Ciudad

Recorte a las ventas

Llenar la mochila para empezar las clases cuesta un 40% más

Es la variación de precios de los útiles que registraron los comercios de la ciudad durante el último año. Además, registran un 30 por ciento menos de ventas. "Estamos con la soga al cuello", precisó Miguel Rucco de la Asociación Comerciantes del Centro Comercial a Cielo Abierto


La canasta básica de útiles escolares aumentó más de un 40 por ciento en un año. Además de los elementos básicos para ir al colegio, se suma la indumentaria y el calzado, y para eso, se necesita alrededor de 4 mil pesos. Miguel Rucco, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Comercial a Cielo Abierto, dijo a El Ciudadano que en los últimos tres años los útiles subieron de precio más de un 200 por ciento. “Necesitamos vender para seguir sosteniendo estructuras. Los comerciantes no pueden ni pagar indemnizaciones”, lamentó.

En baja

El aumento de los útiles escolares se da en paralelo con la caída de las ventas. “Los comerciantes tienen más gastos fijos y registran menos ventas. Calculamos que bajaron un 32 por ciento”, aseguró. “La gente camina mucho, compara precios y compra las segundas marcas. Se tiene que cuidar el bolsillo por la pérdida de poder adquisitivo. Lo que pasa en calle San Luis es un termómetro de lo que pasa”, advirtió Rucco.

Lo básico y lo premium

Según Rucco existe una canasta básica escolar. Trae alrededor de 40 artículos, entre ellos, lápices, carpetas, cuadernos, cartuchera, biromes, regla, goma, set de geometría y repuestos de hojas. También hay del segmento Premium. Esos fueron los que más sufrieron la caída en la demanda por efecto sustitución con segundas y hasta terceras marcas.

“En las listas de pedidos algunos colegios piden marcas específicas. No es el caso de la mayoría de los clientes. La gente se lleva lo que le da el bolsillo”, explicó el comerciante.
Para peor Rucco contó que en algunos negocios textiles se sumaron a la venta de mochilas. “Ahora se divide la torta porque el negocio de al lado también las vende. La gente pierde un día recorriendo para comprar una”, aseguró el comerciante.

“La venta viene en baja. Tratamos de no achicar personal. Los comerciantes no pueden ni pagar indemnizaciones. Estamos como rehenes para sostener una estructura. Los alquileres y los impuestos son cada vez más altos. Los comerciantes estamos con la soga al cuello. Y salir derecho es un triunfo”, dijo el presidente de los Centros Comerciales a Cielo Abierto.

Equivalencias

Un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), que incluye a Rosario, arrojó similares referencias que Rucco. Según la Undav, con un salario mínimo, vital y móvil se pueden adquirir hasta 3,77 canastas escolares del tipo segmento medio. En febrero de 2018 podían comprarse 4,50. El índice se basó en los 11.300 pesos del salario mínimo, vital y móvil, según figuraba en diciembre. En marzo se ajustará a 11.900 pesos.

Si la familia solo tiene la Asignación Universal por Hijo (AUH) se puede adquirir menos de una canasta. Con el subsidio que otorga el Estado Nacional a los estudiantes de secundarios y universitarios llamado Progresar se puede comprar 0,42 canastas. En 2018 podían adquirirse 0,59.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios