmaron que los arrebatos son una constante.

Comentarios