Edición Impresa, Política

Pasados por agua

Llega ayuda nacional para productores afectados por lluvias

El gobierno tomó nota de los reclamos de Lifschitz y enviará $41 millones para paliar efectos de las inundaciones. El anuncio fue realizado en Oliveros, donde estuvieron el gobernador y el ministro Buryaile.


A 20 días del inicio de las lluvias, el gobierno nacional empezó a tomar medidas concretas: ayer el ministro de Agroindustria de la Nación Ricardo Buryaile anunció un fondo de 41 millones de pesos para subsidiar a los productores afectados en la provincia, y el ministro de Defensa Julio Martínez se comprometió, en nombre del gobierno nacional, a realizar las obras de infraestructura que hagan falta para enfrentar fenómenos climáticos como los que atraviesa en estos días el Litoral argentino.

Ayer, en el Inta de Oliveros, Buryaile junto al gobernador Miguel Lifschitz y al ministro de Producción de la provincia, Luis Contigiani, anunció la creación de un fondo de emergencia de 41 millones de pesos para subsidiar a productores afectados, no sólo en el sector lechero –el más castigado– sino para todos los rubros productivos de la provincia.

Además, se lanzará para el sector lácteo una línea de créditos por 300 millones de pesos con tasa del 19 por ciento. El interés total será del 29 por ciento pero la Nación y la provincia financiarán el 5 por ciento cada una, con tres meses de gracia. Además, por la leche de abril y mayo se abonará un subsidio de 50 centavos por litro hasta los 3.000 litros. El gobierno nacional pondrá 40 centavos y la provincia los otros 10. Y a las industrias del sector lechero se les financiará el aumento de la energía: las próximas tres boletas las podrán pagar hasta en 12 cuotas sin interés.

Vuelo sobre el agua

Mientras Lifschitz y Buryaile hacían los anuncios para los tamberos, el ministro de Defensa Julio Martínez sobrevolaba las zonas afectadas en el norte santafesino junto al secretario de Protección Civil de la provincia Marcos Escajadillo. El funcionario nacional sobrevoló las localidades afectadas desde Intiyaco hasta Los Amores.

Después de los reclamos públicos lanzados por el gobernador Lifschitz, la Nación empezó a tomar nota de las necesidades más urgentes de la provincia. El secretario de Coordinación del Ministerio de Gobierno de Santa Fe, Sergio Rojas, le pidió a Martínez “apoyo del Ejército para dar continuidad a las acciones que venimos llevando adelante por parte del gobierno provincial en la asistencia a las localidades que se encuentran aisladas producto de la intransitabilidad de las rutas y los caminos afectados”.

Tras la recorrida, el ministro Martínez aterrizó en Santo Tomé donde dio una conferencia de prensa con la intendenta Daniela Questa y su par santafesino José Corral. Allí, el titular de la cartera de Defensa comentó que llegaba con instrucciones del presidente Mauricio Macri para “saludar a los evacuados”.

Además del saludo, Martínez hizo anuncios: “El presidente de la Nación está muy preocupado y ocupado por esta situación; nos ha pedido que nos involucremos, que tomemos contacto con los gobiernos locales y provinciales para encontrar soluciones en conjunto. Tenemos instrucciones precisas del presidente de trabajar en equipo para solucionar esto y está tomada la decisión de hacer las obras de infraestructura que hagan falta y que sean necesarias para paliar o disminuir los efectos de estos fenómenos climáticos”.

Legisladores al tanto

Los legisladores provinciales también se involucraron en el tema. El martes a la noche, referentes de todos los sectores políticos se reunieron con el gobernador Lifschitz para interiorizarse de la situación e intercambiar propuestas. Fue la primera movida política de Lifschitz luego de haber decretado, el lunes, la emergencia hídrica en 18 de los 19 departamentos de la provincia. Mañana el mandatario encabezará un encuentro similar, pero con los legisladores nacionales que representan a la provincia.

En esa reunión, el ministro Contigiani explicó: “Estamos viviendo una situación que en algunos sectores podemos calificar de devastadora y en otros de muy crítica pero, en todos los casos, es una situación extraordinaria que va a ameritar soluciones extraordinarias. El impacto en el corto y mediano plazo para el sistema productivo santafesino va a ser muy significativo. Los esfuerzos están puestos en que esto no se traslade a los sectores más débiles: a los pequeños productores”.

Piden reunión con Macri

Luego de hablar con sus pares de la Región Centro, el gobernador Miguel Lifschitz pidió una audiencia al presidente Mauricio Macri para plantearle la dramática situación que atraviesan las economías de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

El mandatario santafesino habló con el gobernador cordobés Juan Schiaretti y el entrerriano Gustavo Bordet. Lifschitz hizo el pedido y la respuesta llegó anteanoche de parte del jefe de Gabinete Marcos Peña, quien quedó en confirmarle cuándo los atenderá Macri.

La idea de los gobernadores es que desde la Nación habiliten una línea de créditos blandos con un año de gracia para todos los productores agropecuarios afectados.

Además le pedirán al presidente una mayor flexibilidad en la reducción de los subsidios de la energía eléctrica.

Comentarios