Política, Región

estado y empresas

Línea directa con embajada de Austria para revertir decisión de Agrana Fuit

La vertiginosa semana que vivieron los trabajadores de la planta procesadora de frutas del emporio del rubro Agrana Fruit, en Coronda, podrá sumar un nuevo episodio este lunes, ya que el Ministerio de la Producción de Santa Fe prevé reunirse con la propia embajadora de Austria, país donde está asentada la casa matriz de la firma que quiere trasladar la producción a Corrientes.


La vertiginosa semana que vivieron los trabajadores de la planta procesadora de frutas del emporio del rubro Agrana Fruit, en Coronda, podrá sumar un nuevo episodio este lunes, ya que el Ministerio de la Producción de Santa Fe prevé reunirse con la propia embajadora de Austria, país donde está asentada la casa matriz de la firma que quiere trasladar la producción a Corrientes.

“Solicitamos la audiencia este viernes y nos la concedieron de inmediato, para el lunes”, refirió el ministro de la Producción de la provincia, Luis Contigiani. En comunicación con El Ciudadano, el funcionario expresó su sorpresa por el interés que demostró la embajadora austríaca, Karin Proidl, por las consecuencias sociales de la decisión corporativa. “Nos dijo que se iba a interiorizar sobre el tema y de inmediato aceptó recibirnos”, continuó.

Contigiani explicó que la reunión con la diplomática busca que la embajada interceda para entablar un diálogo directo con las máximas autoridades de Agrana Fruit, un jugador de primer nivel global en el rubro. Es que las negociaciones locales para revertir la decisión de la firma están cerca de un punto muerto porque los interlocutores no tienen poder de decisión. “Queremos que la empresa amplía su espectro de análisis”, señaló el ministro. El emporio austríaco no argumenta problemas económicos para cerrar la planta de Coronda, o reducirla a su mínima expresión conservando sólo la etapa de almacenamiento y cadena de frío de la materia prima. Se trata de una estrategia de concentración de mercado basada en decisiones de la casa matriz que no contemplan ni el contexto social ni las consecuencias regionales. Son 53 empleos directos, y otro tanto indirecto, que se perderían, cuantificó Contigiani, que impactan sensiblemente en una comuna como Coronda, de apenas 20 mil habitantes.

Contigiani se reunió también ayer con los empleados de Agrana Fruit junto con la diputada provincial de la UCR Verónica Tejeda, oriunda de Coronda. “No sabemos quiénes son los dueños”, dijo la legisladora en diálogo con LT10.

Agrana cerró las persianas el lunes por orden de la casa central y durante la audiencia llevada a cabo en el Ministerio de Trabajo provincial, los representantes locales de la firma se limitaron a ratificar la decisión de trasladar la producción a Corrientes. En la ciudad de Bella Vista, Agrana compró la planta de su competidora Main Process. Allí planean procesar la frutilla, aunque mantendrían en Coronda la etapa de depósito y enfriado. Pero para ello no necesitan sino unos pocos empleados, incluso temporarios.

El jueves, al cabo de la audiencia en la cartera laboral, se pactó que mientras dure el análisis del procedicimiento de crisis presentado por la empresa, los trabajadores tendrán continuidad laboral y cobrarán sueldos.

Contigiani enfatizó la necesidad de que los gobiernos tengan una presencia activa en defensa del bien colectivo ante este tipo de decisiones empresarias que sólo atienden a sus planillas de costos y ganancias y a estrategias globales para las cuales la geografía argentina es sólo parte de sus bases de operaciones. El ministro reprochó, en ese sentido, la actitud del gobierno nacional de no interceder ante las políticas de las corporaciones que perjudican la producción y el tejido social del país de donde extraen ganancias.

Comentarios